Despliega el menú
SD Huesca

sd huesca

Rafa Mir: “No creo que hubiese problemas para acordar con el club la reducción de salarios”

El delantero de la SD Huesca considera que la situación "es extraordinaria" y asegura que en la relación con la directiva existe "armonia".

Rafa Mir, desde su casa, respondió a las preguntas de periodistas y aficionados.
Rafa Mir, desde su casa, respondió a las preguntas de periodistas y aficionados.
SD Huesca

La prudencia respecto a las medidas de índole económico a tomar si la actual situación de parón competitivo se prolonga sigue siendo el vector que guía la postura de la SD Huesca, que por el momento no tiene previsto realizar acciones como los ERTE y que tampoco ha planteado a la plantilla escenarios como el de la reducción de salarios. Aún así, sí que se ha mostrado dispuesta a acatar decisiones colegiadas entre los clubes miembros de la LFP, algo que en los últimos días se está tratando tanto en el seno de la propia patronal como en las conversaciones con el sindicato de jugadores, la AFE. A este respecto, Rafa Mir considera que tanto él como sus compañeros en el vestuario azulgrana estarían dispuestos a sufrir una merma en sus emolumentos. “Es una situación extraordinaria, tendríamos que llegar a un acuerdo con el club, pero no creo que hubiese problema porque tenemos buena armonía con los dirigentes”, valora.

Las declaraciones del ariete murciano llegaron a través de un vídeo difundido por el Huesca en el que respondió a las preguntas enviadas con antelación por periodistas y aficionados dentro de un formato iniciado la semana pasada por Mikel Rico con el que se persigue mantener el contacto con los jugadores aún a pesar del confinamiento. En sus declaraciones, el jugador repasó parte de la situación actual y dio también a conocer aspectos más personales.

Junto a la aplicación de ERTE o la reducción de salario, en los inicios de la actual semana también se ha tratado la reanudación o no de la competición, cuándo y en qué condiciones. Mir se muestra partidario de que se volverá a jugar y en cuanto a si será con las gradas vacías cree que dada la excepcionalidad de las circunstancias “habría que aceptarlo”, aunque “el fútbol es lo que es gracias a los aficionados”. A este respecto, no recuerda haber participado antes en una cita oficial a puerta cerrada  y apunta a que lo más parecido que ha vivido ha sido “algún amistoso contra equipos nórdicos de pretemporada”.

En cuanto a lo puramente competitivo, aspectos como la situación clasificatoria no es algo que ahora mismo tenga entre sus primeros pensamientos. “Ahora el punto número uno debe ser la salud”, señala, así que será cuando se recupere la normalidad cuando piense en el ascenso algo que celebrará “dando volteretas hasta mañana”. Sobre si le gustaría marcar el gol definitivo que devolviese al Huesca a la élite reconoce que sí, pero que tampoco le importaría que lo consiguiese otro compañero porque lo importante “es conseguirlo”.

Mir llegó en el mercado de invierno a El Alcoraz cedido desde el Wolverhampton por temporada y media atraido por “un proyecto bien definido” y por un equipo que “juega muy bien al fútbol con grandes jugadores”. Desde su debut ha marcado dos goles. Sin embargo, en las jornadas previas al parón había perdido protagonismo en favor de Okazaki. Al japones lo define como “un gran futbolista” y encuentra diferencias en la forma de jugar de cada uno. “Él es más pequeño y recibe más al pie, mientras que yo soy más grande y me gusta el espacio”, analizó sin querer entrar en si son compatibles o no, “eso es parcela del entrenador”.

Con la camiseta azulgrana ha actuado tanto en punta, solo o acompañado, como en la banda. “Me defino como atacante, más de la mitad de mi carrera he jugado de extremo, me siento cómodo jugando y ayudando a mis compañeros en las posiciones de ataque, ya sea como delantero, extremo o segundo delantero”, manifiesta.

Entrando en terrenos más personales, Mir explicó que las decisiones las toma apoyándose en su familia, sus amigos y, especialmente, su padre. “Me aguanta día a día y me desahogo con él”, reconoce. Guarda especial recuerdo de dos goles, el primero con el Valencia en el Torneo Taronja y el primero con la selección española sub 21. Sus futbolistas de referencia son Mario Gómez, Cristiano, Messi y Dani Güiza, “en su etapa en el Mallorca”.

Para conservar inamovible su peinado emplea gomina, su serie favorita es Peaky Blinders, si le dan a elegir entre Élite o la Casa de Papel elige la segunda y en el vestuario con los que mejor se lleva son Eugeni, al que ya conocía de su paso por la cantera del Valencia, y Cristo.

Etiquetas
Comentarios