Despliega el menú
SD Huesca

sd huesca

Ivi y Cristo, un salto de calidad

Las dos últimas incorporaciones azulgranas hasta la fecha desembarcan con el objetivo claro de ayudar a devolver a la SD Huesca a Primera División.

Ivi López y Cristo González, con las camisetas de la SD Huesca.
Ivi López y Cristo González, con las camisetas de la SD Huesca.
Rafael Gobantes

Hasta el momento, los caminos de Ivi López y Cristo González marchan de la mano en la SD Huesca. Su contratación fue anunciada el mismo día, el pasado martes, entrenaron por primera vez a las órdenes de Míchel Sánchez el miércoles y este jueves han sido presentados de forma conjunta. En un futuro esa senda que ahora ya es una, la azulgrana, esperan que les conduzca hacia la Primera División tanto a ellos como al equipo. No en vano, y en palabras del director deportivo, Rubén García, sus cesiones suponen “un salto de calidad para el equipo”.

La referencia al regreso a la élite se ha vuelto ya en una declaración sin ambages en las últimas fechas tanto para los recién llegados como para los que permanecen en el vestuario. Lo manifestó esta misma semana un peso pesado como Ferreiro y lo repitió también otro de los nuevos Sergio Gómez. Esta sinceridad contrasta con la meta marcada semanas atrás, menos concreta al hablar únicamente de “los puestos altos de Segunda División”.

Ivi, que a sus 25 años llega desde el Levante, no escondió que inicialmente se le hizo “un poco difícil” el pensar que tenía que regresar a competir a la categoría de plata. Sin embargo, cambió de parecer al pensar que su destino era “un club tan grande como el Huesca que quiere volver otra vez a Primera”. “A lo mejor tengo que dar un paso atrás para luego dar dos para adelante”, reflexionó.

Las sensaciones de Cristo en cuanto a su nueva etapa son similares. “Elegí el Huesca porque me pareció un proyecto bastante ilusionante y que creo que puede ayudarme a dar el salto hacia mi consagración”, explicó. Además, quiere “devolver al Huesca a Primera que es donde debe de estar”.

Rubén García se deshizo en elogios hacia sus dos nuevas incorporaciones. De Ivi dijo que “es extremo izquierdo, pero puede jugar tanto arriba como de punta y de segunda punta”. “Ya ha hecho unos números en Segunda División impresionantes a su paso por el Sevilla Atlético y es un futbolístia que cuando tenga un poco de continuidad solo él sabrá donde tiene el techo”. Sobre Cristo destacó que “viene con unas ganas tremendas para poder desarrollar en Segunda División todo el fútbol que lleva dentro”. “Es un goleador, pero puede actuar también de segunda punta y esperemos que aquí pueda explotar todas sus cualidades".

Ivi, que dio sus primeros pasos en el fútbol sénior de la mano del Getafe tanto en el filial en Segunda B como en el primer equipo, comenzó a sonar con fuerza a raíz de las 14 dianas que anotó con el Sevilla Atlético en Segunda División en la campaña 2016-17. De ahí pasó al Levante con el que disputó ya en Primera 29 encuentros y festejó cuatro tantos. La campaña pasada, sin embargo, no logró estabilidad. Fue cedido primero al Valladolid y después al Sporting. “Mi principal cualidad es el gol, ayudar en defensa me cuesta un poco más, pero este año lo mejoraré y más con Míchel, que me insiste en eso”, se sinceró hablando también de los que le está pidiendo el entrenador.

De entre sus nuevos compañeros conocía también a Pedro López, también granota en su pasado más reciente. De todos modos reconoce que el vestuario le ha tratado “genial” a pesar de la competencia que va existir, especialmente en su puesto. “Nos hará mejorar mucho más, nos viene bien a todos”, explicó al respecto.

Para Cristo, el Huesca ha sido la estación termino de un verano movido. Del Real Madrid, con el que llegó a jugar y marcar en Copa con el primer equipo, pasó al Udinese y éste lo ha devuelto a España ahora para que termine de cuajar dentro de una trayectoria ya larga a sus 21 años. Debutó con 17 años en Segunda División formando parte del Tenerife y en sus filas permaneció tres cursos hasta pasar al club blanco para reforzar al Castilla. En Segunda B logró once goles en la 2017-18 y en el último ejercicio llegó a los 21. Después de todo este ajetreo ahora está “tranquilo”. “Ya me puedo concentrar al 100% en mi trabajo, que es jugar”, consideró.

“Los objetivos me los voy marcando de poco en poco. Primero, adaptarme al equipo; segundo, a la idea del míster; y luego aportar lo que pueda”, comentó. El delantero canario cree que la Segunda División va a ser “una competición igualada y difícil”. Y tras dos entrenamientos ya con el equipo y el míster sus primeras impresiones son de que “haciendo lo que nos pide el míster vamos a poder competir muy bien”.

Tanto Ivi como Cristo miran ya hacia el partido del domingo en Las Palmas. Será la primera jornada de liga y el duelo en el que podrían debutar como azulgranas. “Aportaré lo mejor que tenga en los minutos que juegue”, anunció el primero. Para el segundo, el choque tendrá un cierto componente sentimental al ser frente al principal contrincante del Tenerife. “La rivalidad allí es grande, como aquí con el Zaragoza”, explicó, aunque, más allá de eso, “son tres puntos y tienen que ser nuestro independientemente de quien esté enfrente”.

Etiquetas
Comentarios