Despliega el menú
SD Huesca

SD Huesca

Propósito de enmienda en la SD Huesca

Tras la derrota con el Numancia, los azulgranas apuntan a ser más incisivos en ataque y a estar más concentrados como algunos de los aspectos a mejorar.

Los jugadores de la SD Huesca, en el entrenamiento de este domingo.
Los jugadores de la SD Huesca, en el entrenamiento de este domingo.
Verónica Lacasa

La derrota ante el Numancia por 1-0 ha servido de llamada a la reflexión en el seno del vestuario de la SD Huesca. Desde que el sábado se escuchó el pitido final, el mensaje lanzado tanto por los jugadores como por el técnico Míchel Sánchez ha sido similar combinando la autocrítica y el propósito de enmienda. Por un lado la plantilla es consciente de que son varios los aspectos a mejorar, pero por otro también se valora lo hecho bien hasta ahora y se considera que queda mucho tiempo por delante. No en vano, tan solo se han disputado cinco de las 42 jornadas que tiene programadas la Segunda División.

Entre los males a corregir figuran la falta de concentración y de mordiente en ataque. Hasta el momento, las dos derrotas sufridas, la de Almería y la de Soria, han sido por el mismo resultado, 1-0, y después de que el rival se adelantase gracias a una jugada a balón parado. “Es un tema de concentración, actitud e intensidad”, manifestó en la sala de prensa de Los Pajaritos Míchel, quien recalcó que “hay que defender bien 95 minutos”.

No solo en el resultado y en la forma de encajar los goles son coincidentes los dos encuentros, también en ellos el conjunto azulgrana pasó por momentos de apagón en su juego. En el estadio de los Juegos del Mediterráneo, tras el mazazo del tanto de Sekou Gassama, costó reaccionar e incluso el marcador resultó corto al descanso. Algo similar ocurrió con el Numancia. Tras una buena primera parte, en la segunda, ante la incapacidad para ponerse por delante, los visitantes empobrecieron su juego hasta acabar viéndose por detrás. El técnico definió la sensación experimentada como de agobio por no marcar.

A este respecto, lo cierto es que hasta el momento la SD Huesca está disfrutando de mayores posesiones que sus rivales. Sin embargo, esto no acaba de traducirse en goles. Al margen del triunfo por 3-1 con el Deportivo, el resto de marcadores que acumula, ya sean a favor o en contra, solo han registrado una diana. El equipo maneja el balón, pero le falta mayor agresividad a la hora de abordar la portería rival, algo que a punto estuvo de costarle caro en el cruce con el Sporting en El Alcoraz. Después de ponerse por delante con un cabezazo de Raba y quedarse con uno más debido a la expulsión de Pedro Díaz, los oscenses acabaron echándose atrás hasta el punto de que Rubén Yáñez salvó en la última acción del partido la victoria.

La SD Huesca ha tenido que componer una nueva plantilla este verano con 21 caras nuevas con respecto a la que acabó el curso pasado en Primera División. Su proceso de consolidación continúa en marcha, más si se tiene en cuenta que el grueso de los fichajes no comenzó a llegar hasta agosto y que el último, Okazaki, se anunció hace doce días. 

Hasta el momento, han tenido minutos 21 de los 26 futbolistas del vestuario altoaragonés, quedan por estrenarse Galán, Muñoz, Insua, Doukouré y Valera, y de ellos solo seis han participado en todas las jornadas. Estas cifras indican que Míchel sigue buscando la fórmula ideal y que, además, tiene intención de contar con el mayor número de efectivos posibles a lo largo del curso. No en vano, ahora el calendario se comprime con cinco jornadas en tres semanas. La primera cita será el miércoles en El Alcoraz contra el Albacete (19.00).

Etiquetas
Comentarios