Despliega el menú
SD Huesca

sd huesca

Gol al coronavirus: la SD Huesca tendrá a tiempo las nuevas equipaciones

El material se fabrica en China y el club oscense garantiza el suministro con independencia de las fechas del final del curso e inicio del siguiente.

Directivos y empleados de la tienda y las oficinas, en una imagen de archivo.
Directivos y empleados de la tienda y las oficinas, en una imagen de archivo.
SD Huesca

La crisis del coronavirus ha parado la rutina habitual de la SD Huesca y, también, la actividad en la sede del club y la tienda, cerrados mientras perdure el estado de alarma. Esta última funciona desde hace dos años en la avenida Pirineos como una forma de estar más cerca de la ciudad y los aficionados y se ha consolidado como una de las patas económicas y estratégicas de la entidad. Frente a la pandemia, teletrabajo y ventas online al tiempo que se planifica ya el material de la próxima temporada, de fechas aún inciertas, y unas equipaciones que se están preparando en China, foco del Covid-19.

De momento, la venta por internet sigue en marcha y funcionando a un alto ritmo. El club entiende que se trata de un tiempo en el que priman las necesidades básicas; con todo, se han incrementado los pedidos a través de la plataforma disponible en la web oficial (www.sdhuesca.es) y los portes son gratuitos para compras superiores a los 20 euros. En un periodo de zozobra, la SD Huesca trabaja en la colección de equipaciones del curso 2020-21 y trata de acelerar los procesos de su confección en la medida de lo posible.

Agus Pueyo, consejero del club azulgrana, explica que se está muy pendiente de las fechas tanto de la conclusión de la presente liga como del arranque de la siguiente para “anticiparnos a esa posibilidad y no solapar las dos temporadas”. En ese sentido, ya se tienen a punto unos diseños que van a “gustar y sorprender” y un primer pedido de 3.500 unidades de las tres equipaciones que se han preparado.

La posibilidad de que la competición pueda concluir entre los meses de junio y julio supone la certeza de que las camisetas de la 2020-21 lleguen en tiempo y forma frente a los retrasos y los problemas de distribución que se sufrieron en la campaña de Primera División. Será el tercero de los cuatro cursos que se firmaron con la marca española Kelme. La SD Huesca mantiene un contacto regular con la planta de China en la que se confecciona el material y a mediados de febrero se había planificado un viaje que se canceló después de que estallase la crisis sanitaria en Wuhan.

Pueyo sabe de primera mano que “las cosas ahora marchan mejor en China y el coronavirus no va retrasar los plazos. Este mismo viernes ha recibido un vídeo de la fábrica donde manufacturan los productos, ubicada a mil kilómetros del foco de la pandemia, y “ya han cumplido tres semanas de trabajo a pleno rendimiento”. El consejero señala que las precisiones se cumplirán con independencia de la fecha en que arranque el curso siguiente y que, en cierto modo, el retraso del actual ejercicio facilita los plazos de recepción y distribución.

Una vez que se ponen a la venta esas 3.500 unidades, y dependiendo de la situación deportiva y de la camiseta que más guste, pues “en una semana se sabe cuál funciona”, la SD Huesca realiza un pedido más para cubrir la temporada completa. De manera habitual trabajan cuatro personas en la tienda, tres fijas y una cuarta como fruto de un convenio de colaboración con Cadis Huesca, la Coordinadora de Asociaciones de Personas con Discapacidad. El sector digital también refuerza la venta online y en el club se trabaja en lo indispensable que requiera una presencia física. Álvaro Fernández y Jordi Mboula sirven de modelos para las nuevas sudaderas.

Agus Pueyo admite que el impacto de la crisis sanitaria va a afectar a las ventas con el cierre, al menos por un mes, de la tienda física. El pasado ejercicio, con el impulso de la Primera División, se facturaron unos 700.000 euros. También por ello resulta difícil de medir el impacto del curso en Segunda, pero las tres equipaciones se están vendiendo “muy bien” y en una proporción pareja. La tercera, negra y con un dragón como motivo, tuvo mucho éxito entre los jóvenes.

La niña de los ojos de la SD Huesca sigue siendo la camiseta de la cruz de San Jorge, que se mantiene de manera ininterrumpida desde la temporada 2008-09 y en este tiempo ha experimentado leves variaciones en el diseño, ladeada o en forma de aspa. Pueyo recuerda la controversia al inicio, con la denuncia de una asociación que tachó al club de xenófobo y que produjo un “efecto rebote” para multiplicar su difusión. “La cruz hasta ahora no se ha tocado, comercialmente sí se pueden hacer variaciones para que no sea exactamente lo mismo”, valora el consejero.

Los balones propios, las gorras, o las bufandas son algunos de los artículos superventas de la tienda oficial de la SD Huesca, y también gozan de gran predicamento, como las vajillas y los complementos para bebés. El local comercial se ha consolidado en la ciudad y el club considera que debe seguir ahí mientras medita la posibilidad de incluir un espacio de ventas en el remozado Alcoraz una vez que concluyan las obras.

Etiquetas
Comentarios