SD Huesca

sd huesca

Chimy Ávila jugará en Osasuna hasta 2023

El delantero argentino de ha comprometido con el club navarro, que pagará 2,7 millones de euros a San Lorenzo de Almagro. Su cláusula será de 25 millones.

El delantero Chimy Ávila celebra el gol de la victoria ante el Sevilla en El Alcoraz.
El delantero Chimy Ávila celebra el gol de la victoria ante el Sevilla en El Alcoraz.
Verónica Lacasa

Chimy Ávila ya tiene destino. El delantero argentino, futbolista clave de la Sociedad Deportiva Huesca las dos últimas campañas y preferido de la afición, jugará las cuatro próximas temporadas en Osasuna, que pagará 2,7 millones de euros a San Lorenzo de Almagro, el club poseedor de sus derechos. Así, el jugador de 25 años cumplirá su anhelo de seguir en Primera División y, además, muy cerca de una ciudad con la que mantiene estrechos vínculos afectivos y familiares. En el club navarro, recién ascendido, coincidirá con los exazulgranas Fran Mérida y Sergio Herrera.

Osasuna ha hecho oficial la incorporación este jueves tras varios días de negociaciones. Se ha impuesto al interés de otros clubes como Getafe o Leganés e incluso de un conjunto ruso que estaba dispuesto a pagar 15 millones de euros, según ha publicado la prensa navarra. La cláusula de rescisión de Chimy será de 25 millones de euros con el condicionante de que los rojillos se mantengan en Primera y y además de los 2,7 millones, San Lorenzo percibirá 600.000 euros más en concepto de objetivos. Una operación económica sustanciosa y acorde con el crecimiento del argentino los dos últimos cursos.

Llegó a la Sociedad Deportiva Huesca en el verano de 2017 cedido por su club de origen y, con siete goles, fue una de las figuras determinantes en la consecución del ascenso a Primera División. De nuevo con la fórmula del préstamo, el argentino explotó definitivamente en la máxima categoría con diez tantos, la mayoría de bellísima factura, y dos asistencias. El sostén ofensivo de la segunda vuelta, con nueve de esas dianas anotadas entre febrero y mayo, no resultó suficiente para que los azulgranas obtuvieran la permanencia.

Pese a ello, Chimy fue siempre ídolo y faro para una afición que le despidió con ovaciones cerradas y gritos de “Chimy, quédate” en las últimas jornadas, cuando el ariete ya había comunicado su decisión de cambiar de aires. San Lorenzo de Almagro percibirá, asimismo, un millón de euros adicional por una futura venta que rebase los 15 millones. Osasuna se ha hecho con el 100 % de los derechos federativos del delantero, que en los últimos días se ha dejado ver por la capital oscense tras regresar de su Argentina natal. Mantiene su vivienda en una localidad muy cercana a Huesca.

Osasuna recuerda en una nota de prensa que Chimy creció futbolísticamente en el Club Atlético Tiro Federal hasta que en 2015 fichó por el San Lorenzo de Almagro, con el que disputó 30 partidos en la máxima categoría del fútbol argentino y se proclamó campeón de la Supercopa de su país antes de partir a España. Considera que “ha continuado su progresión en la Liga, donde lejos de acusar el cambio de categoría ha mejorado sus cifras. Ahora, tratará de continuar con su progresión en Osasuna y poner su talento al servicio de Jagoba Arrasate, entrenador rojillo, de cara a una temporada tan dura como apasionante”.

Chimy se convierte además en el tercer futbolista de la SD Huesca 2018-19 que se asegura otro año en Primera tras Gonzalo Melero y Jorge Miramón, que lo harán en el Levante. El primero, previo pago de un traspaso cifrado en 3,6 millones al club oscense y el segundo después de quedar libre, pues solo firmó una campaña de contrato. No serán los únicos, pues el portero Roberto Santamaría maneja ofertas de la élite y Cucho Hernández o Xabi Etxeita también han manifestado su deseo de jugar de nuevo en la Liga.

Etiquetas
Comentarios