Despliega el menú
SD Huesca

sd huesca

La némesis de la SD Huesca, el balón parado, alimenta al Fuenlabrada

Los madrileños, rivales este sábado (13.00) y cuartos clasificados, extraen un gran rendimiento de los saques de esquina, faltas y penaltis a favor.

Fuenlabrada-Real Zaragoza.
Hugo Fraile, del Fuenlabrada, encuentra la oposición del zaragocista Álex Blanco.
Enrique Cidoncha

El talón de Aquiles de la Sociedad Deportiva Huesca, el balón parado, alimenta a la revelación y próximo rival, el Fuenlabrada. Los madrileños, que esperan a los de Míchel Sánchez el sábado a las 13.00 en el estadio Fernando Torres, lo hacen además fiados a su principal arma. Más del 70 % de sus goles han llegado tras saques de esquina, lanzamientos de falta o penaltis. Los de Mere Hermoso se han permitido así alcanzar los puestos de ascenso directo y, ahora, ser cuartos a un solo punto de los azulgranas, segundos.

La exigencia se medirá, entre otros factores, con el juego directo de un bloque que ha derrotado de esta manera a equipos como el Real Zaragoza, Elche, Tenerife o Las Palmas: empuje, acumulación de futbolistas en las dos área y rematadores de gran envergadura. Lo que erróneamente se conoce como el otro fútbol. De entre todos ellos sobresale el delantero Hugo Fraile, que vive a sus 32 años años una segunda juventud tras su paso por Sporting de Gijón, Elche, Getafe y las canteras de Rayo Vallecano y Atlético de Madrid.

De los ocho goles que ha anotado la referencia ofensiva del ‘Fuenla’, siete han llegado a balón parado. Solo el último, al Deportivo en la jornada 14, no tuvo esa naturaleza. Cinco han sido desde los once metros y dos, de falta directa. Pero el acierto de los azulones no empieza ni termina en el onubense: basta repasar su eficacia en los saques de esquina con dianas como los anotadas por Jeison al Oviedo, Glauder al Extremadura o Juanma Marrero al Rayo Vallecano. Un único conjunto, el Albacete, se ha llevado los tres puntos del Fernando Torres; rascaron empates Ponferradina, Rayo y Deportivo y perdieron Real Oviedo, Sporting y Real Zaragoza.

La defensa y refuerzo de la segunda plaza también presenta el reto de doblegar a una de las mejores defensas del campeonato. El Fuenlabrada es el equipo de Segunda División que menos remates a puerta concede al rival, un promedio de 2,5 por encuentro. Lugo, Rayo y Mirandés son los únicos conjuntos que le han marcado más de un gol. Le sigue en este apartado una SD Huesca que, además de ser el cuadro menos goleado de la liga, solo permite 2,9 intentos del contrincante entre los tres palos de media. Los azulgranas se han entrenado este miércoles a puerta cerrada y la mirada puesta en el Fernando Torres.

Etiquetas
Comentarios