Despliega el menú
SD Huesca

sd huesca

La SD Huesca sigue a la espera de que Francisco decida si continúa

En el club siguen deseando una respuesta positiva que podría llegar este viernes, aunque también se preparan alternativas.

Roberto Santamaría y Francisco Rodríguez, en el IES Pirámide.
Roberto Santamaría y Francisco Rodríguez, en el IES Pirámide.
Pablo Segura

El plazo se agota. Francisco Rodríguez debe dar a conocer en breve, en las próximas horas, su decisión acerca de si continúa o no en el banquillo de la SD Huesca. Tras consumarse el regreso a Segunda División el domingo pasado, el propio técnico ya manifestó entonces su intención de que a lo largo de esta semana el asunto quedase solucionado y, a este respecto, desde el club se sigue aguardando a que en las próximas horas se pronuncie. Se mantiene el deseo de que su respuesta sea positiva, aunque, como es lógico, se prepara un plan B.

A lo largo de los últimos días se han producido los contactos y las conversaciones entre el entrenador y la directiva, que decidió darle un tiempo para que los ánimos se enfriasen tras el duro 2-6 con el Valencia y pudiese sopesar su futuro con calma. Ya el martes, en su presentación, Rubén García, el nuevo director deportivo, expuso que el del entrenador es "el primer paso a dar" de cara al nuevo proyecto y dejó claro que "quien venga lo hará porque quiera estar aquí".

Francisco llegó a la SD Huesca en octubre en sustitución de Leo Franco y con el objetivo de reconducir una nave que se encontraba a la deriva. Firmó por una temporada renovable a otra más si se lograba la salvación. Desde el principio, aunque la primera victoria tardó diez jornadas en llegar, su modo de trabajar y actuar gustó tanto en la grada como en la zona noble de El Alcoraz y ya durante el mercado de invierno se le puso encima de la mesa una oferta de renovación de cara al siguiente curso independientemente del escenario en el que se estuviese. Esa propuesta es la que se le sigue manteniendo.

El andaluz siempre ha agradecido ese gesto y emplazado su contestación a cuando el panorama deportivo quedase resuelto. "Ésta ha sido mi segunda casa, nunca me han valorado tanto como aquí", reconoció tras la derrota del Valencia, aunque también apuntó a que los meses vividos en el vestuario altoaragonés habían sido muy duros en cuanto a exigencia mental y moral.

Así, al margen del plano psicológico, otra pesa que sitúa sobre la balanza es la de lo deportivo. El ex de equipos como el Almería y el Lugo contó con voz y voto en las llegadas y salidas que se produjeron en enero y de cara al próximo curso querría que se siguiese respetando su opinión.

Además, también hay que tener en cuenta el interés que pueda haber suscitado en otros conjuntos. El Betis, precisamente el rival al que los oscenses visitan el domingo (18.30), es el nombre que ha sonado en las últimas horas, aunque el acercamiento no habría pasado a mayores. No en vano, y a pesar de que el Huesca no haya conservado su puesto en la élite, la buena segunda vuelta de los azulgranas y el espíritu de lucha que han demostrado han llamado la atención.

El balance de Francisco hasta el momento con los altoaragoneses es de cinco victorias, diez empates y trece derrotas. Debutó en la jornada nueve ante el Espanyol con un 0-2 en contra. El primer punto lo logró dos encuentros después con un 1-1 con el Getafe y al Betis se le derrotó en la Noche de Reyes por 2-1. El empate a cero con la Real Sociedad dejó la salvación a once puntos, pero a raíz de ese partido, primero en el que no se encajó ningún gol, se inició una remontada que acercó la permanencia a solo tres puntos. El complicado calendario de marzo volvió a alejarla y, a pesar de encadenar seis partidos sin perder, la racha, que contenía cinco empates, cuatro de ellos con rivales directos, no alivió la situación y abocó al Huesca a un milagro en las tres últimas jornadas que, cuando aún faltan dos, no llegará.

Etiquetas
Comentarios