Despliega el menú
SD Huesca

Cádiz CF 1 - 0 SD Huesca

La SD Huesca se queda sin reacción en Cádiz

Los azulgranas se vinieron abajo después de encajar un gol en la segunda parte.

La SD Huesca es un conjunto que se mueve dentro del código binario, blanco o negro, todo o nada, sin medias tintas. O gana o pierde, o marca un gol o no marca ninguno, o le marcan una vez o su portería se queda inmaculada. Se ha impuesto en cinco ocasiones y en cuatro de ellas ha sido por 1-0 o 0-1. Antes de viajar a Cádiz había perdido tres veces todas ellas por 1-0 o 0-1. Este martes sufrió su cuarto tropiezo, el resultado fue de 1-0. Los azulgranas, que en sus dos anteriores compromisos con el Extremadura y el Girona habían mostrado una tendencia al alza en su juego, pagaron ante el líder de Segunda División su falta de pegada.

Dominó y jugó bien durante buena parte del choque. Sin embargo, a raíz de verse por debajo llegaron los miedos. No en vano, hasta la fecha, los de Míchel aún no han sido capaces no ya de remontar, sino de al menos igualar.

La alineación que presentó Míchel de inicio presentó tres novedades con respecto al duelo del sábado anterior. Una de ellas, el regreso de Pedro López al lateral derecho, no sorprendió atendiendo a la alternancia que viene manteniendo con Miguelón, mientras que las otras dos sí que todavía no se habían visto de inicio. Por primera vez en lo que va de curso Mosquera no actuó de inicio, entrando así en el círculo de rotaciones que se viene produciendo en la medular junto a Eugeni, Juan Carlos y Mikel Rico, además el flanco izquierdo quedó ocupado por los dos laterales zurdos de la plantilla, Luisinho, que se mantuvo atrás, y Galán, que se colocó en el extremo dando refresco a Ferreiro. Ambos ya habían coincidido en el último cuarto de hora frente al Girona y así se le dio continuidad a la apuesta teniendo en cuenta también el juego veloz de los gaditanos.

La primera aproximación fue local. Choco Lozano realizó un reverso ante Pulido en el área y con poco ángulo, aunque cerca del área, no logró lanzar entre los tres palos a los tres minutos.

Desde el inicio, los dos estilos que caracterizan a ambos conjuntos se hicieron notar. El Cádiz, atrás, como un felino agazapado esperando a dar el zarpazo con velocidad y la SD Huesca controlando, amasando el balón y dominando el tiempo del partido. Tocaban y tocaban los oscenses buscando el hueco y acumulando jugadores por la izquierda. Subían Galán y Luisinho, caían hacia ese lado tanto Mikel Rico como Eugeni e incluso se dejaba ver por ahí Sergio Gómez.

Su gran oportunidad sin embargo, llegó por el otro costado. Pedro López la echó hacia atrás y Mikel Rico realizó un disparo limpio desde la frontal del área que por poco se fue fuera. A cuatro minutos para el descanso, Okazaki recibió un centro en el corazón del área frente a Cifuentes. Sin embargo, antes de tiempo, Iglesias Villanueva señaló un fuera de juego más que dudoso. El japonés llegó a disparar con todo invalidado y el meta lo paró. Poco después, el local Fali tuvo un lanzamiento de falta con el que se cerró el primer acto y que se fue alto.

La tónica se mantuvo tras el paso por los vestuarios aunque con los altoaragoneses buscando más los pases largos. En un lanzamiento desde la medular de derecha a izquierda para Juan Carlos acabó apareciendo Galán, que golpeó a las manos de Cifuentes.

Sin que pueda calificarse de sorpresa a pesar de que el Huesca estaba jugando bien sus armas, fue el Cádiz el que se puso por delante. Los gaditanos aprovecharon un fallo de Eugeni para lanzar una contra conducida por Alejo que culminó Lozano colándose entre Luisinho y Rico, y batiendo por bajo a Álvaro. Con todo el Huesca muy volcado arriba, ninguno de los defensas llegó a tapar.

Míchel se vio obligado a mover ficha y así Cristo entró en el lugar de Eugeni. El equipo se recolocó contando ahora con dos delanteros. Se reclamó un penalti por mano y los de la cruz de San Jorge siguieron empujando, aunque siempre con el miedo en el cuerpo que metían las rápidas transiciones de los andaluces.

La siguiente novedad de los visitantes, después de que Cervera ya hubiese dado entrada sobre el césped a artillería con Nano Mesa y Perea, fue Mosquera. El coruñés reforzó la medular en detrimento de Mikel Rico cuando aún restaban veinte minutos. Y como seguía siendo necesario revolucionar al equipo el tercer cambio fue el de Ivi por Galán.

El gol en contra había hecho daño al bloque en lo psicológico. Los pases ya no eran tan precisos, ni los jugadores estaban tan bién colocados abriéndose los huecos para que los futbolistas del Cádiz entrasen. Llegaron las prisas y el balón dejo de pasar por el centro del campo, algo que a los de Míchel no les beneficia precisamente.

A balón parado, Sergio Gómez probó fortuna en una falta lateral que lanzó directamente a puerta y que Cifuentes desvió de puños a córner. De todos modos, lejos de estar cerca el 1-1, por lo que se temía era por el 2-0. Perea logró pasar el esférico entre las piernas de Álvaro, pero éste fue capaz de tocar lo suficiente como para evitar el gol.

Un escalofrío había recorrido la espina dorsal del Huesca, que trató de reaccionar rápido. Ivi lo intentó desde lejos, pero Cifuentes reaccionó bien. Ya en el tiempo de descuento, el meta riojano volvió a salvar a los suyos en otra acción con Perea, Salvi recogió el esférico y lo mandó a la red, pero el gol fue anulado por fuera de juego.

Cádiz cf 1 - SD Huesca 0

Cádiz CF: Cifuentes, Iza, Cala, Fali, Espino, Bodiger (Nano Mesa, 65), Álex, Garrido, Alejo (Perea, 69), Salvi Sánchez y Lozano (Jose Marí, 73).

SD Huesca: Álvaro, Pedro López, Josué Sá, Pulido, Luisinho, Mikel Rico (Mosquera, 70), Eugeni (Cristo, 61), Juan Carlos, Sergio Gómez, Galán (Ivi, 72) y Okazaki.

Goles: 1-0, min. 55: Lozano.

Árbitro: Iglesias Villanueva (Comité gallego). Amonestó a los locales y a los visitantes Luisinho (27), Juan Carlos (39).

Incidencias: Partido de la novena jornada de Segunda División disputado en el estadio Ramón de Carranza ante 15.099 espectadores.

Etiquetas
Comentarios