Despliega el menú
SD Huesca

Caso oikos

El instructor de la RFEF propone el sobreseimiento para Agustín Lasaosa

Además de para el expresidente de la SD Huesca, en el informe se pide la misma medida para el resto de los investigados salvo en el caso de Juan Carlos Galindo, antiguo jefe de los servicios médicos, que podría ser multado.

Agustín Lasaosa, el día de su detención, abandona el coche policial para acudir al club.
Agustín Lasaosa, el día de su detención, abandona el coche policial para acudir al club.
Javier Blasco/EFE

Juan Carlos Galindo podría ser la única persona sancionada por la Real Federación Española de Fútbol en relación con el caso Oikos. Juan Antonio Landaberea, el instructor del expediente extraordinario abierto tras la denuncia por un supuesto amaño vinculado con las apuestas en el Huesca-Nástic de la temporada 2017-18, ha trasladado al Comité de Competición un informe en el que se solicita una multa de 3.006 euros y la suspensión por dos años del que fuera el jefe de los servicios médicos de la SD Huesca y en el que pide el sobreseimiento de la causa para el expresidente Agustín Lasaosa y los futbolistas Íñigo López, Borja Fernández, Borja Gómez, Carlos Caballero y Samu Saiz.

En el escrito, según la información publicada por el Diario del Altoaragón, el instructor manifiesta que, atendiendo a los datos proporcionados por la Dirección General de Ordenación del Juego, solo Galindo y Saiz habrían participado en apuestas sobre partidos de fútbol y de ellos dos únicamente la actuación del primeros resultaría constitutiva de una infracción disciplinaria muy grave tipificada en el artículo 75 bis del Código Disciplinario de la RFEF.

“Todo parece indicar, a primera vista, que su actividad apostante se podría deber más a una adicción al juego que a un intento de lucrarse económicamente”, señaña Landaberea sobre Galindo, del que también indica que, lejos de obtener un beneficio económico, habría sufrido “pérdidas importantes”.

Secreto de sumario

Al margen de la vía deportiva, en la que existe otro expediente a cargo de La LFP que en estos momentos se encuentra paralizado a la espera de lo que ocurra en la justicia ordinaria, el caso Oikos sigue su curso en el juzgado de instrucción número 5 de Huesca. El magistrado Ángel de Pedro dictó el miércoles un nuevo auto por el que amplía treinta días más el secreto sobre la pieza número doce del sumario. En ella aparecería el volcado de la información de dispositivos como los móviles de los implicados en la investigación.

Por otra parte, la SD Huesca, que no estaba incluida entre los expedientados por la RFEF, continúa a la espera de que el juez le retire su condición de investigada como persona jurídica.

Etiquetas
Comentarios