Despliega el menú
SD Huesca

sd huesca

La SD Huesca busca el sobresaliente

Tras tropezar ante Racing y Lugo, los azulgranas reciben este domingo al Elche en busca de su mejor versión y de tres puntos que les mantengan en la zona alta (18.00).

Los jugadores de la SD Huesca, durante un entrenamiento en el IES Pirámide.
Los jugadores de la SD Huesca, durante un entrenamiento en el IES Pirámide.
Rafael Gobantes

La Sociedad Deportiva Huesca es aquel alumno talentoso que saca buenas notas pero tiene capacidad para hacerlo mejor. Que en lo que va de curso ha obtenido una media de notable y le estimulan para que vaya a por el sobresaliente. Porque tiene esa meta y recursos para alcanzar la nota máxima, la matrícula de honor, en la última evaluación. En busca de unos puntos que suban la media, pues empieza la jornada fuera de los puestos de ‘play off’, el equipo de Míchel Sánchez persigue este domingo el máximo rendimiento en su vuelta a El Alcoraz después de dos despistes consecutivos. El rival, el correoso Elche (18.00).

El traspié de Lugo (3-2) y el empate con el Racing (1-1), una derrota moral salvada in extremis con un gol de Ivi en el minuto 95, han desatado las primeras dudas de la temporada. Y el Huesca las quiere atajar de manera súbita. De raíz. Los azulgranas ya habían caído antes: lo hicieron en los difíciles estadios de Almería, Numancia y Cádiz y en casa con el Albacete. Pero se trataba de rivales que no habían dejado tan al aire las costuras futbolísticas del equipo. Dos conjuntos, en principio, inferiores en todos los sentidos sacaron provecho de la mayor debilidad de los de Míchel: la falta de concreción ante la portería contraria.

Como añadidura, en el siempre inolvidable Anxo Carro se escenificó el primer roto defensivo de la campaña. Hasta entonces, el Huesca había recibido seis tantos en once jornadas y de allí se llevó tres más, la mitad. Todos ellos partiendo del balón parado, aunque Míchel restó importancia a este hecho. Para colmo, la expulsión del central Josué Sá con dos amarillas innecesarias frustró una remontada que aparecía como natural cuando los aragoneses se manejaron en la segunda parte con un jugador más por la roja que vio Rahmani al comienzo de la segunda parte.

La otra señal para la esperanza en Lugo la representó el movimiento táctico con el que se desaguó el atasco azulgrana en campo contrario; la receta, dos puntas y un mayor protagonismo de los laterales con las subidas hasta la línea de fondo. Durante muchos minutos se atisbó una posible solución para un problema estructural de esta Sociedad Deportiva Huesca, que ha tendido durante toda la temporada a dominar, a tener la pelota pero careciendo de la profundidad que merece su fútbol. Míchel, que de manera desacostumbrada ha planificado esta semana tres entrenamientos a puerta cerrada, lejos del mundanal ruido, medita cambios y una «evolución», como la definió en la rueda de prensa del viernes.

Con la baja obligada de Josué Sá, dará paso a la primera titularidad del croata Toni Datkovic por la lesión de un Insua que deberá parar durante tres semanas. El preparador madrileño maneja recursos para dar una vuelta a su concepción del fútbol sin traicionarla. Aquel buen tramo del Anxo Carro puede suponer una puerta de acceso a la mejoría general. Para ello se postulan algunos jugadores con Dani Raba a la cabeza.

Fue el futbolista más determinante hasta su lesión en Soria, en la quinta jornada, y acumula dos semanas con el alta médica durante las que Míchel no ha contado con sus servicios. Aunque su falta de ritmo sea evidente, el talento se abre camino y aparece como un recurso para sumar apoyos a un Okazaki que se mostró más incisivo con Cristo a su lado en el Anxo Carro y Miguelón, el otro goleador, surtiéndole de balones. Otra opción es la titularidad de Galán, si bien el técnico se ha decantado hasta la fecha por Luisinho siempre que ha estado disponible.

La recuperación de Dani Escriche representa otro recurso para un Huesca que quiere ser inaccesible en El Alcoraz, de donde se han escapado cinco puntos en los seis primeros compromisos y se enjugan las lágrimas cuando se pierde a domicilio. Míchel realizó un nuevo llamamiento a los aficionados, que están respondiendo de manera masiva y ejemplar, para que sean sustento y base del buen partido que se quiere completar ante los ilicitanos. Valgan los puntos para eliminar las dudas y destacar en el pelotón de equipos que aspiran a las primeras plazas. La Segunda División presenta la igualdad acostumbrada y para sacar la cabeza hay que conducirse a golpe de victorias.

El Elche de Pacheta, que en su último desplazamiento se impuso por 0-2 en Montilivi, se encuentra a solo tres puntos de los aragoneses. El equipo ilicitano se ha mostrado como un visitante temible hasta el momento, ya que ha logrado sumar tres victorias a domicilio ante Alcorcón, Oviedo y Girona y un empate frente al Numancia. Los franjiverdes no pueden contar con los lesionados Nuke Mfulu y Ramón Folch, dos de sus centrocampistas habituales, ni con el lateral Juan Cruz, aunque recuperan a Gonzalo Verdú, baja en las últimas jornadas por una tendinitis.

Alineaciones probables

SD Huesca: Álvaro Fernández; Miguelón, Pulido, Datkovic, Luisinho, Mosquera, Mikel Rico, Juan Carlos, Sergio Gómez, Raba y Okazaki.

Elche: Edgar Badía; Óscar Gil, Gonzalo Verdú, Dani Calvo, Andoni, Manuel Sánchez, Gonzalo Villar, Iván Sánchez, Fidel, Nino y Yacine.

Árbitro: Pulido Santana (comité canario). VAR: Trujillo Suárez (comité canario).

Estadio: El Alcoraz (domingo, 18.00).

Etiquetas
Comentarios