Despliega el menú
SD Huesca

sd huesca

Los fichajes de la SD Huesca ya dejan su impronta en los entrenamientos

El estado físico de Mikel Rico y la adaptación de Eugeni son algunas de las notas más destacadas tras los primeros días de trabajo.

entreno sd huesca tarde11 - 7 -  19PABLO SEGURA PARDINA -  [[[DDA FOTOGRAFOS]]]
Mikel Rico y Eugeni, en el centro de la imagen, durante un entrenamiento de esta semana.
Pablo Segura

La primera semana de trabajo en la Sociedad Deportiva Huesca está transcurriendo con la atención repartida en varios estratos. La situación de la plantilla que dirige Míchel Sánchez es por el momento un bosquejo de la definitiva con 13 futbolistas, algunos sin su continuidad garantizada, cuatro incorporaciones y 12 jóvenes que jugarán cedidos o bien en los filiales, Ejea y Huesca B, y el juvenil. Sin embargo, el madrileño no realiza distinciones entre estos grupos. A todos les exige lo mismo. Y los nuevos están por el momento respondiendo a las exigencias del nuevo cuerpo técnico. Sobre todo, un Mikel Rico que exhibe un estado físico colosal.

El vizcaíno es uno de los recién llegados (aunque se trate de un regreso nueve años después) junto al portero Álvaro Fernández, el lateral Miguelón y el extremo Joaquín Muñoz. Se espera a Jaime Seoane, que participa en la gira americana con el Real Madrid, y varios de los futbolistas que actuarán en el Ejea compaginarán los entrenamientos en la localidad zaragozana y la capital oscense. El grueso de la plantilla irá adquiriendo forma hasta el inicio de la concentración de Benasque entre el 22 y el 30 de julio.

Mikel, que en noviembre cumplirá 35 años, enseña desde el primer día potencia y colocación. Sigue a rajatabla las instrucciones del entrenador en lo que se refiere a la presión alta para robar balones y en el juego al primer toque, del que es un consumado especialista y ya empieza a entenderse a la perfección con compañeros como Eugeni, Pulido o Luisinho. También se espera mucho del propio Eugeni, cedido el curso pasado en el Albacete, y de Dani Escriche, que actuó en el Lugo.

Del primero ya se ha detectado un crecimiento personal y futbolístico entre un verano y otro que indican la idoneidad de su paso por el Carlos Belmonte. De una versión algo más apocada con Leo Franco a un futbolista que se sabe diferencia tras sus buenos números con los manchegos. Escriche, mientras, está sumando minutos de adaptación a la nueva filosofía del Huesca con el papel de delantero compartido en los primeros ejercicios con Ballarín y Carlos Kevin. Los fichajes en ataque irán definiendo el perfil de un jugador más habituado a comenzar en banda o como segundo punta.

Míchel también trata con el mismo respeto y profesionalidad que al bloque más estable a los porteros Valera y Bardají, que saldrán cedidos, así como a los cinco jóvenes que actuarán en el Ejea (Kike Hermoso, David Ballarín, Juan Peñaloza, Jordi Méndez y Alberto Leira), a los del Huesca B (Dani Arnedillo, Gustavo Abizanda y Héctor Espiérrez) y a los juveniles Javi Almerge y Carlos Kevin. En total, 25 jugadores y en torno a una decena de fichajes por llegar para que el dibujo de la nueva SD Huesca sea el definitivo.

Etiquetas
Comentarios