Despliega el menú
SD Huesca

sd huesca

Joaquín Muñoz jugará cedido en el Mirandés

Sigue la ‘operación salida’ en el mercado invernal de la SD Huesca y el andaluz, ya en Miranda de Ebro, no se ha entrenado este lunes a las órdenes de Míchel Sánchez.

Joaquín Muñoz, durante el primer entrenamiento de la SD Huesca en La Garrocha.
Joaquín Muñoz, durante un entrenamiento con la SD Huesca.
SD Huesca

La SD Huesca sigue cerrando salidas para aligerar el plantel en este mercado invernal y en las próximas horas se confirmará la cuarta tras las de Damián Musto, Ivi López y Dani Escriche. Joaquín Muñoz jugará en el Mirandés cedido hasta el final de la temporada en busca de los minutos que no ha tenido a las órdenes de Míchel Sánchez. Este martes ya no ha estado presente en la vuelta al trabajo puesto que el lunes viajó a Miranda de Ebro para incorporarse lo antes posible a la rutina de los de Andoni Iraola.

El extremo andaluz, de 20 años, fue el segundo fichaje anunciado el pasado verano después del meta Álvaro Fernández. Firmó un contrato de larga duración, por cuatro temporadas, procedente de la cantera del Atlético de Madrid, donde había despuntado y debutado con el primer equipo, precisamente, en El Alcoraz. No ha sido una opción para el técnico azulgrana. Tan solo ha jugado un minuto en el campeonato regular, ante el Málaga el pasado 6 de octubre. Sí actuó en los dos envites de la Copa del Rey, titular en Laredo y suplente en León.

Para los burgaleses se trata de un futbolista que encaja en el perfil pretendido, con desborde y velocidad, y para la SD Huesca se abre la oportunidad de que Joaquín crezca y tenga el recorrido del que ha carecido en esta primera parte de la temporada en El Alcoraz. Sigue los pasos de Dani Escriche, cedido al Elche también hasta el cierre del curso y que este martes ya se ha entrenado a las órdenes de Pacheta. Ivi López, que ha recalado en la Ponferradina a préstamo del Levante, ya debutó el pasado fin de semana en el encuentro entre los bercianos y el Rayo Vallecano; jugó los 90 minutos.

El primer futbolista en abandonar la disciplina azulgrana fue el pivote Damián Musto, que puso rumbo al Internacional de Porto Alegre brasileño y podría debutar ya en la madrugada de este viernes en un encuentro oficial del Campeonato Gaúcho frente al Juventude. La sanción por dopaje había expirado el pasado 5 de enero. La ‘operación salida’ se completará con la cesión de otro centrocampista, Jaime Seoane, que cuenta con propuestas atractivas para sumar partidos después de no haber accedido con regularidad a los planes de Míchel: apenas 36 minutos entre cuatro partidos de liga y los dos completos de la Copa del Rey.

Los azulgranas han regresado este martes al trabajo con otras ausencias, aunque ninguna de ellas preocupantes. Al margen de Joaquín, se han quedado en el gimnasio Álvaro Fernández, Jorge Pulido y Luisinho. El meta ha amanecido con un leve malestar que no le impedirá enfrentarse este sábado al Lugo en El Alcoraz; el capitán, a la espera de contar con la férula de protección por la fractura del pómulo que se le diagnosticó el lunes, no ha trabajado con sus compañeros y tampoco el lateral portugués, que causará baja por sanción tras ver la quinta amarilla de su segundo ciclo en el Carlos Tartiere.

Así, Míchel verá reducidos los efectivos para la siguiente cita: a falta de que se concrete la salida de Seoane y sin Luisinho, dispone de 19 jugadores del primer equipo si se descarta al centrocampista madrileño y también a Cheick Doukouré, que este martes ha seguido trabajando en solitario junto al recuperador Jorge Carracedo y se le espera con el resto de compañeros a partir del mes de febrero. Se le considera el otro gran ‘fichaje’ invernal tras Rafa Mir y a la espera del pivote polivalente que se persigue, con Christian Rivera (Leganés) entre las opciones preferidas, y sin que se descarte un futbolista de banda por las marchas de Ivi y Joaquín.

Etiquetas
Comentarios