Despliega el menú
SD Huesca

sd huesca

El árbitro del Rayo-Huesca, un colegiado perseguido por la polémica

Saúl Ais Reig, protagonista del último choque de los azulgranas, no arbitrará ni se sentará en la sala del VAR en la próxima jornada.

El árbitro Saúl Ais Reig, encabezando la salida del Rayo y la SD Huesca al campo.
El árbitro Saúl Ais Reig, encabezando la salida del Rayo y la SD Huesca al campo.
Enrique Cidoncha

Anuló un gol de Okazaki por una mano del japonés muy anterior a su cabezazo y señaló penalti a Josué Sá después de que el balón le golpease en el brazo, que tenía pegado al cuerpo. Saúl Ais Reig se convirtió en el negativo protagonista del encuentro disputado el domingo entre el Rayo y la SD Huesca, saldado con un 2-0 y con el enfado mayúsculo en las filas azulgranas tanto por sus decisiones como por su actitud. Míchel Sánchez, poco dado a quejarse de la actuación arbitral, habló en la rueda de prensa posterior de "doble rasero" y desveló que el árbitro le había dicho a uno de sus jugadores que "no nos iba a pitar ninguna falta a favor". Para el colegiado valenciano de 34 años la situación no resultó ni mucho menos nueva. No en vano solo esta temporada, la que hace la quinta en su trayectoria en la competición, ya se ha visto metido de lleno en varias polémicas.

No en vano, en los 14 encuentros que ha dirigido, hasta el sábado todavía no se había encontrado con el Huesca, ya ha señalado ocho penas máximas, el tercero que más, y con él lo más habitual es que se produzcan victorias locales. Bajo su escrutinio, los equipos de casa han ganado en siete ocasiones; los de fuera, en dos; y en cuatro se han firmado tablas.

Hasta el de Vallecas, su encuentro más controvertido había sido el Cádiz-Las Palmas de la jornada 12 saldado con un 2-0. En él, los visitantes se quejaron de que había pasado por alto una agresión de Fali a Viera que debería haber supuesto penalti y roja, y en cambio se había decretado un dudoso lanzamiento desde los once metros por una supuesta infracción de De la Bella a Alejo. Las quejas arrancaron ya sobre el césped y el técnico Pepe Mel, que sería sancionado con dos partidos, acabó expulsado. Ais Reig reflejó en el acta que el entrenador le había dicho al cuarto árbitro "qué malos sois", algo que el preparador negó a posteriori afirmando en sus redes sociales que era "mentira".

No era la primera vez que a Ais Reig se le acusaba de falsear un acta. En el curso pasado, el representante de Borja Valle, futbolista del Deportivo, le acusó de no reflejar la verdad en su escrito del duelo que midió a los gallegos con el Córdoba en el que el delantero fue expulsado tras, según reflejó, espetarle "eres un sinvergüenza de mierda". En 2016, en un Mirandés-Cádiz también se puso en duda la veracidad de sus apreciaciones y lo mismo ocurrió en 2011 en un duelo de Tercera División entre el Eldense y La Nucia.

Volviendo a la actual campaña, el árbitro también estuvo en el candelero por una de sus decisiones en el Albacete-Ponferradina de dos jornadas atrás. Durante un saque de banda, a instancias del juez de línea, decretó fuera de juego, tipo de sanción no punible en esas circunstancias. Posteriormente, después de que las protestas le costasen una amarilla a Ojeda, se dio cuenta del error y trató de enmendarlo con un bote neutral.

Antes, también con los manchegos, en La Romareda obvió un penalti sobre el zaragocista Luis Suárez, mientras que en el Tenerife-Extremadura no consideró que la mano de Fran Cruz en el área fuese punible. Sí que decretó la pena máxima en el Málaga-Tenerife por mano de Javi Alonso en una acción en la que el visitante denunció un empujón de Juankar.

"El árbitro nos habla con continua chulería y falta de respeto. Espero que este señor no nos vuelva a dirigir un partido", manifestó Aythami en el referido Cádiz-Las Palmas. De poco le sirvió, nueve jornadas después estuvo presente en la visita del Rayo a Gran Canaria. Ahora, por lo pronto, el próximo fin de semana no estará en ningún partido ni sobre el césped ni en la sala del VAR.

Etiquetas
Comentarios