SD Huesca

sd huesca

La SD Huesca se medirá al Ejea sin que hayan llegado nuevos refuerzos

A pesar de los movimientos en el mercado, los azulgranas llegan a su segundo amistoso de la pretemporada necesitando todavía diez fichajes.

burst
Míchel Sánchez da una charla a la plantilla en el campo de Benasque.
Heraldo.es

Los mimbres con los que cuenta Míchel Sánchez para medirse a la SD Ejea este sábado a partir de las 18.00 en Benasque en el que supondrá su segundo amistoso de la pretemporada serán los mismos con los que ya se enfrentó hace justo una semana al Calahorra (0-0). El deseo del entrenador y la intención del club era que a lo largo de los primeros días de la concentración que el conjunto está llevando a cabo en La Ribagorza se pudiese concretar alguna llegada más para que el grupo comience a tomar una forma definitiva. Sin embargo, lo cierto es que todavía no ha podido ser anunciada ninguna incorporación.

Conscientes de que el tiempo pasa y de que aún son necesarios cerrar alrededor de diez fichajes, especialmente en posiciones como la delantera y el centro de la defensa, en el seno de la entidad se está intentando acelerar alguna de las operaciones puestas en marcha. En los últimos días han salido a la palestra varios nombres como los de Michael Santos, Xisco Jiménez, Rafa Mir, Troyanski, Ivi, Petrovic y Arribas, y también los de otros que ya vistieron la camiseta azulgrana como Juan Carlos Real, Etxeita y Yangel Herrera, que finalmente ha firmado con el Granada. Así, en el entorno de la SD Huesca se considera que a no mucho tardar se comenzarán a estampar firmas sobre los contratos.

Sin embargo, llegar hasta ese punto no está resultando sencillo. Las consecuencias del caso Oikos, la trama de amaño de partidos en la que se ha visto involucrado el club, han salpicado al plano deportivo y no se esconde que está haciendo que los posibles refuerzos sientan reticencias. También es cierto que muchos de los objetivos subrayados en rojo, aquellos llamados a marcar las diferencias, prefieren primero esperar a conseguir hueco en conjuntos de Primera División antes de sentarse a considerar las ofertas que puedan tener en Segunda. Y por otro lado existen casos de jóvenes prometedores a los que sus clubes quieren tener cerca durante la primera fase de la pretemporada antes de dejarlos salir cedidos. Tal es el caso de Jaime Seoane, centrocampista del Real Madrid que se encuentra realizando la gira norteamericana de los blancos a las órdenes de Zidane y que no podrá incorporarse al grupo de Míchel hasta la semana que viene a su regreso del otro lado del Atlántico.

El reloj corre y la pretemporada comienza ahora acelerarse camino de la primera jornada de liga, cuando el Huesca visite Las Palmas el 18 de agosto, algo que tampoco ayuda. Tras el choque con el Ejea, el próximo jueves se cruzará con el Levante, conjunto de Primera División, en Teruel y el domingo, en el mismo escenario, con el Castellón, un Segunda B. Después, del 7 al 10 de agosto realizará una segunda concentración, esta vez en tierras catalanas, donde competirá con el Olot (Segunda B) y el Girona (Segunda División).

De este modo, actualmente, y de cara a recibir al Ejea, equipo que ejercerá la próxima temporada de filial de los altoaragoneses en la categoría de bronce, Míchel Sánchez cuenta con los porteros Álvaro Fernández, Valera, Jovanovic y Bardají, de entre los que previsiblemente dejará fuera un par después de que ante el Calahorra los damnificados fuesen los dos últimos. En la defensa Pulido, Galán y Pedro López no deberían tener problemas para participar mientras que Miguelón y Luisinho son dudas por problemas físicos. En el centro del campo se vestirán de corto Musto, Rico, Eugeni, Gallar, Ferreiro y Joaquín Muñoz, y arriba, Escriche. También estarán disponibles el juvenil Carlos Kevin, los jugadores del Huesca B Abizanda y Arnedillo, y los del Ejea Méndez, Ballarín y Hermoso, además de Peñaloza, cuyo destino final aún no está decidido.

Charla de Míchel para reforzar conceptos

Míchel Sánchez puso fin a la quinta jornada de trabajo en Benasque con una charla de diez minutos en el centro del campo en la que quiso reforzar los conceptos de juego que trata de inculcar a sus jugadores. Primero se mostró crítico con algunos de los fallos y posteriormente fue distendiendo el tono para recordar algunas de las ideas clave y dar ánimos de cara a los próximos días. A continuación, durante el estiramiento intercambió palabras con la mayoría de los futbolistas. De entre ellos, dos habían sido protagonistas a lo largo de este jueves, Miguelón y Luisinho. El primero, que viene recuperándose de un esguince de tobillo, trabajó con normalidad junto a sus compañeros durante la mañana y por la tarde también participó en alguno de los ejercicios con ellos tras ejercitarse en solitario. Mientras, el portugués recibió un golpe en la matinal que le obligó a retirarse antes del final y tampoco completó la segunda sesión.

Etiquetas
Comentarios