Despliega el menú
SD Huesca

sd huesca

Míchel apuesta ante el Extremadura por tercer partido consecutivo por un mismo bloque

El regreso de Luisinho en el lugar del sancionado Galán es la única novedad respecto al once que cayó la semana pasada ante el Rayo.

Vestuario de la SD Huesca en El Alcoraz, instantes antes del duelo con el Extremadura.
Vestuario de la SD Huesca en El Alcoraz, instantes antes del duelo con el Extremadura.
SD Huesca

Míchel continúa con la apuesta iniciada frente al Almería y a la que dio continuidad contra el Rayo la semana pasada. Es decir, un juego de medio campo hacia arriba más directo e incisivo con el que el equipo, aunque solo se impusiese con los andaluces (3-2), ha refrescado su fútbol ahora que la competición ya ha entrado en su último tercio. La única novedad en el once de la SD Huesca, que recibe desde las 16.00 al Extremadura, es el regreso de Luisinho, una vez superados los problemas físicos que le habían dejado en el dique seco durante dos semanas, en detrimento de Javi Galán, sancionado al cumplir ciclo de tarjetas amarillas. El resto son los mismos que vienen actuando en los últimos compromisos, incluida la delantera que conforman Ferreiro y Raba por los extremos y Okazaki en la punta.

Por delante de la portería defendida por Álvaro, junto a Luisinho, conforman la defensa Pedro López, Sá y Pulido, en su partido cien con el Huesca. Mientras, en la medular se colocarán Mosquera, Mikel Rico y Juan Carlos.

En el banquillo esperarán su oportunidad Yáñez, Eugeni, Cristo, Datkovic, Sergio Gómez, Rafa Mir y Mboula, que vuelve a una convocatoria. En la grada, además de Galán y el lesionado Doukouré, se quedan por decisión técnica Insua y Miguelón.

En el Extremadura, los once elegidos por Manuel Mosquera son el cancerbero Casto; Álex Diez, Fran Cruz, Borja Granero y Bastos, en la defensa; Cristian, el aragonés Sergio Gil, Lomotey y Nono, en el centro del campo; y Pinchi y Alegría, en la delantera.

Al partido la SD Huesca llega como cuarta clasificada a cinco puntos del Real Zaragoza, segundo y que marca el ascenso directo. Los oscenses han vivido una semana en la que el recuerdo del tropiezo en Vallecas del sábado pasado ha estado muy presente y, más que el resultado final con el Rayo, 2-0, lo que ha estado en boca de los azulgranas han sido los errores arbitrales de Ais Reig, que anuló un gol de Okazaki y señaló penalti a Josué Sá, dos acciones cuando menos dudosas, y su actitud hacia los azulgranas. “Nos sentimos amenazados”, llegó a decir Pedro López.

Por su parte, el Extremadura, que se ha desplazado a Huesca acompañado por al menos medio centenar de aficionados, se presenta con la moral que le aportó su victoria con el Mirandés en el tramo final del choque. Los de Almendralejo ocupan plaza de descenso a tres puntos de la salvación. Para ellos, los últimos días también han sido agitados, aunque en su caso por un cambio de presidente. Fue cesado Manuel Franganillo el cargo ha pasado a ser ejercido por Luis Oliver Sierra,

El encuentro será arbitrado sobre el césped por Gorka Sagués Oscoz, del comité vasco. En el VAR, se sentará el castellanoleonés Oliver de la Fuente Ramos.

Etiquetas
Comentarios