SD Huesca

sd huesca

Míchel: “Ojalá sea la primera temporada de muchas en la SD Huesca”

El nuevo entrenador azulgrana, presentado este miércoles, ha mostrado su deseo de dirigir “una plantilla muy competitiva” para “seguir creciendo de la mano” de la entidad.

Míchel Sánchez, este miércoles en la sala de prensa de El Alcoraz.
Míchel Sánchez, este miércoles en la sala de prensa de El Alcoraz.
Rafael Gobantes

Míchel Sánchez ya ejerce como entrenador de la Sociedad Deportiva Huesca. Este miércoles ha dado su primera rueda de prensa en El Alcoraz y después se ha sometido a la pertinente sesión fotográfica. Más allá de la superficie, el madrileño trabaja en la confección de una plantilla “lo más competitiva posible” para afrontar el reto del regreso a Segunda División que comparten el club y el preparador tras su paso por la élite en el banquillo del Rayo Vallecano. Míchel y el Huesca comparten un nexo: los dos quieren seguir creciendo juntos.

El técnico ha estado acompañado por el consejero delegado, Manuel Torres, y el director deportivo, Rubén García, en una sala de prensa abarrotada y copada por consejeros, directivos y acompañantes de Míchel. Salvador Funez será su segundo entrenador y David Porcel, el preparador físico. Seguirán ligados al cuerpo técnico Adrián Sipán como asistente y Adrián Mallén como preparador de porteros, y se busca una figura complementaria.

La operación Oikos no ha puesto en peligro la llegada de Míchel, que se ha mostrado seguro de que el club “no tiene nada que ver”. El acuerdo ya se había alcanzado antes de que el pasado martes 28 de mayo se produjesen las detenciones de Agustín Lasaosa y Juan Carlos Galindo y lo único que esto provocó en lo que atañe a Míchel es el retraso del anuncio oficial de su llegada.

Tras varias reuniones en la capital de España con García y con José Antonio Martín, Petón, esa “confianza” depositada en su figura le hizo decidirse. Abandona así por primera vez el ‘nido’ del Rayo, el club de su vida, con “ilusión y un compromiso total” para “seguir creciendo de la mano y lograr muchas cosas. Ojala sea la primera temporada de muchas y ya nos ponemos manos a la obra para hacer un Huesca más grande que nos lleve a tener grandes éxitos este curso”.

De momento, firma por una campaña ampliable en caso de ascenso a Primera División. Para Míchel ha resultado fundamental negociar “cara a cara” con los emisarios del club azulgrana y así tomar “una decisión rápida”. “Los proyectos parten de las personas, estoy convencido. Lo más importante son los recursos humanos y había una predisposición grande. Sé que se harán las cosas bien para hacer un equipo competitivo en una categoría muy difícil para hacer un gran año”, ha insistido el madrileño, de 43 años.

De momento, las primeras reuniones están sirviendo ya para configurar un equipo que sea principal en una categoría “muy igualada”, que “busque portería contraria y defienda lejos de la propia. Es la base del Rayo Vallecano y queremos seguir así. Habrá jugadores para jugar de esta manera”. Míchel percibe que “todas las partes están unidas para llevar un proyecto adelante y es algo indispensable. Se trata de una liga larga y muy igualada. Si en los momentos malos no somos equipos será difícil. Venimos de un año complicado pero estamos unidos para hacer un gran año en Segunda. Eso pedimos para este nuevo proyecto y es otro de los motivos para tomar la decisión. Todo va en la misma dirección”.

Sin hablar del ascenso de manera literal, Míchel Sánchez sí ha aludido a la premisa clara de “ilusionar a la gente y que vea un equipo competitivo, con alma, que lucha por su gente y juega bien al fútbol. Seguro que lo va a dar. Luego la categoría te pone en su sitio”. La experiencia del entrenador y del club en Primera ha de servirles para “los próximos años” más allá de la etiqueta de ‘one man club’ que le han dado los tres últimos ejercicios en el banquillo del Rayo Vallecano, en el que ya ha conocido todas las caras del fútbol.

De momento, Míchel se ciñe a un plan de actuación en el que ya se trabaja con vistas a comenzar la pretemporada durante la primera semana de julio con una base de futbolistas relativamente acabada. La idea es contar con 22 o 23 jugadores y competencia en todos los puestos porque “hay que tener en cuenta los altibajos de 42 jornadas. Si vamos de la mano todos será más fácil. De salida, seremos un equipo muy competitivo”. Ruben García ha avanzado que pronto se hará oficial el fichaje de Mikel Rico y que, de momento, todos los jugadores con contrato seguirán el próximo curso a la espera de las posibles salidas de Melero, Jovanovic y Luisinho. Asimismo, se están tratando las continuidades de Akapo y Santamaría, aunque este último ha rechazado una primera oferta de renovación.

Etiquetas
Comentarios