Despliega el menú
SD Huesca

sd huesca

Cáseres y Galarreta, los pivotes deseados por la SD Huesca

El argentino llegaría cedido por el Villarreal, mientras que la UD Las Palmas quiere aliviar su masa salarial con la salida del centrocampista vasco.

Santiago Cáseres, durante un compromiso del curso pasado con el Villarreal.
Santiago Cáseres, durante un compromiso del curso pasado con el Villarreal.
El Periódico Mediterráneo

La Sociedad Deportiva Huesca está decidida a cerrar el centro del campo con un fichaje de campanillas. Y por ello mantiene abiertas negociaciones en dos frentes que apuntan en esa dirección. El club azulgrana persigue la cesión de Santiago Cáseres, pivote defensivo del Villarreal, y también se ha movido para hacerse con los servicios de Íñigo Ruiz de Galarrera, mediocentro todoterreno de la Unión Deportiva Las Palmas. Se trata de dos operaciones factibles, vistas con agrado por todas las partes y que, con independencia de la elección final, multiplicarían las prestaciones de esta línea en el equipo de Míchel Sánchez.

Con la fecha límite del 2 de septiembre, la dirección deportiva apunta a la defensa, el medio y el ataque para terminar de perfilar el plantel y, como apuntó Rubén García el pasado martes, el centro del campo es el que más pronto presentará la novedad deseada. Santiago Cáseres, con quien no cuenta esta temporada el Submarino Amarillo, es uno de los preferidos por su calidad, por conocer el fútbol español y, asimismo, por las buenas relaciones entre los clubes. Una amistad que ya ha facilitado este mismo verano los préstamos de Miguelón y Dani Raba.

Así, se estudia la fórmula de la cesión sin opción de compra para este jugador nacido en Argentina hace 22 años y que llegó a Villarreal procedente del Vélez Sarsfield. El equipo castellonense desembolsó 10 millones de euros por el futbolista, que comenzó siendo importante y perdió relevancia en el tramo final del campeonato. Terminó jugando 23 partidos de Liga, nueve de la Europa League y dos de la Copa del Rey. El último, precisamente, la visita de la Sociedad Deportiva Huesca al Estadio de la Cerámica el pasado 28 de abril (1-1). Cáseres jugó 83 minutos, así como el encuentro completo en El Alcoraz (2-2).

Esta campaña no ha sido convocado por Calleja en las dos primeras citas del curso y el Villarreal busca un club en el que pueda gozar de minutos después de que se hayan caído por el camino opciones de Primera como Betis, Espanyol o Levante. La pujanza del proyecto azulgrana convence a los amarillos y al propio jugador, con contrato hasta 2023. Se trata de un ejemplo de que la baza jugada por el Huesca de esperar al cierre del mercado en pos de piezas apetecibles, y en un momento previo inalcanzables, se revela como una estrategia acertada.

El otro nombre que responde a esta situación es el de Íñigo Ruiz de Galarreta. En su caso, se trata de una salida buscada por la UD Las Palmas para aliviar el tope salarial, rebasado por mucho con sus actuales integrantes. El vasco, de 26 años, será futbolista amarillo tres años más y por ello se ve la cesión como la fórmula preferida. En un primer momento, el conjunto insular había ofrecido al azulgrana a Christian Rivera, sin siquiera dorsal, pero es Galarreta el que se ajusta mejor a las pretensiones de la dirección deportiva.

El pivote criado en el Athletic de Bilbao ha disputados completos los dos choques de este curso, contra el propio Huesca y el Málaga, y siempre ha adquirido protagonismo en los equipos en que ha militado. Mirandés, Real Zaragoza, Leganés, Numancia y Barcelona B conformaron su hoja de ruta antes de recalar en Las Palmas de Gran Canaria. El tercer nombre en discordia para el fichaje que le discuta la titularidad a Pedro Mosquera es el de Cheick Doukouré, costamarfileño del Levante que se ha convertido en uno de los descartes de Paco López. Sin embargo, no se trata de una opción preferencial, sino que el conjunto granota lo está ofreciendo a lo largo y ancho de la categoría de plata.

Etiquetas
Comentarios