Despliega el menú
SD Huesca

sd huesca

La SD Huesca recibe el calor y la sonrisa de sus aficionados más pequeños

Más de 200 hinchas, muchos de ellos niños, se acercaron este lunes a la jornada de puertas abiertas organizada por el club en el IES Pirámide para conocer de cerca a los jugadores. 

Cuando es la ilusión la que les mueve, los más pequeños no entienden ni de frío ni de niebla. Más de 200 personas, muchas de ellas niños, se acercaron este lunes al entrenamiento matinal de la SD Huesca en el IES Pirámide dentro de una sesión que el club enfocó hacia el aficionado. Se repartieron postales con las imágenes de los jugadores y estos se acercaron hasta los hinchas para firmar autógrafos y retratarse con ellos.

Fue un buen termómetro para medir el grado de popularidad entre los aficionados más jóvenes de cara uno de los futbolistas. Las cartas de Raba, Okazaki, Sergio Gómez, Ferreiro, Pulido y Cristo, en lo que se convirtió en una especie de intercambio de cromos, con el "ya lo tengo" o el "¿cuál te falta" en boca de todos fueron de las más solicitadas, aunque la que se llevó la palma fue la del portero Álvaro.

"Es internacional sub 21 y solo le han marcado catorce goles", glosó sus méritos Andrés, de doce años, para el que no cabía ninguna duda de que "el Huesca va a volver a Primera División esta temporada". De esa misma opinión fueron todos los presentes, aunque alguno se atrevió a poner algún pero. "Hace falta un buen delantero para la segunda vuelta que marque goles", solicitó Roberto, de diez años. Por su parte, Marco y Lorenzo, de once años, advirtieron que "la temporada marcha bien, pero en algunos partidos se desconcentran o confían y eso hay que corregirlo".

Aunque las bajas temperaturas impidieron que se pudiesen ver camisetas azulgranas entre los presentes, sí que facilitaron la presencia de bufandas y algún que otro gorro. Eva, de siete años, llevó el equipo completo. "Mi preferido es Álvaro", reconoció. A Iván, de nueve, su afición por el Huesca le viene de su padre. "Es de una peña y no me pierdo ningún partido", aseguró.

Al final, lo que no faltaron fueron las sonrisas tanto en los niños como en los jugadores, que comenzaron tímidos y se fueron animando. "Todos nosotros hemos estado antes donde ellos y siempre es agradable notar el calor de los niños y sentir que la afición está de nuestro lado", agradeció Juan Carlos ejerciendo de portavos de la plantilla.

Etiquetas
Comentarios