Despliega el menú
SD Huesca

SD Huesca

Francisco, siete meses de gran desgaste psicológico al frente de la SD Huesca

El técnico almeriense ha destacado en su etapa con los azulgranas por su labor a la hora de mantener la moral y la competitividad del equipo.

Roberto Santamaría y Francisco Rodríguez, en el IES Pirámide.
Roberto Santamaría y Francisco Rodríguez, en el IES Pirámide.
Pablo Segura

Poco más de siete meses, esa es la duración que ha tenido el paso de Francisco Rodríguez por la Sociedad Deportiva Huesca. El técnico almeriense llegó a la capital oscense el 10 de octubre y este lunes, 13 de mayo, anunció su decisión de no continuar en El Alcoraz. Por el camino, un intenso carrusel de emociones con un gran desgaste psicológico tanto para los jugadores como para el cuerpo técnico debido a las escasas alegrías y a los muchos golpes. El entrenador no ha conseguido llevar al equipo hacia la permanencia, pero sí que se le reconoce el logro de haber mantenido alto en todo momento el espíritu competitivo.

Llegó en sustitución de Leo Franco tras la derrota con el Valladolid (1-0) de la jornada ocho. Los altoaragoneses eran colistas a tres puntos de la salvación, aunque con la sensación de haber entrado en barrena. Tras el inicio con victoria sobre el Eibar (1-2) y empate con el Athletic (2-2) solo se había sumado un punto más.

El tono competitivo se fue elevando progresivamente, pero la falta de nivel mostrada por alguno de los fichajes que debían ser claves, las bajas y la mala suerte, que también la hubo, impidieron que el primer triunfo con Francisco a los mandos se demorase diez jornadas. El histórico primer marcador favorable en El Alcoraz en Primera División se produjo el 5 de enero con el Betis enfrente (2-1) y en los primeros compases de la segunda vuelta la brecha con la permanencia se hizo de once puntos. A pesar de ello, ya tenía para entonces sobre la mesa la oferta de renovación por dos cursos.

En el mercado de invierno el equipo fue remodelado con Francisco teniendo voz y voto en las decisiones. Ya había llegado antes Rivera, durante la ventana de fichajes se incorporaron Herrera, Gallego, Galán, Diéguez y Juanpi, y después aún se sumaron Varas y Mantovani. Por la puerta de salida pasaron Werner, Semedo, Gürler, Brezancic, Sastre y Longo.

El preparador, que nunca se ha cansado de menear el esquema de juego en busca de la forma perfecta, pareció acertar situando a tres centrales y dos carrileros. Con once puntos sobre 18 posibles sumados, la permanencia se acercó a solo tres. Sin embargo, un complicado mes de marzo con tres derrotas la volvió a alejar a siete. Llegó después una racha de seis partidos consecutivos sin perder, pero en los que solo se logró una victoria y cinco empates, todos, salvo el 0-0 con el Barcelona, con rivales directos. De cara a las últimas tres jornadas, la situación era muy complicada y el 2-6 con el Valencia acabó por consumar el regreso a Segunda División.

A falta de una jornada, el balance de Francisco es de 25 puntos sumados en 29 partidos con cinco victorias y diez empates.

Etiquetas
Comentarios