Despliega el menú
SD Huesca

sd huesca

La planificación deportiva de la SD Huesca, a expensas del coronavirus

El parón no detiene la labor de la dirección deportiva. Nueve de los jugadores del actual plantel tienen contrato en vigor más allá del 30 de junio.

Conclave de pesos pesados de la SD Huesca, Mosquera, Pedro López, Mikel Rico y Pulido.
Mosquera, Pedro López, Mikel Rico y Pulido, durante un entrenamiento.
Rafael Gobantes

El parón competitivo ralentiza pero no detiene el trabajo en la sala de máquinas de la SD Huesca. Y la planificación ha de seguir su curso a pesar del coronavirus, de la incertidumbre sobre la fecha de la reanudación de la liga y, también, de conocer si los azulgranas competirán el curso que viene en Primera o Segunda División. Rubén García, responsable de la dirección deportiva, tiene en su mesa las primeras piezas de un puzzle de incierto encaje y ya da pasos en pos de renovaciones que se consideran prioritarias como la de Eugeni Valderrama, que termina contrato el curso que viene.

El escenario de una posible competición que se prolongue durante el mes de julio y que, por tanto, obligue a repensar la vinculación de varios de los futbolistas más allá del 30 de junio no se tiene por el momento en cuenta hasta que haya información real. Tampoco se valora un ERTE, como ha especificado este jueves en HERALDO el director general de la SD Huesca, Josete Ortas. La pandemia mundial limita opciones y movimientos a estas alturas. Un mal común a todos los clubes, que esperan la vuelta a la normalidad como agua de mayo. Mientras, García sopesa los casos de los futbolistas que en este momento se encuentran vinculados en mayor o menos medida a la entidad.

Con un primer aspecto positivo: nueve de los jugadores que se encuentran ahora mismo a las órdenes de Míchel Sánchez seguirán ligados a la entidad, al menos, un año más. En el reverso de la moneda, los 13 que no tienen asegurada esa continuidad. Al primer grupo pertenecen las piezas con contrato hasta 2021 (Pedro Mosquera, Mikel Rico, Eugeni Valderrama, Juan Carlos Real, David Ferreiro y Rafa Mir, este último cedido) y 2022 (Álvaro Fernández, Jorge Pulido y Javi Galán). El director deportivo ya ha mostrado el firme propósito de que Eugeni prolongue su sintonía con el club azulgrana después de que contar con un protagonismo discontinuo y de que el pasado ejercicio jugase cedido en el Albacete.

En otro grupo figuran aquellos cuyo paso por el Huesca se detendrá el 30 de junio. Se trata de Pedro López, Luisinho Correia y Shinji Okazaki, aunque el delantero japonés tiene la oportunidad de seguir un ejercicio más en El Alcoraz. La plantilla que dirige Míchel Sánchez suma once cedidos. Algunos con opción de compra y otros sin ella. Los primeros son los centrales Josué Sá, Pablo Insua y Toni Datkovic, a préstamo de Anderlecht, Schalke 04 y Lokomotiva de Zagreb, respectivamente.

Comparte esta misma situación el centrocampista Cheick Doukouré, cedido por el Levante, y los casos de los dos fichajes invernales son particulares a este respecto. El extremo Jordi Mboula, que debutó el día del empate ante el Extremadura, se encuentra a préstamo del Mónaco y con la posibilidad de que a partir del 30 de junio se mantenga esta relación entre club y jugador o bien se ejecute otra opción de compra. El delantero Rafa Mir, por su parte, está cedido por el Wolverhampton hasta 2021 con la posibilidad de que el club oscense se haga con sus servicios a la conclusión de este periodo.

Mientras, los cinco futbolistas con los que no se contemplan estas hipótesis son Rubén Yáñez (Getafe), Miguelón Llambrich y Dani Raba (Villarreal), Sergio Gómez (Borussia Dortmund) y Cristo González (Udinese), llamados a priori a abrirse un espacio en la elite del fútbol español, alemán e italiano la próxima temporada. De entre los jugadores que también tienen cabida en los planes para el curso que viene hay que añadir a aquellos que ahora militan en otros clubes. Joaquín Muñoz, ahora en el Mirandés, tiene contrato con la SD Huesca hasta 2023. Dani Escriche (Elche) y Jaime Seoane (Lugo) lo tienen hasta 2022. Se trata de unas claras apuestas de futuro.

A partir de este punto se abren situaciones más particulares. Antonio Valera, tercer portero y con ficha en el filial, acaba contrato el 30 de junio y el club está muy satisfecho con su labor. Otro guardameta, Ander Bardají, cumple en el mismo plazo mientras actúa cedido en el Ejea. Otras cuestiones atañen a futbolistas que terminan contrato en 2022. Kelechi Nwakali desembarcó al fin con el nuevo año después de que no se le pudiese prestar a otro club y aspira a convertirse en relevante en los próximos meses si no cruza la puerta de salida. Y el turco Serdar Gürler no volverá; el Göztepe tiene opción de compra sobre el extremo una vez que expire el préstamo este próximo 30 de junio.

Hasta el 31 de diciembre pertenecerá Damián Musto a Internacional de Porto Alegre, que se guarda una opción de compra; el meta Aleksandar Jovanovic tiene contrato hasta 2021 y fue cedido en el mercado invernal al Deportivo de La Coruña. El joven valor Kike Hermoso, fichado para el Ejea aunque con presencia en el primer equipo, es otro de los casos a tener en cuenta para nutrir de juventud y talento a la futura y todavía incierta Sociedad Deportiva Huesca de los próximos cursos.

Etiquetas
Comentarios