Despliega el menú
SD Huesca

AD Alcorcón 0- sd huesca 2

La SD Huesca pone fin a su mala racha a domicilio

Juan Carlos y Mikel Rico marcaron para los azulgranas frente al Alcorcón en un partido en el que hubo que tener paciencia y aprovechar el momento oportuno.

Tarde o temprano tenía que llegar. No podía ser que un conjunto inabordable en su campo, quedase tan empequeñecido cada vez que actuaba lejos de El Alcoraz. En Alcorcón, se rompió el maleficio de los desplazamientos. Tras haber sumado como visitante solo un punto de los doce últimos en juego, la SD Huesca volvió a ganar. Lo hizo además con aplomo, en un partido en el que fue necesario mostrar personalidad y paciencia ante un rival que presumía de no haber perdido en sus siete anteriores encuentros, exactamente igual que una semana antes con la Ponferradina.

Los altoaragoneses supieron esperar a que llegase su momento y no lo desaprovecharon en una semana en la que institucionalmente era importante no fallar sobre el terreno de juego después de que la Operación Oikos hubiese vuelto a llevar el nombre del club al primer plano asociado a actuaciones policiales, detenciones y pasos por el juzgado. Son ya ocho los partidos en lo que va de curso en los que no se ha recibido ningún gol y cuatro los duelos consecutivos en los que al menos se ha marcado dos tantos. El grupo sigue en crecimiento.

Míchel, dentro de los "matices" que le gusta introducir en función del rival y las diferentes circunstancias que rodean cada jornada, optó de inicio por realizar tres variaciones respecto al once de la semana anterior. Las dos primeras, la de Luisinho por Galán y la de Sergio Gómez por Cristo, entraron dentro de lo que puede calificarse como habitual. Sin embargo, la tercera, resultó netamente sorprendente: Okazaki dejó su sitio en la punta del ataque a Escriche. El castellonense recuperó en Santo Domingo el rol que desempeñó en el inicio del curso, pero que desde la sexta jornada, la de la derrota ante el Albacete, venía asumiendo el nipón. También en el Alcorcón hubo cambios poco esperados como el regreso del exazulgrana Aguilera o el hecho de que Stoichkov, su principal artillero con ocho tantos, se quedase sentado junto al técnico Fran Fernández.

Marcarle a los madrileños es de todo menos sencillo. No en vano, en sus cinco anteriores compromisos solo había sacado una vez el esférico de su red y había sido tras un penalti en su visita a Las Palmas que se saldó con un 1-1. Se hacía necesario tener paciencia, mover a los locales de un lado a otro para abrir grietas en su muralla y saber reconocerlas para colarse por ellas. Así, Juan Carlos, aunque acostado sobre el papel en la izquierda, en la práctica acabó actuando más bien de enlace con Escriche, que con su movilidad fue también capaz de escorarse hacia la banda. 

Las primeras ocasiones fueron visitantes y de cabeza. En el primer minuto lo intentó Sandaza y cinco después Romera, tras un centro de Bellvis. Aunque la SD Huesca había tomado el control de inicio, su rival era capaz de proyectarse rápido al ataque aprovechando los robos en el centro del campo y su presión adelantada y agresiva, nada sencilla de romper. De hecho, en el ecuador del primer acto ya eran dos los jugadores de amarillo que habían visto una tarjeta de ese color: el delantero Sandaza, que se llevó por delante a Álvaro, y Aguilera, que derribó a Miguelón.

Las apariciones visitantes en ataque fueron aumentando progresivamente. El primer tiro entre los tres palos lo protagonizó Eugeni, un lanzamiento de falta antes del primer cuarto de hora que no inquietó. Hubo varios saques de esquina y en uno de ellos Mosquera logró crear sensación de peligro. También Miguelón centró en una internada con intención, aunque sin encontrar remate. Datkovic sí batió a Miralles. Sin embargo, el VAR entró a valorar la jugada y se estimó que Eugeni, autor del centro con el que había nacido el tanto, estaba en fuera de juego.

La primera parte se cerró sin goles, aunque con una deriva del choque en la que se había pasado de una disputa equilibrada, cada uno con sus armas y su forma de ver el juego, a otra en la que el dominio acabó siendo de los de Míchel y no solo porque al Alcorcón también le viniese bien. Los compases previos al descanso dejaron a unos visitantes metidos en la mitad local.

Los azulgranas arrancaron la segunda mitad con ímpetu. Fruto de una triangulación, Miguelón acabó entrando en el área, remató y Miralles, rápido de reflejos, despejó. Fue un fuego de artificio porque el peligro fue algo que escaseó en ambas porterías tras la reanudación.

Una falta lanzada por Dorca y un lanzamiento lejano de Luisinho en la salida de un córner reactivaron las hostilidades. A los 64 minutos, Eugeni encontró a Juan Carlos, éste recortó a David Fernández y encarado hacia al arquero del Alcorcón mandó el cuero al palo largo para rubricar el 0-1.

El tanto, como no podía ser de otro modo, agitó el partido. El Alcorcón envió a continuación el balón a la madera en un remate de Aguilera. Hubo cambios en los dos bandos. Y así, en la SD Huesca Sergio Gómez dejó su sitio a Ferreiro. A falta de veinte minutos, Escriche abrió el juego hacia Eugeni. Éste disparó, el meta rechazó y Mikel Rico atacó con decisión el cuero para festejar el 0-2. El choque estaba más que decantado. Entraron Okazaki y Galán, los locales reclamaron un penalti, pero el marcador ya no se movió.

Ficha técnica

AD Alcorcón: Miralles; Laure, Elgezabal, David Fernández, Bellvis, Aguilera (Stoichkov,68), Dorca (Miakusko, 77), Ernesto, Boateng, Romera y Sandaza (Arribas, 65).

SD Huesca: Álvaro; Miguelón, Pulido, Datkovic, Luisinho, Eugeni (Galán, 89), Mosquera, Mikel Rico, Sergio Gómez (Ferreiro, 70), Juan Carlos y Escriche (Okazaki, 81).

Goles: 0-1, min. 64: Juan Carlos. 0-2, min. 70: Mikel Rico.

Árbitro: Ávalos Barrera (Comité catalán) Amonestó a los locales Sandaza (19), Aguilera (22), Romera (49) y al local Juan Carlos (45).

Incidencias: Partido de la 18ª jornada de liga de Segunda División disputado en el estadio de Santo Domingo ante 2.402 espectadores.

Etiquetas
Comentarios