Despliega el menú
SD Huesca

sd huesca

Okazaki y Cristo, una pareja con la que la SD Huesca siempre suma

Los azulgranas han conseguido trece de los quince puntos en juego en los cinco encuentros en los que ambos jugadores han coincidido como titulares.

Fotos partido SD Huesca-Fuenlabrada en El Alcoraz
Fotos partido SD Huesca-Fuenlabrada en El Alcoraz
Pablo Segura

De quince puntos posibles, trece sumados. Las cinco ocasiones en las que Míchel Sánchez ha optado por hacer coincidir en una misma alineación titular a Shinji Okazaki y Cristo González, la SD Huesca ha acabado sacando algo positivo. El último ejemplo se vivió el sábado pasado en el 2-0 con el Fuenlabrada en el que ambos delanteros consiguieron marcar, pero ya durante la primera vuelta las bonanzas de conjuntar a los dos de inicio se habían dejado notar con otros tres triunfos y un empate.

A pesar de esos buenos resultados, a lo largo de la temporada el técnico azulgrana no ha acabado de ver clara la idoneidad de emplear de inicio a dos de sus delanteros, recurso en el que sí acostumbra a apoyarse de cara a las segundas partes. En este sentido, como muestra de que se han ido superando las reticencias al respecto y de que se está atravesando por una fase de búsqueda de nuevas fórmulas para hacer evolucionar el juego, ya antes de darle una nueva oportunidad a Cristo, Míchel, que en la rueda de prensa posterior al choque con el Fuenlabrada reconoció haber sido injusto con él por no haberle devuelto a la titularidad antes a pesar de su buen desempeño en los entrenamientos, había probado también recientemente con Rafa Mir acostado en una banda, concretamente en el 2-1 con el Lugo.

Frente al Fuenlabrada, en cambio, se optó por situar a Cristo, cuya última titularidad se remontaba a nueve jornadas atrás, tras Okazaki dándole gran libertad de movimientos apoyado en los extremos por Raba y Ferreiro. El ariete cedido por el Udinese se mostró incisivo, eléctrico y hambriento. Suyo fue el primer gol y también tomó la responsabilidad de lanzar el primero de los dos penaltis que detuvo Freixanet, el guardameta visitante. De la actividad del ‘10’ del Huesca se aprovechó su compañero nipón, que, como es norma en él, también se vació tanto buscando los desmarques como en el inicio de la presión obteniendo como premio su cuarto gol en tres jornadas, todos, curiosamente, de cabeza.

La primera vez que ambos coincidieron sobre el césped en un pitido inicial fue en la jornada 13 durante la visita del Elche que se saldó con un 2-0. En este encuentro, el centro del campo y la delantera azulgrana estuvieron conformadas, además de por ellos dos, por Mikel Rico, Mosquera, Juan Carlos y Raba. Formalmente, dentro del 4-3-3, el sistema táctico de cabecera de los oscenses, Cristo ocupaba el extremo izquierdo. Sin embargo, la realidad es que, con un lateral con profundidad como Galán por detrás, el canario acabó situándose más bien tras Okazaki.

Con esas premisas los altoaragoneses firmaron una de sus mejores actuaciones hasta ese momento imponiéndose por 2-0. Como lo que funciona es mejor no tocarlo, la fórmula se repitió en las dos jornadas siguientes, la visita al Tenerife y el recibimiento al Oviedo. En tierras canarias el marcador no se movió del 0-0 y con los asturianos se logró un 3-1. 

En el posterior desplazamiento a Fuenlabrada se volvió a un planteamiento más similar a lo visto anteriormente. Sin embargo, a los 34 minutos Raba se dolió de un golpe en la espalda y Míchel tuvo que echar mano de Cristo para suplirle. El ariete logró un doblete que no fue suficiente (3-2), pero que le valió para que una semana después, en el 2-0 con la Ponferradina, coincidiese con Okazaki en un once por última vez, hasta el sábado pasado.

Al margen de las titularidades, ambos se ha reunido dentro del cuadrilátero con el encuentro ya en marcha en siete ocasiones. De ellas, en cinco el duelo ha acabado en derrota y en todos los casos, salvo en la visita al Numancia, el nipón ha sido de la partida mientras que el canario se ha tenido que conformar con salir en la segunda parte con, en la mayoría de los casos, el marcador ya en contra. Ahora, de cara al desplazamiento a Málaga del sábado (16.00) habrá que ver si la conjunción se vuelve a repetir.

Etiquetas
Comentarios