Despliega el menú
SD Huesca

sd huesca

Míchel Sánchez, técnico de la SD Huesca: “Con nuestra gente somos más fuertes”

El entrenador azulgrana prefiere “olvidar el pasado” y se centra en un Extremadura al que “será imposible derrotar sin humildad” este sábado (16.00).

Míchel, durante la comparecencia de prensa de este viernes en El Alcoraz.
Míchel, durante la comparecencia de prensa de este viernes en El Alcoraz.
Rafael Gobantes

Fiel a sus coordenadas habituales, el técnico de la SD Huesca, Míchel Sánchez, ha pasado este viernes página a lo acontecido en Vallecas para centrarse en el duelo de este sábado con el Extremadura en El Alcoraz (16.00) y, sobre todo, en la necesidad de alcanzar una regularidad que sostenga a los azulgranas en la pugna por el ascenso directo. Toca, pues, “olvidarse del pasado y tener la mente puesta en el partido. Seguir compitiendo y buscando la victoria para estar lo más arriba posible”.

Con el anhelo de olvidar el pasado domingo, a Ais Reig y la derrota frente al Rayo, los oscenses mantienen el anhelo de competir e ir a por el rival, “ser protagonistas dentro del terreno de juego, siempre con independencia del anterior partido”. El Extremadura se presenta como un rival con necesidades en la clasificación y que en la ida dio una muy buena impresión (0-1). Enemigo correoso para un contexto general en el que, según Míchel, “hay más partidos en los que hemos hecho cosas buenas, no nos hemos desconectado de la competición en ningún momento, con situaciones positivas y negativas”.

Con la premisa clara de que “cada partido cuesta muchísimo de ganar”, el técnico razona que “hemos sido competitivos ganando mucho, perdiendo más de lo que quisiéramos y empatando poco. No hay ningún caso en el que hayamos estado lejos de puntuar”. Ha sido una semana de llamamientos a la unidad por parte de los pesos pesados del vestuario frente a lo sucedido en Vallecas, y Míchel está convencido de que “con nuestra gente somos más fuertes, creemos que es así y sucede. Es un partido en casa ante un buen rival ante el que hay que hacer muy bien las cosas para ganar y mantener la línea para seguir arriba”.

El conjunto local tendrá las bajas de Galán, sancionado, y de Doukouré, del que se espera que la próxima semana se incorpore al grupo ya para quedarse. En el club cunde la sensación, antes del dictamen del Comité de Apelación, de que no se retirarán las amarillas a Galán, Josué Sá y Raba. Los técnicos han analizado a un rival que “te viene a buscar y tiene juego directo y gente rápida por fuera. Confiamos en nuestro trabajo y en ser un equipo agresivo y constante. Sin humildad es imposible lograr algo contra el Extremadura”.

Por encima de los esquemas, Míchel da importancia a las “señas de identidad”, y se mantiene “satisfecho con la plantilla y los estados de forma. Le damos vueltas a jugar con dos puntas o tres atrás, dentro de nuestra idea general lo podemos modificar en función del partido de turno”. Por el bien general y para “ganar y coger una racha positiva, pero miramos el partido a partido. Hemos sido irregulares en la victoria y la derrota y hay que cambiarlo para el ascenso directo. Pequeños detalles nos han hecho perder más de la cuenta y hay que cambiarlo, pero llegamos en muy buen momento y podemos acabar muy bien la temporada”.

Míchel cree que acabarán ascendiendo de manera directa “los dos equipos más regulares” y en este contexto han de aportar “los veteranos y también los más jóvenes”. Se incluye en este último grupo a Jordi Mboula, fichaje invernal que todavía no se ha estrenado. “Tuvo un pico alto al llegar y la asimilación de carga le hizo estar algo más bajo. Hablamos con él y le hemos dado dos semanas de trabajo. Poco a poco estará con el grupo. Este sábado ya puede darnos cosas”, ha explicado el entrenador de la SD Huesca.

Etiquetas
Comentarios