Despliega el menú
SD Huesca

sd huesca

Se busca pareja de centrales

La vuelta de Jorge Pulido tras causar baja en Fuenlabrada permitirá a Míchel Sánchez escoger al fin entre los cuatro zagueros para la cita con la Ponferradina y las posteriores.

Jorge Pulido solo se ha perdido el partido con el Fuenlabrada.
Jorge Pulido solo se ha perdido el partido con el Fuenlabrada.
SD Huesca

El regreso de Jorge Pulido al trabajo con la Sociedad Deportiva Huesca, una vez que ha superado la sobrecarga muscular que le impidió viajar a Fuenlabrada, permitirá al técnico Míchel Sánchez escoger entre sus cuatro centrales para recibir este sábado a la Ponferradina en El Alcoraz (20.00). Una situación inédita en lo que va de temporada, durante la que el madrileño ha dispuesto cuatro parejas diferentes de zagueros en las 16 jornadas disputadas. Al manchego, Josué Sá y Toni Datkovic se une ya un Pablo Insua que el pasado fin de semana accedió a su primera convocatoria oficial desde febrero.

Respecto al defensa gallego, Míchel ya advirtió en la previa de Fuenlabrada de que "Insua tiene que ir cogiendo ritmo de competición, la lesión le paró un poco y entrena al cien por cien". Las tres semanas que han mediado entre el problema físico que retrasó su regreso a los terrenos de juego redundan en la evidencia de que titularidad no será súbita. Insua jugó por última vez un choque oficial en Montilivi el pasado 9 de febrero y su vuelta está cada vez más próxima.

Ante la Ponferradina, Míchel escogerá entre Pulido, Josué Sá y Datkovic para dibujar el eje de la zaga, con la alternativa que representa Kike Hermoso asentada en el Ejea, con el que tiene la ficha federativa. El Huesca tiene un valor seguro en el capitán, que hasta el contratiempo del pasado fin de semana había jugado los 1.350 partidos oficiales. Pulido es el futbolista referencial del entramado defensivo del técnico, a los que se han de sumar dos goles y tres asistencias. Su vuelta, salvo problema inesperado, despeja una de las dos incógnitas para la cita del sábado a la espera de que el entrenador se decante por un acompañante entre todas las opciones.

Josué Sá y Toni Datkovic fueron los centrales titulares en el estadio Fernando Torres. El equipo azulgrana volvió a sufrir a balón parado con el primer gol, de Glauder a la salida de un córner y tras un desajuste defensivo. El portugués se metió el 2-0 en propia puerta a los 52 minutos y el croata fue sustituido por un delantero, Dani Escriche, en el 61 y en pos de la remontada. El Huesca encajó tres goles a domicilio, como ya sucedió en Lugo; entonces, con Pulido y Sá hasta la expulsión de este último a los 68 minutos.

La planificación deportiva del pasado verano encontró en la incorporación de los centrales uno de los puntos más delicados. Con dos días de diferencia se anunciaron los fichajes de Insua, el 21 de agosto, y el de Sá el 23. Con la competición en marcha, pues los azulgranas ya habían debutado en Las Palmas de Gran Canaria, Míchel echó mano de Kike Hermoso en los partidos del Estadio de Gran Canaria (0-1) y ante Deportivo de La Coruña (3-1) y Almería (1-0).

El madrileño disputó esos tres encuentros completos mientras, el último del mercado veraniego, el Huesca se hacía con la cesión de Toni Datkovic. Entre medias, Josué Sá había dispuesto de dos semanas para aclimatarse y debutar en la cuarta jornada, el 8 de septiembre, frente al Sporting de Gijón (1-0). También, y por Pedro López, se estrenó en aquella fecha Toni Datkovic. El luso y Pulido serían la pareja de centrales hasta el Anxo Carro.

Durante aquel periodo, los azulgranas lograron 13 de los 27 puntos en juego. La sanción de Josué Sá introdujo la titularidad de Datkovic junto a Pulido en las tres jornadas posteriores, con Elche (2-0), Tenerife (0-0) y Real Oviedo. El croata, zurdo, permitió al manchego recuperar su perfil natural en el eje de la zaga, y su lesión rompió una pareja hasta ese momento bien avenida. Con su vuelta, asoman varias combinaciones posibles para mantener el buen bagaje defensivo.

Etiquetas
Comentarios