Despliega el menú
SD Huesca

sd huesca

Las lesiones, una maldición que no cesa en la SD Huesca

El lateral Carlos Akapo ha sido el quinto futbolista que pasa por el quirófano esta temporada tras Luisinho, Melero, Insua y Rivera.

Akapo persigue a Wu Lei, del Espanyol, en el último partido que ha disputado este curso.
Akapo persigue a Wu Lei, del Espanyol, en el último partido que ha disputado.
Alejandro García/EFE

Carlos Akapo ha sido el último exponente de una maldición que no cesa esta temporada en la Sociedad Deportiva Huesca. Las lesiones han asolado durante todo el curso a un equipo que, a menudo, ha tenido que improvisar en algunas posiciones clave sobre el campo y acudir a la cantera para completar convocatorias. El lateral internacional por Guinea Ecuatorial ha sido operado con éxito este martes en Barcelona del menisco externo de la rodilla derecha para terminar de una vez con los problemas que han marcado el curso para el futbolista. Es el quinto jugador que pasa por el quirófano tras Luisinho, Melero, Insua y Rivera. Una cifra con pocos precedentes.

Y es que cuesta encontrar casos similares en el fútbol profesional. Los azulgranas tienen motivos para maldecir una suerte cuyo punto de partida se encuentra la noche del 25 de septiembre de 2018 en el Wanda Metropolitano. Transcurría la sexta jornada y, hasta la fecha, el Huesca no había sufrido contratiempos físicos importantes. La lesión de Luisinho, que se rompió el ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha, marcó un punto de inflexión y ya nada fue igual. Desde entonces, no ha transcurrido ni una sola semana en la que los oscenses hayan podido contar con todas sus piezas.

Además, tras esa derrota ante el Atlético, el Huesca cayó por primera vez al farolillo rojo de la clasificación, en el que sigue a falta de tres fechas y dos pequeños paréntesis en las jornadas 7 y 34. Akapo tampoco ha tenido su año. El lateral diestro ya ha dicho adiós al curso cuando solo ha podido participar en 13 compromisos. El último, frente al Espanyol en febrero. El suyo ha sido otro caso digno de estudio. Intervenido por el doctor Cugat, se tomó la decisión de común acuerdo con el jugador de someterse a una intervención quirúrgica para tratar de solucionar las dolencias de las últimas semanas, que nada tienen que ver con la lesión muscular en el recto femoral del cuádriceps de la misma pierna que le ha alejado de los terrenos de juego en el último mes.

La ausencia de Luisinho le ha hecho disputar varios partidos a pie cambiado, en el lateral zurdo, y tras lesionarse en Balaídos en diciembre y jugar con molestas físicas en Anoeta un mes después, ante el Espanyol el pasado 22 de febrero jugó su último choque. Tres días después, y durante un entrenamiento, sufrió una fuerte contusión que le hizo perderse los siguientes partidos pese a alternar el trabajo en solitario con el grupal. Pero no podía. A Getafe tuvo que viajar de urgencia el canterano Nacho Uche para suplirle y ya no ha vuelto a vestirse de corto. El técnico Francisco Rodríguez confirmó la pasada semana que sería baja definitiva y este martes se ha puesto rúbrica a un debut en Primera que se parece poco al soñado por Akapo, quien termina contrato el 30 de junio.

Del resto de futbolistas que han sido intervenidos, solo Pablo Insua está fuera de los planes de Francisco. Gonzalo Melero ha podido participar de forma progresiva en los seis encuentros del mes de abril ante Celta, Levante, Barcelona, Rayo, Eibar y Villarreal con un total de 162 minutos y después de haberse perdido el resto de la segunda vuelta por culpa de la pubalgia de la que se operó en febrero y que también marcó en negro para sus intereses y los del equipo los meses de octubre y noviembre.

Por su parte, Luisinho Correia ya acumula algunas semanas de trabajo con el resto del grupo aunque se es muy cuidadoso en los planes sobre su reaparición, que aún puede producirse por los problemas que arrastra el bloque. Sin ir más lejos, la lesión de Miramón y las bajas por sanción de Pulido y Yangel Herrera este domingo frente al Valencia abren la puerta al luso. También porque no se han precisado plazos para la vuelta del zaragozano. Con el portugués se cerrará un círculo fatídico que ha marcado en parte las opciones del Huesca esta temporada.

Etiquetas
Comentarios