Despliega el menú
SD Huesca

SD Huesca

También Rubi niega el acuerdo en el Huesca-Nástic

El que era el entrenador de los altoaragoneses en aquel partido asegura que el cuerpo técnico "preparó al máximo" la cita.

El técnico Rubi durante el Huesca-Nàstic de este pasado domingo, que propició que LaLiga abriera una investigación debido a las apuestas.
El técnico Rubi durante el Huesca-Nàstic de hace dos temporadas.
Rafael Gobantes

Al igual que había hecho la SD Huesca y los jugadores que el 30 de mayo declararon como testigos ante la Policía Nacional, también Rubi, el que era el entrenador de los altoaragoneses en el partido que le midió al Nástic y que está siendo investigado por un posible amaño, negó este miércoles que hubiese un acuerdo entre los dos equipos para que los tarraconenses acabasen ganando, como así lo afirma Íñigo López, uno de los jugadores, en una entrevista publicada por El Mundo. "Es muy triste que se tenga que estar hablando de estas cosas. Además, nos preparan muy bien para no entrar en ello, somos profesionales y nos debemos a los aficionados, a los que no se les puede engañar. El cuerpo técnico preparó al máximo ese partido porque nos jugábamos quedar campeones de liga, no pudo ser, y es una espinita que tengo clavada desde entonces", manifestó en su presentación como nuevo técnico del Betis. 

El duelo aconteció en la penúltima jornada de Segunda División de hace dos temporadas. Al mismo, los oscenses llegaban tras haber consumado el ascenso una semana antes en Lugo y con los visitantes todavía necesitados de puntos para atar su permanencia. El marcador final fue de 0-1, pero durante el choque le fue anulado un gol a Gallar y Akapo acabó siendo expulsado en el minuto 83. La alineación por la que optó aquel 27 de mayo Rubi fue la compuesta por Remiro, Akapo, Pulido, Jair, Brezancic, Sastre, Melero, Moi Gómez, Chimy Ávila, Gallar y Cucho Hernández.

Desde antes incluso de que arrancase el partido, en La Liga se detectó que el comportamiento entorno a las apuestas que rodeaban al careo eran anómalo. Finalmente, su área de Integridad interpuso una denuncia que acabó desembocando en la Operación Oikos, que investiga una supuesta trama de amaño de partidos que buscaba el lucro a través de las apuestas y de la que los exfutbolistas Raúl Bravo y Carlos Aranda serían sus cabecillas. En ella, Íñigo López sería un intermediario y también se han visto involucrados, además de la SD Huesca como persona jurídica, Agustín Lasaosa y Juan Carlos Galindo, los que eran el presidente y el jefe de los servicios médicos del club, respectivamente, y ya desvinculados del mismo. Además se investigan otros partidos como un Sariñena-Cariñena, de Tercera División, y el Valladolid-Valencia de la recientemente terminada Primera División. 

Etiquetas
Comentarios