Despliega el menú
SD Huesca

sd huesca

El futuro de Musto, lejos de la SD Huesca

Pese a tener un año más de contrato, la sanción del TAS por presunto dopaje, que podría ser de hasta 22 meses, separaría al centrocampista argentino de un proyecto para el que Míchel no cuenta con él.

Damián Musto, en el centro de la imagen, durante un entrenamiento.
Damián Musto, en el centro de la imagen, durante un entrenamiento del curso pasado.
Rafael Gobantes

Damián Musto cuenta con un año más de contrato en la Sociedad Deportiva Huesca y, sin embargo, no entra en los planes del técnico Míchel Sánchez. Sobre el centrocampista argentino pesa una amenaza de sanción de 22 meses por el presunto caso de dopaje que ya le acarreó otro castigo previo de seis meses. De confirmarse aquella, el jugador y el club separarían sus caminos. El club azulgrana espera que el anuncio por parte del Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) se produzca en las próximas fechas, y el pivote tiene buen cartel en México y Argentina.

Musto dio positivo en un control antidopaje al que se sometió en junio de 2017, cuando militaba en el Rosario Central argentino, por el "consumo involuntario de dos diuréticos que no están permitidos", según explicó el propio futbolista, y que se detectaron en su orina. Los resultados se confirmaron a comienzos de 2018, cuando era jugador del Xolos de Tijuana mexicano, y se le impuso una sanción de seis meses sin poder competir que expiró el jueves 16 de agosto, solo tres días antes del debut liguero en Éibar. Fue un verano atípico, ya que Musto no pudo tomar parte en los amistosos de aquella pretemporada debido al castigo.

El día de su presentación como futbolista azulgrana, y acompañado por el entonces director deportivo, Emilio Vega, dio las gracias al "equipo de agentes y abogados que ha llevado una cuestión en la que yo he estado un poco al margen". Lo definió como "un tema incómodo que se presta a la suspicacia y, gracias a Dios, queda en el pasado y miro adelante".

La campaña discurrió sin mayores alusiones a esta cuestión hasta que, en marzo de este año, la FIFA recurrió ante el Tribunal de Arbitraje del Deporte la sanción de siete meses. El máximo organismo del fútbol internacional solicitó que la pena fuese de un año y diez meses. El 5 de abril se celebró una primera audiencia entre los abogados de ambas partes y, entonces, la SD Huesca trasladó un mensaje de tranquilidad puesto que el desarrollo de los acontecimientos no iba a afectar en ningún caso al cierre de la temporada.

Ahora, la sentencia del TAS puede alejar a Musto de la SD Huesca. En el plano deportivo, tampoco se le considera un futbolista que encaje en el perfil de lo que Míchel Sánchez y la dirección deportiva persiguen para el proyecto en Segunda División. Además, las elevadas condiciones económicas de su contrato están muy lejos de los cánones de la categoría de plata y de lo que el club oscense está dispuesto a sostener en un futbolista de sus características. Musto, de 32 años, jugó 24 partidos de Liga y uno de la Copa del Rey el curso pasado en los que acumuló doce cartulinas amarillas.

También se aguarda en un breve lapso de tiempo la resolución acerca del incumplimiento del contrato firmado con la SD Huesca por parte de Saman Ghoddos y del Östersunds sueco y que se elevó a la FIFA. Se espera una elevada compensación económica para el club, así como sanciones para el conjunto nórdico y el Amiens francés, club en el que terminó jugando, y una posible inhabilitación para el delantero internacional iraní que acudió a la capital oscense para firmar un acuerdo del que posteriormente se desdijo.

Jonathan Toro seguirá en Portugal

Otro futbolista que está lejos de vestirse de azulgrana pese a tener contrato en vigor es Jonathan Toro. El joven mediapunta hondureño, de 22 años, seguirá en el fútbol portugués, como ya anunció el director deportivo, Rubén García. El club oscense le fichó el pasado verano procedente del Gil Vicente luso y hasta 2021. A continuación lo prestó al Varzim y, en el mercado invernal, al Coimbra. Ahora, un club de la primera división portuguesa, el Club Deportivo Tondela, está interesado en hacerse con sus servicios. Nacho González, expreparador de Real Zaragoza, Deportivo o Reus, está al frente del proyecto.

Etiquetas
Comentarios