Despliega el menú
SD Huesca

sd huesca

El Deportivo va a por Pablo Insua

El club gallego, colista de Segunda División, pretende ya al central y es una petición expresa del técnico Fernando Vázquez, con quien ya jugó en Riazor.

Pablo Insua, durante el entrenamiento matinal de este miércoles.
Pablo Insua, durante el entrenamiento matinal de este miércoles.
Rafael Gobantes

A la SD Huesca se le ha abierto un frente inesperado en el mercado de fichajes. El Deportivo de La Coruña quiere a Pablo Insua y lo fija como objetivo prioritario para reforzar un proyecto que trata de emerger desde las tinieblas del farolillo rojo de la clasificación y evitar así un descenso a Segunda B que supondría una estocada mortal para un club histórico. El central gallego, formado en la cantera deportivista, se encuentra cedido por el Schalke 04 alemán y entra en los planes de Míchel Sánchez para la segunda vuelta del campeonato. La insistencia blanquiazul, que lo quiso de forma más tímida el pasado verano, y el papel del propio futbolista pueden ser claves en una negociación ya abierta para que el futbolista regrese a casa.

El Dépor se ha encomendado al técnico Fernando Vázquez para obrar la permanencia y este ha solicitado el fichaje de Insua como requisito capital. Ambos ya coincidieron en una anterior etapa en Riazor, cuando el equipo gallego ascendió a Primera en la temporada 2013-14. Entonces, Pablo Insua se convirtió en un futbolista clave. Vázquez, que debutó con victoria en Los Pajaritos, fue un ‘padre’ deportivo para Insua. Surgido de las filas del Fabril, alcanzó la mayoría de edad profesional en una etapa que le valió para debutar en Primera y cambiar de aires: Leganés y Schalke 04 antes de optar por la SD Huesca en el verano de 2018 y, de nuevo, el pasado.

El club azulgrana pujó fuerte en aquel periodo por hacerse de nuevo con los servicios del zaguero de 26 años, que se había lesionado de gravedad en el mes de febrero después de romperse el ligamento anterior de la rodilla izquierda y retornó a los terrenos de juego en el encuentro copero de Laredo el pasado 19 de diciembre. Además, la SD Huesca se hizo con una cesión que incluía la opción de compra al final del ejercicio 2019-20, por lo que su confianza en el rendimiento del gallego es palpable a pesar de que en la liga no se haya vestido de corto hasta la fecha. Pulido, Josué Sá, Datkovic y Kike Hermoso, con ficha en el Ejea, han sido los centrales empleados hasta ahora por el entrenador.

Pablo Insua y Fernando Vázquez comparten representante, Eugenio Botas, y desde el entorno del jugador ya se ha deslizado su preferencia por regresar al Deportivo de La Coruña. El central cuenta con un año más de contrato en el Schalke 04, hasta 2021, y en las filas del conjunto alemán tampoco terminó de cuajar debido a una dolencia cardíaca que le mantuvo inédito en el segundo tramo del curso 2017-18. En el Huesca no dispuso de oportunidades con Leo Franco y Francisco le hizo debutar en la jornada 12, ante el Alavés en Mendizorroza (2-1). Insua fue adoptando un tono cada vez más relevante hasta que su progresión se vio cruelmente frenada la noche del 9 de febrero en Gerona.

El club azulgrana volvió a confiar en el futbolista nacido en Arzúa para el proyecto en la categoría de plata y aguardó su puesta a punto, ralentizada a finales de octubre debido a una lesión en el músculo semitendinoso de la pierna derecha que le obligó a realizar trabajo específico durante tres semanas. Repuesto y mientras adquiría el ritmo de competición, Insua pudo al fin jugar 84 minutos en el partido de Copa en Laredo. Allí sufrió un fuerte golpe en la nariz que no le impidió estar disponible para el derbi aragonés, que vio desde el banquillo. Ahora, la insistencia de Vázquez y la voluntad del propio futbolista pueden mermar las opciones de Míchel Sánchez.

Etiquetas
Comentarios