Despliega el menú
SD Huesca

sd huesca

Nwakali, protagonista involuntario de una estafa en las redes sociales

A través de cuentas falsas en Twitter y Facebook, se prometía en nombre del jugador de la SD Huesca una donación destinada a personas que necesitasen ayuda para sobrellevar el aislamiento.

Kelechi Nwakali, durante un entrenamiento con la SD Huesca.
Kelechi Nwakali, durante un entrenamiento con la SD Huesca.
SD Huesca

La picaresca tiende a aflorar en periodos de dificultad como el actual y allá donde la necesidad es mayor aún con más fuerza. El jugador nigeriano de la SD Huesca  Kelechi Nwakali se ha visto involucrado de forma ajena a su persona en un intento de estafa a través de las redes sociales que se aprovecha de la popularidad en su país del Balón de Oro del Mundial sub 17 de 2015.

El pasado 2 de abril en Facebook, red social en la que el atacante oficialmente no tiene abierta ninguna cuenta, apareció un mensaje en el que supuestamente anunciaba una donación de cuatro millones de nairas, moneda oficial nigeriana que al cambio actual suponen unos 9.500 euros, para ayudar a la gente que peor lo estuviese pasando durante el confinamiento, medida que también ha sido decretada a causa del coronavirus en Nigeria. A cambio, había que enviar un mensaje privado a la cuenta de Twitter @KelechiNwakali indicando los datos personales y las causas por las que se solicitaban el donativo para que el supuesto Nwakali lo valorase.

Las respuestas no tardaron en llegar y no son pocos los mensajes de personas que se pueden encontrar en las dos redes sociales indicando incluso su número de cuenta bancaria. Solo en Twitter, el anuncio original cuenta con más de 200 comentarios. A él han ido siguiendo en los últimos días más. El 3 de abril se especificó que la donación sería de 118 euros por agraciado y el 5 de abril se anunció que los 500 primeros que difundieran el mensaje y facilitasen sus datos bancarios recibirían 11,8 euros.

Finalmente con las respuestas de gente bienintencionada también han ido llegando la de los que se han visto estafados alertando del peligro y especificando el modus operandi. Para que el supuesto Nwakali donase 118 euros a cada beneficiado, éstos debían primero entregarle 2,3 euros. Así se refleja, por ejemplo, en la conversación privada que en su mensaje de denuncia desvela uno de los perjudicados, que había especificado que necesitaba el dinero para un par de botas y que advierte de que una vez que realizó la transferencia fue bloqueado siéndole ya imposible volver a contactar.

Para denunciar estos hechos, la SD Huesca se ha puesto en contacto con La Liga con la intención de que solicite el bloqueo de las cuentas falsas. Además, el jugador ha alertado a través de Instagram, la red social que acostumbra a emplear con asiduidad y en la que tiene 198.000 seguidores, de que todo es falso.

En las cuentas de Facebook y Twitter empleadas se muestran a modo de identificación dos imágenes muy similares del jugador en un aparcamiento. Mientras que la primera lleva publicando mensajes de forma regular desde 2015 y cuenta con 10.434 seguidores, la segunda fue abierta en marzo de 2019, aunque no había registrado movimiento hasta el 3 de abril. De hecho, en su descripción sigue figurando como jugador del Arsenal, club desde el que se incorporó a la SD Huesca en el pasado mercado de verano.

El centrocampista, de 21 años y que firmó por tres temporadas, todavía no ha vestido la camiseta azulgrana. Durante la primera vuelta, problemas burocráticos y su participación con Nigeria sub 23 en la clasificación para los Juegos Olímpicos retrasaron su incorporación a la disciplina de Míchel Sánchez, que no se produjo hasta febrero. Desde entonces y hasta el parón obligado por el actual estado de alarma venía entrenando con normalidad junto a sus compañeros mostrando un gran desempeño con su pierna derecha y una buena conducción de balón. 

La suplantación de identidades o la invención de las mismas para realizar estafas a través de Internet resulta una actividad recurrente en Nigeria. De hecho, a este tipo de timos, sobre los que acostumbran a alertar la Policía Nacional y la Guardia Civil, son conocidos como Estafa Nigeriana. A los que se dedican a ello en el país africano se les denomina como ‘Yahoo Boys’ y aunque existen diversas variantes los objetivos finales suelen ser obtener el número de cuenta de la víctima así como pequeñas cantidades de la misma. 

Etiquetas
Comentarios