Despliega el menú
SD Huesca

sd huesca

Mikel Rico: “Cada entrenamiento es un examen”

El centrocampista de la SD Huesca, que se considera “uno más” de la plantilla, señala que los jugadores están entendiendo lo que Míchel quiere.

Mikel Rico se hidrata durante un entrenamiento en el IES Pirámide.
Mikel Rico se hidrata durante un entrenamiento en el IES Pirámide.
Rafael Gobantes

Ni ocho años en Primera División ni el papel de referente que está llamado a desempeñar Mikel Rico le desvían del objetivo principal de sumar como uno más en la Sociedad Deportiva Huesca. A las órdenes de Míchel Sánchez, el centrocampista vasco de 34 años no quiere ser líder, quiere ser útil, “uno más”. Exhibiendo desde el primer día un excelente tono físico, se está amoldando asimismo a su rol dentro del esquema 4-1-4-1 del entrenador azulgrana, con llegada por dentro e importancia en el capítulo defensivo. A falta de los últimos retoques en la medular, el vizcaíno cuenta los días para el estreno liguero en Las Palmas del próximo domingo 18 de agosto.

Antes, toca seguir completando etapas con el amistoso de este domingo ante el Castellón en Teruel (20.00) y la concentración de tierras gerundenses entre el 7 y el 10 de agosto. Mikel Rico, además, resta importancia a la paulatina llegada de los fichajes que restan para completar el bloque, seguro del buen hacer de la dirección deportiva. El pivote ha señalado tras el entrenamiento matinal de este sábado que “el equipo ha empezado bien, entendiendo lo que quiere el míster desde el primer día. Es cierto que faltan futbolistas por venir, pero están trabajando en ello de la mejor manera posible y hay que tener paciencia”.

En lo personal, el de Cruces se encuentra “físicamente bastante bien y siempre se quiere estar lo mejor posible cuanto antes. Es verdad que todavía nos encontramos en la pretemporada y trabajamos para mejorar”. Con el debut a la vuelta de la liga, “después de Gerona estaremos prácticamente en la semana previa. Para mí es como volver a empezar, no queda ningún jugador de mi anterior época. Es un cambio complicado tras seis años en el Athletic de Bilbao, pero me estoy adaptando bien, los compañeros me han acogido y estoy muy a gusto”.

El trabajo se está desarrollando todavía con el acompañamiento de futbolistas del Ejea, el juvenil y el Huesca B; sin embargo, Míchel está transmitiendo su ideario a aquellos con quienes contará a partir del 18 de agosto. “Intento entender rápido lo que quiere cada entrenador para poder darlo; a veces se consigue y otras, no. Míchel transmite muy bien lo que quiere y es fácil entender lo que pide”. De momento, pocas sorpresas: “Conocía a todos, cuando te gusta el fútbol ya sabes lo que tienes. Es gente con calidad y comprometida, que se deja el alma”.

La llegada de refuerzos, los días en los que las noticias también escasean, se vive en el vestuario azulgrana “con tranquilidad”, asegura Mikel Rico. “No nos compete. Lo nuestro es entrenar y que los que estamos nos hallemos bien lo antes posible. Toca esperar. Sabemos que la secretaría técnica trabaja para ello y a veces es mejor tener un poquito de paciencia que precipitarse”, reflexiona. De momento, los compañeros de demarcación del vasco, los defensores y los atacantes afrontarán con el Castellón “otra prueba de nivel, todas lo son”.

El amistoso del pasado jueves en Pinilla contará con su réplica este domingo, 14 días antes de visitar el Estadio de Gran Canaria y con varias piezas por llegar y acoplarse. “Tienes que enseñar al entrenador lo que puedes dar, cada sesión es un examen y más con la competición tan cerca”, asegura el jugador, que firmó un contrato por dos campañas. Entre aquellos que podrían incorporarse al proyecto se encuentra Xabi Etxeita, que de este modo regresaría al equipo del que fue capitán en Primera. Mikel habló con él al comienzo del verano, y “ya se verá. Ojalá pueda venir porque es un profesional increíble y una persona mejor todavía. Tendrá sus opciones y ha de decidir”.

Etiquetas
Comentarios