Despliega el menú
SD Huesca

sd huesca

Julio Velázquez, candidato al banquillo de la SD Huesca

El club azulgrana espera cerrar esta semana al entrenador y el extécnico de Udinese, Alcorcón, Betis o Villarreal es uno de los mejor situados.

Rubi y Julio Velázquez se saludan antes del Huesca-Alcorcón de la 17-18.
Rubi y Julio Velázquez se saludan antes del Huesca-Alcorcón de la 17-18.
Rafael Gobantes

La Sociedad Deportiva Huesca tendrá entrenador al final de esta semana. O, al menos, esa es la intención de la dirección deportiva que encabeza Rubén García. Desde que se conociera, dos semanas atrás, la decisión de Francisco Rodríguez de no continuar al frente del proyecto en Segunda División, la maquinaria se puso en marcha para que la palanca maestra que ha de mover el resto del entramado comience a trabajar lo antes posible. En este sentido, una de las opciones preferidas es la de Julio Velázquez (Salamanca, 1981), sin equipo tras ser despedido del Udinese de la Serie A italiana el pasado mes de noviembre y técnico con experiencia en la categoría de plata.

Velázquez responde al perfil que persigue el Huesca, y que se fija en el bagaje dejado tanto por Francisco como por Rubi la campaña pasada con el premio del ascenso a Primera. La dirección deportiva va a optar por un preparador que conozca a fondo el segundo escalón del fútbol nacional, lo que no tiene que estar reñido con la edad. Asimismo, se le quiere con una personalidad marcada y motivador, como lo fue el almeriense en los peores momentos. Asimismo, que esté capacitado para conducir una plantilla que se va a dibujar con el afán de competir por el ascenso o, al menos, que sepa afrontar los retos de una liga repleta de trampas.

Julio Velázquez se adapta a estos requisitos. Su experiencia en Italia no resultó positiva puesto que fue destituido por los propietarios del Udinese, la familia Pozzo, tras la jornada 12 y con un balance de dos victorias, tres empates y siete derrotas. El salmantino se había ganado el salto a la Serie A después de dos temporadas notables con el Alcorcón en Segunda División, entre 2016 y 2018 y tras dirigir antes a Villarreal, Betis y Murcia.

Su anterior experiencia internacional le llevó a Os Belenenses, de la primera portuguesa, en el curso 15-16 y hasta el arranque del siguiente. En octubre de 2016 presentó su dimisión y asumió el reto de salvar al Alcorcón. Lo consiguió, logrando la cifra mágica de los 50 puntos, y al ejercicio siguiente y con 42 jornadas completas, dio al club alfarero una tranquila permanencia con 52 puntos.

Julio Velázquez es un entrenador hecho a sí mismo, que en la temprana asunción de esta tarea, con solo 15 años, ya se fogueó en el fútbol de base. Después iría escalando categorías desde Primera Regional hasta Segunda División. Hizo subcampeón de España juvenil al Polideportivo Ejido antes de dar el salto al juvenil primero y al filial después del Real Valladolid. A continuación se incorporaría a la cantera del Villarreal. Gozó de una oportunidad con el primer equipo en la 12-13, en la categoría de plata, pero fue destituido al final de la primera vuelta.

El Real Murcia en la 13-14 y el Betis en la 14-15 confiaron en Velázquez. Con los granas rozó el ascenso a Primera, pero el Córdoba les eliminó en la primera ronda del ‘play off’; con los béticos sería destituido en la jornada 14 al no cumplir las siempre elevadas expectativas del club sevillano.

El salmantino, que también se encuentra en la agenda del Girona, fue una de las opciones contempladas para sustituir a Luis García Tevenet en la 15-16, pero el escogido fue Anquela. En diciembre de 2015 Velázquez firmaría con Os Belenenses. Su bagaje es del gusto de un Huesca que tiene donde elegir, y con alternativas como Míchel Sánchez, aunque su trayectoria se limita al Rayo Vallecano en Primera y Segunda División.

Etiquetas
Comentarios