Despliega el menú
SD Huesca

sd huesca

La SD Huesca, dispuesta a dejar atrás ante el Extremadura su mala racha

Los azulgranas visitan este domingo el Francisco de la Hera con la necesidad de sumar los tres puntos después de que en la última semana hayan caído con el Numancia y el Albacete.

PABLO SEGURA PARDINA - .... viaje sd huesca..21 - 9 - 19 [[[FOTOGRAFOS]]]
Okazaki, antes de partir rumbo a Almendralejo.
Pablo Segura

Tercer intento en ocho días para la SD Huesca sobre la misma distancia. Los altoaragoneses visitan esta tarde al Extremadura en busca de aprobar la que se ha convertido en su principal asignatura en este inicio de temporada, el gol. Sin él no se puede ganar y, como los de Míchel Sánchez únicamente han marcado en una ocasión en sus últimos cuatro compromisos, solo han podido sacar adelante uno de ellos. Tras un esperanzador estreno de curso con las victorias sobre la UD Las Palmas (0-1), única por ahora a domicilio, y el Deportivo (3-1), la situación se comenzó a torcer con la visita al Almería (1-0), pareció enderezarse ante el Sporting (1-0), pero se ha tornado gris después de caer el domingo pasado con el Numancia (1-0) y el miércoles con el Albacete (0-1).

Ante esto, sacar un resultado positivo en la visita al penúltimo clasificado, equipo que aún no conoce a qué sabe la victoria, se entiende como algo obligatorio, más que por la situación clasificatoria, en cierto modo aún anecdótica teniendo en cuenta que la cita se enmarca en la séptima jornada, por los ánimos que insuflaría en una plantilla que todavía se encuentra en proceso de construcción. Los últimos mensajes trasladados por Míchel han transitado en esa dirección en pos de proteger a su equipo. El técnico, que asume la exigencia que implica ser uno de los favoritos para acabar en los puestos altos de la clasificación, ha pedido paciencia, ha recordado que en el vestuario hay veinte caras nuevas que aún se están conociendo y ha recalcado que se está trabajando bien y que la progresión en la compresión del sistema que quiere implantar va según lo previsto. No en vano, defiende que en su idea de juego aquello que tarda más en implantarse como algo natural por parte de los jugadores es el ataque y, a este respecto, las cifras arrojan que el número de llegadas está yendo en aumento. Contra el Numancia se realizaron trece disparos y con el Albacete veinte, aunque ninguno acabó en la red.

Para el duelo en el Francisco de la Hera prepara modificaciones en el once, al igual que viene haciendo durante toda la campaña y que llevó al extremo ante el Albacete con seis novedades. A los habituales cambios que acostumbra a hacer en función del rival se le ha sumado la compresión del calendario, lo que ha hecho que quiera dosificar algunas de sus piezas. Así, tras ver el choque con los manchegos desde la grada es muy probable que regresen a la titularidad el lateral derecho Miguelón y el extremo izquierdo Ferreiro, más si se tiene en cuenta que los que actuaron el miércoles en esas demarcaciones, Pedro López e Ivi, no han sido convocados. También podría volver a ser de la partida Luisinho en sustitución de Galán. En la portería Álvaro, que se medirá al que fue su equipo la temporada pasada, y Pulido y Josué Sá en el eje de la zaga parecen fijos, al igual que Mikel Rico y Mosquera en la medular. Por la tercera pata del centro del campo pugnan Eugeni y Juan Carlos. Arriba, Sergio Gómez podría continuar evolucionando desde la derecha y Okazaki ocuparía la punta del ataque toda vez que dejó buenas sensaciones en su debut como titular con un gol anulado y dos claras ocasiones que el meta Tomeu Nadal desbarató.

Enfrente la SD Huesca se va a encontrar con un equipo al que los resultados no le acompañan. Solo ha sumado tres puntos y se le han escapado cinco al encajar goles en los instantes finales de cuatro partidos, los dos últimos en casa del colista, el Oviedo, que estableció el jueves el 1-1 con un tanto de Ortuño en el minuto 85. De aquel partido su entrenador, Manuel Mosquera acabó muy satisfecho con sus jugadores y descontento con el VAR al ser anulado un gol. El Extremadura presiona arriba y es muy vertical, por lo que el plan que manejan los oscenses es el de controlar el balón y el tiempo del juego, algo a lo que, por otra parte, acostumbran. Solo en la primera jornada finalizaron con menos porcentaje de posesión que su rival.

Etiquetas
Comentarios