Despliega el menú
SD Huesca

sd huesca

El juez de la Oikos llama por primera vez a declarar a la SD Huesca

El magistrado cita del mismo modo a toda la plantilla del Reus, además de, entre otros, a Íñigo López y Agustín Lasaosa. Igualmente, solicita la ampliación de la instrucción en 18 meses más. 

Íñigo López, a su salida del juzgado.
Íñigo López, a su salida del juzgado.
Pablo Segura

Nuevo capítulo en la Operación Oikos. El magistrado Ángel de Pedro, titular del Juzgado de Instrucción número 5 de Huesca, que dirige la causa sobre la supuesta trama de amaños de partidos vinculados con apuestas deportivas en la que se encuentra involucrada la SD Huesca, ha dictado un auto en el que llama a declarar de nuevo a varias de las personas que ya venían siendo investigadas y en el que cita a nuevos protagonistas entre los que se encuentra la propia entidad azulgrana. Además, ante la finalización del plazo máximo de instrucción, fijado para el 2 de mayo, y, atendiendo a la complejidad de la causa, plantea la opción de ampliarlo en 18 meses más con el fin de que haya margen de tiempo para que se practiquen las nuevas diligencias.

La futura toma de declaración de la SD Huesca, que será representada por su consejero delegado, Manolo Torres, conlleva que lo vaya a hacer en calidad de investigada por un presunto delito de corrupción en el deporte; hasta ahora a lo largo del proceso no le había sido imputado ningún cargo. La personación ante el juez era una medida que venía siendo solicitada por el club desde el inicio de la operación el 28 de mayo pasado, de ahí que sus servicios jurídicos observen la nueva situación como una oportunidad de defenderse para que la entidad sea apartada de la causa. En concreto, Torres será cuestionado por los partidos SD Huesca-Gimnástic de Tarragona de la 2017-18 y Reus-Valladolid, de la 2016-17.

El propio expresidente Agustín Lasaosa, que presentó la dimisión tras el primero de los dos arrestos que se le llevan practicados, es otra de las figuras que han sido de nuevo llamadas a declarar. En su caso, al igual que en el del director financiero Carlos Laguna y en el de Jesús Sanagustín, administrador de la constructora Pryobras, el requerimiento se realiza a raíz de su negativa a declarar tras sus detenciones del 27 de noviembre escudándose en que el secreto de sumario no había sido levantado, circunstancia que ya se ha dado. Junto a ellos, también ha sido convocado el exjugador de la SD Huesca Íñigo López, considerado pieza clave en toda la trama y sobre el que recaen sospechas de presuntos delitos de corrupción en el deporte y pertenencia a organización criminal.

Igualmente, se deberá personar Luis Ardid, responsable de la empresa Catering San Lorenzo, proveedora de la SD Huesca, cuya sede fue registrada en noviembre. Declarará en calidad de investigado por un presunto delito de corrupción en el deporte, falsedad documental mercantil y blanqueo de capitales.

Además, también va a testificar toda la plantilla del Reus correspondiente a la campaña 2016-17 por un presunto delito de corrupción en el deporte. Es decir, un total de 26 jugadores entre los que figuran Javier Atienza, actualmente en el Real Zaragoza, y Aritz López Garay, ambos ya detenidos en noviembre. Todas estas declaraciones se desarrollarán por videoconferencia al encontrarse todos repartidos actualmente por diversos puntos de España.

El segundo bloque numeroso llamado a testificar lo componen doce personas que se habrían lucrado realizando apuestas en el encuentro SD Huesca-Gimnastic de Tarragona conociendo de antemano el resultado, situación por la que se les imputa un delito de estafa. Todos ellos son residentes en Málaga, donde Carlos Aranda, considerado cabecilla de la trama junto a Raúl Bravo, regentaba varias casas de juego.

Junto a la toma de declaraciones, el juez plantea otro tipo de medidas. Entre ellas, ordena el estudio en el juzgado de uno de los móviles intervenidos a Carlos Aranda con el fin de transcribir las conversaciones que de él se obtengan. También requiere una copia del análisis del comportamiento del mercado de apuestas deportivas realizado por Federbet, organización que agrupa a los propietarios de casinos y corredores de apuestas, en relación al SD Huesca-Gimnástic, y la traducción al español del informe de integridad elaborado por la UEFA, relativo a ese encuentro. Igualmente se requieren tanto a la SD Huesca como a Pryobras, constructora encargada de las obras de ampliación de El Alcoraz, varias facturas.

La Operación Oikos se compone de dos fases. La primera arrancó con la investigación del SD Huesca-Gimnástic, del que se sospecha un posible amaño con el fin de obtener un beneficio económico mediante las apuestas. Esas mismas pesquisas también incluyen el Sariñena-Cariñena de Tercera División de la 2017-18. Posteriormente se puso la lupa sobre el Reus-Valladolid de la 2016-17. En este caso, lo estudiado sería una prima a terceros por ganar.

Etiquetas
Comentarios