Despliega el menú
SD Huesca

sd huesca

La SD Huesca se aferra a El Alcoraz

Los azulgranas reciben este miércoles al Albacete en pos de una victoria que potencie sus virtudes y haga olvidar los problemas mostrados en Soria y Almería (19.00).

Mikel Rico y Luisinho celebran un tanto durante un entrenamiento.
Mikel Rico y Luisinho celebran un tanto durante un entrenamiento.
Rafael Gobantes

En momentos de desconcierto, nada como regresar al hogar. Y la Sociedad Deportiva Huesca se siente a salvo en El Alcoraz, su refugio y el de las más de seis mil personas que cada dos semanas lo abarrotan. Las derrotas a contrapelo de Almería y Soria han vertido algunas dudas sobre un proyecto todavía en su fase inicial y los azulgranas quieren desterrarlas este miércoles ante el Albacete (19.00) para mantener la hoja de servicios impoluta en casa tras las victorias sobre Deportivo y Sporting. Como no hay dos sin tres, el objetivo es vencer y convencer.

En los oscenses no hay dudas porque los males se encuentran diagnosticados. La falta de remate y la endeblez a balón parado ya se han cobrado seis puntos en Los Pajaritos y el Estadio de los Juegos Mediterráneos. El Huesca acusa la falta de respuestas en los últimos metros y la urgencia por ganar de un grupo de futbolistas que sabe que se le llamó precisamente para cumplir una misión ambiciosa. El técnico Míchel Sánchez trata de que la ansiedad no haga mella en sus futbolistas y por ello subraya las virtudes de un bloque que las debe potenciar para firmar, al fin, una actuación intachable.

El triunfo sobre el Deportivo se acercó mucho a la idea que el preparador lleva cocinando desde el mes de julio. Y con el Sporting se sufrió más de la cuenta en los últimos minutos, precisamente, por no cerrar el partido mucho antes. El seis de seis del que presume El Alcoraz no se entiende sin el empuje de unos aficionados que, de nuevo y en horario todavía laboral, acudirán en masa a ver a los suyos. El Huesca se siente en deuda perpetua con ellos, como con los más de 1.100 que la acompañaron en Soria y regresaron a casa de vacío.

El poco margen de tiempo entre un partido y otro y la proximidad de la cita del domingo con el Extremadura han limitado el tiempo de recuperación; a su vez, han facilitado que las cabezas se limpien con celeridad para enfocarse en el Albacete. Además, el lunes se confirmó el pronóstico de Dani Raba, que será baja durante el próximo mes. Una ausencia más que sensible, pues el cántabro es el máximo anotador hasta la fecha con dos goles y se trataba de uno de los titulares indiscutibles para Míchel, que lo había utilizado de entrada en los cinco compromisos del campeonato y desatascado la cita con el Sporting. Tampoco está aún a punto Cheikh Doukouré.

La ausencia del delantero cedido por el Villarreal plantea una seria disyuntiva a Míchel, que ha de agitar el árbol por dos razones. Para buscar más aliento ofensivo en el área rival y porque la acumulación de partidos puede hacer mella en una serie de futbolistas a los que el preparador protege de la crítica mal entendida. Sin Raba, habitual recurso por la derecha, la identidad del sustituto puede afectar al resto de posiciones de ataque.

Si opta por Sergio Gómez, el escogido en Los Pajaritos para relevar a Raba, el catalán no es tanto un hombre de banda como alguien capaz de combinar y buscar el último pase de gol. Otra posibilidad la representa Dani Escriche. Si en el conjunto oscense se ha habituado al papel de nueve, en el Lugo ha rendido como segundo punta o en la banda derecha. Su concurso en este rol abriría la posibilidad de que Shinji Okazaki se estrene como titular. Este martes Míchel ha valorado que ya se encuentra en disposición de actuar durante 90 minutos y que, a fin de cuentas, su adaptación ha de producirse durante la competición oficial.

En la banda izquierda, un Ferreiro que ha sido siempre titular podría dar el relevo a Ivi López después de que este no viajase a Soria y cumpliera con buena nota en sus apariciones anteriores. Es tal el abanico de posibilidades de Míchel Sánchez en la mediapunta que dos jugadores del calado de Eugeni, ex del Albacete, y Juan Carlos también se disputan un lugar en el equipo junto a los intocables Pedro Mosquera y Mikel Rico. Dos veteranos sobre cuyas espaldas se sitúan los cimientos del equipo.

La defensa, con el posible regreso de Pedro López al lateral diestro, se ha mostrado fiable para acordonar la portería de Álvaro Fernández a pesar del lunar del balón parado. Pulido y Josué Sá, una pareja bien avenida, facilita además la salida de balón en las largas posesiones que Míchel quiere como seña de identidad siempre que desemboquen en acciones de peligro claras.

El rival sobre el que volcar estas buenas intenciones es un Albacete con la herida abierta de la derrota por 0-4 con el Tenerife y que, a la vez, ya ha sido capaz de vencer a Girona y Deportivo. Los manchegos conservan muchos de los nombres que les llevaron a disputar el ‘play off’ de ascenso, con Luis Miguel Ramis en el banquillo y una curiosidad: vuelve Pedro Sánchez, incorporado al final del mercado y que ya visitó El Alcoraz con el Dépor. Cosas del fútbol moderno.

Alineaciones probables

SD Huesca: Álvaro Fernández; Pedro López, Josué Sá, Pulido, Luisinho, Mosquera, Mikel Rico, Eugeni, Sergio Gómez, Ivi o Ferreiro y Escriche u Okazaki.

Albacete: Tomeu Nadal; Benito, Arroyo, Caro, Fran García, Barri, Azamoum, Susaeta, Pedro Sánchez, Olabe y Zozulia.

Árbitro: Ávalos Barrera (c. catalán). VAR: Figueroa Vázquez (c. catalán).

Estadio: El Alcoraz (19.00).

Etiquetas
Comentarios