Despliega el menú
SD Huesca

sd huesca

La SD Huesca, ante un rival duro de pelar

Los azulgranas reciben al Málaga, un oponente en zona de descenso pero que solo ha perdido tres partidos hasta el momento.

Los jugadores de la SD Huesca, durante el entrenamiento a puerta cerrada del sábado.
Los jugadores de la SD Huesca, durante el entrenamiento a puerta cerrada del sábado.
SD Huesca

Han sido ocho días en los que la SD Huesca ha podido sentirse como en una montaña rusa. Arrancaron con la subida de ánimos que supuso el triunfo por 1-0 en El Alcoraz con el Girona, otro recién descendido, después se vivió un valle con la derrota en la visita al Cádiz (1-0), el actual líder, y ahora finalizan con el recibimiento este domingo a otro conjunto de nombre ilustre, pero en horas bajas, el Málaga (20.00). La Segunda División, lejos de dar tiempo para el respiro, exige cada vez más como bien están comprobando los azulgranas que saben que necesitan sumar los tres puntos para seguir instalados en la zona alta de la tabla.

Enfrente, tendrán a un equipo que en estos momentos se encuentra en puestos de descenso y que atraviesa por complicaciones de diversa índole, desde la deportiva, hasta la institucional, pasando por la económica y la social. Quizá por ello, aprovechando las casualidades del calendario, ha querido realizar una pequeña concentración en Sabiñánigo, en busca de sosiego.

Los de la Costa del Sol visitaron el jueves al Real Zaragoza con el que empataron a dos en un duelo de final frenético. Las tablas fueron las cuartas que suman en sus cinco últimos compromisos. De hecho, no ganan desde la primera jornada ante el Racing (0-1) aunque, curiosamente, acumulan menos derrotas que su próximo rival. Han caído en tres ocasiones, por cuatro los oscenses.

Míchel estuvo presente en La Romareda estudiando a los andaluces in situ y quedó convencido de que tiene mimbres para mirar hacia arriba por lo que no dudo en calificar el encuentro como de “máxima rivalidad” y eso que será la primera vez que ambos conjuntos crucen sus caminos en una cita oficial. Con lo que el técnico se encontró a orillas del Ebro fue con un bloque que se cierra atrás y que cuenta con buenos jugadores por fuera.

A pesar de sus escasos ocho puntos sumados, sus cifras indican que los de Víctor Sánchez del Amo reciben pocos goles, ocho, y marcan también pocos, seis, algo que también le ocurre al Huesca. No en vano, los azulgranas son los que menos tantos han recibido en la competición y solo han podido festejar siete dianas.

Todos sus partidos, salvo uno, el 3-1 con el Deportivo, se han resuelto por 1-0 o 0-1 ya sean a favor o en contra. De ahí que uno de los aspectos sobre los que se ha incidido que es necesario mejorar es el del acierto de cara a la portería contraria para, entre otras cosas, ser capaces de remontar cuando el partido se pone en contra, algo que nunca ha sucedido hasta el momento. Con el Cádiz, como ejemplo más cercano, tras dominar los primeros 55 minutos, los altoaragoneses se desdibujaron a raíz del 1-0 de Lozano desoyendo la paciencia que Míchel pregona como necesaria.

Para el encuentro, el técnico cuenta con la baja por sanción de Luisinho, primera de este tipo en el presente curso, además de con las de Escriche, Doukouré y Raba por diferentes problemas físicos. Datkovic es duda y sí que estará disponible de nuevo Seoane tras no haber viajado a Cádiz.

El preparador azulgrana confía plenamente en el estilo de juego basado en la posesión que propugna. Se trata de una base sobre la que realiza variaciones en función del oponente, unos matices que ha ensayado a puerta cerrada. Con respecto al once del Ramón de Carranza las principales novedades podrían ser el regreso a la medular de Mosquera y el de Ferreiro al extremo. Una de las dudas se sitúa en el lateral derecho, por el que opositan Pedro López y Miguelón, y la otra en el centro del campo, con Juan Carlos y Eugeni pugnando por un puesto. Álvaro bajo los palos, Sá y Pulido en el eje de la zaga y Okazaki en punta tienen la condición de fijos.

El japonés será el protagonista del partido toda vez que se enfrenta al equipo con el que llegó a España el pasado verano, pero del que tuvo que salir en el final del mercado al no poder ser inscrito por sobrepasar el límite salarial. De hecho, por este motivo, Víctor Sánchez del Amo solo cuenta en su plantilla con 17 jugadores profesionales, entre ellos un reciente exazulgrana, Juanpi Añor. Para el partido recupera para el lateral derecho a Cifu, baja en Zaragoza por un problema en la cadera.

Etiquetas
Comentarios