Despliega el menú
SD Huesca

sd huesca

Examen en las alturas y sin Pulido

La SD Huesca defiende este sábado en Fuenlabrada la segunda plaza con la baja del capitán y ante un equipo muy peligroso allí donde los azulgranas sufren: el balón parado (13.00).

Miguelón y Josué Sá, durante un entrenamiento en el IES Pirámide.
Miguelón y Josué Sá, durante un entrenamiento en el IES Pirámide.
Rafael Gobantes

La excelente dinámica de la Sociedad Deportiva en su Alcoraz, donde ha sometido a seis de los ocho visitantes en lo que va de campeonato, tarde o temprano tenía que alzarle a las plazas de ascenso directo. Lo logró la pasada jornada y ahora comienza la defensa de la segunda posición y el asalto, a más largo plazo, del liderato que protege el Cádiz. Tan ambicioso objetivo solo se puede conseguir si mejora el bagaje a domicilio, y la primera oportunidad se presenta este sábado en Fuenlabrada (13.00), en el escenario del equipo revelación de la categoría de plata y con la sensible ausencia de Jorge Pulido, que no se ha recuperado de los problemas físicos por los que se le ha protegido durante la semana.

El capitán, que había jugado todos los minutos hasta la fecha, dará así paso a una pareja de centrales inédita con el portugués Josué Sá de regreso junto al asentado Toni Datkovic y a la espera de que Insua, que vuelve a la convocatoria, esté a punto. Cuarto contra segundo, solo les separa un punto pero sus conceptos son antagónicos. Los azulgranas anhelan el retorno a Primera División, como conceden sus futbolistas con cada vez menos pudor, y los madrileños la permanencia en su estreno en Segunda. Ya han recogido la mitad de los puntos necesarios en solo 15 jornadas, así que no se les puede descartar ni mucho menos en la pugna por cotas mayores. Y el cuadro azulón se siente cómodo en el estadio de Fernando Torres, al que da nombre el fuenlabreño más ilustre.

Los de Míchel Sánchez se enfrentan a la hora del vermut a una escuadra que se hace fuerte allí donde el Huesca duda. El Fuenlabrada domina todas las facetas del balón parado y se ha doctorado ya en las acciones aéreas. Más del 70 por ciento de sus goles se han producido de esta manera: remates de cabeza a la salida de un córner, faltas, penaltis… Los visitantes necesitarán una dosis extra de concentración en aquellas situaciones en las que más han sufrido en lo que va de temporada. Por ello, el técnico ha hecho hincapié durante estos días en las que serán comunes a lo largo de estos exigentes 90 minutos.

Asimismo, los madrileños solo han perdido un partido como locales, ante el Albacete (0-1), y representarán una nueva reválida para un Huesca que puede partir del empate sin goles de hace dos semanas en Tenerife como un buen modelo inicial de conducta. Aquel choque mostró una versión sólida de los de Míchel Sánchez a falta de la eficacia en la portería contraria que se encuentran entre los debes de la versión visitante de un equipo casi inmaculado como local. Dos victorias, un empate y cuatro derrotas componen el balance lejos del hogar, demasiado poco si se opta a destronar al Cádiz.

De momento, el objetivo en el estadio del ‘Niño’, protagonista de aquella ya lejana campaña de abonados en la que se convirtió en el socio 999, es resistir los envites de aquellos conjuntos que quieren arrebatar el segundo puesto a la SD Huesca. La lista de aspirantes al ascenso directo se estira más allá de los puestos de ‘play off’ y, tan apretada como de costumbre, la Segunda División no concede tregua. Los azulgranas quieren consolidarse como los más sólidos de entre los mejores y se muestran preparados para la batalla aérea de Fuenlabrada, donde en su última visita, en Segunda B, se impusieron por 0-3.

Míchel no quiere que el juego aéreo del contrincante se convierta en una obsesión. Al contrario, protege los principios que han guiado a los suyos en su escalada hacia el ascenso directo. Defender con la pelota y atacar a una velocidad inasumible para el enemigo. Lo hará sin Álvaro Fernández ni Sergio Gómez, concentrados con la selección española sub 21 y que el pasado jueves tomaron parte en la victoria sobre Macedonia a muy pocos kilómetros, en Alcorcón. Así, se situará bajo los palos por tercera vez esta campaña Rubén Yáñez, que ante Sporting y Racing ya mostró seguridad y solvencia con el bagaje de un gol encajado ante los cántabros.

La convocatoria y el mapa de bajas presentan las altas de Pablo Insua y Joaquín Muñoz además de Antonio Valera como portero suplente y siguen fuera por lesión Ivi López y Doukouré además de Seoane y Pedro López por decisión técnica. La amplitud de la plantilla ha de ser otra de las claves del éxito. De forma gradual, el Huesca ha mejorado sus prestaciones ofensivas desde Lugo, con siete goles marcados en los cuatro últimos compromisos y un Shinji Okazaki asentado como punta de lanza y peleado con el VAR, pues suma tres goles y se le han anulado cinco más.

En los madrileños, un acorazado en tierra, destaca el nombre del curtido Hugo Fraile, autor de ocho dianas e infalible a balón parado: cinco penaltis transformados y dos faltas directas. El triunfo les daría la segunda plaza provisional y se la arrebataría a los oscenses; así de bonita se encuentra la zona noble. Por si acaso, el Fernando Torres se convertirá en un pequeño Alcoraz con más de 300 seguidores azulgranas en sus gradas. Con capacidad para unos 6.000 espectadores, presenta el mejor promedio de asistencia de toda la Segunda División. Una bombonera en la que aprender a volar a la mayor altura posible.

Alineaciones probables

Fuenlabrada: Biel Ribas; Iribas, Juanma, Prieto, Glauder, Ciss, Cristóbal, Hugo Fraile, José Fran, Nteka y Jeisson Martínez.

SD Huesca: Yáñez; Miguelón, Josué Sá, Datkovic, Galán, Mosquera, Mikel Rico, Juan Carlos, Raba, Cristo y Okazaki.

Árbitro: López Toca (comité cántabro). VAR: Muñiz Ruiz (comité gallego).

Estadio: Fernando Torres (13.00, Movistar LaLiga 1).

Etiquetas
Comentarios