SD Huesca

SD Huesca

Francisco: "Hay que seguir por la afición hasta que los números digan"

El técnico Francisco Rodríguez señala que "sobreponerse a tantas adversidades tiene un mérito tremendo" y que "no se tienen las armas pero competimos bien".

Francisco Rodríguez, en el duelo contra el Villarreal.
Francisco Rodríguez, en el duelo contra el Villarreal.
EFE

Asumiendo que la realidad deportiva aparece como una ecuación casi irresoluble y que la esperanza es mínima, el técnico de la Sociedad Deportiva Huesca, Francisco Rodríguez, trasladó tras el empate en Villarreal el sentir de un vestuario "jodido", al que tras una notable segunda vuelta ha seguido penalizando la deficiente primera. De poco ha servido la racha de seis jornadas sin perder: los azulgranas se agarran a un milagro improbable. O ni siquiera a eso. El andaluz insistió en que seguirán adelante por una afición muy bien representada en el Estadio de la Cerámica.

Francisco se refirió a que los suyos lo habían "vuelto a intentar" y "acabado el partido encerrando en su campo al Villarreal. No tenemos las armas pero competimos bien". Y anunció con una fe todavía en pie que "mientras haya números vamos a seguir luchando. Las matemáticas lo dicen. Pasan cosas durante el partido, como lesiones, y vamos a seguir hasta que las matemáticas digan lo contrario". La recaída de Miramón y las ocasiones que se tuvieron al final del choque volvieron a ser una constante como la de las últimas semanas.

También se preguntó al técnico azulgrana por el cambio de Enric Gallego en pleno asedio en busca de una victoria más que necesaria y señaló al delantero catalán. "No estaba interviniendo ni siendo ganador y había que intervenir. Hemos rematado centros sin él, no se echa de menos a nadie y se tiene que competir. Con los que estamos vamos adelante. Estamos orgullosos de cómo competimos y de cómo metimos al Villarreal en su campo. Felicito a los jugadores", añadió Francisco.

También explicó el preparador la ausencia de Christian Rivera, con una fascitis plantar que sufrió en el entrenamiento del sábado y que trató de llegar a tiempo, probándose hasta que "le ha tocado jugar a otro compañero. Musto tampoco estaba para competir. Miramón ha sufrido una posible recaída. Al final, han pasado 20 minutos sin estar al cien por cien y ha llegado el gol de ellos".

La acumulación de factores aloja al Huesca en un imposible. "Por eso estamos donde estamos, han pasado cosas y hemos dejado puntos por el camino. Habrá que seguir por la afición de fuera y que está en Huesca. No nos vale no perder porque son muchos empates. El colista de la Premier no ha superado los 11 puntos. Nosotros tenemos 30. Sobreponerse a tantas adversidades tiene un mérito tremendo y hay que seguir", comentó.

El Villarreal, por su parte, "venía de hacer unos partidos fantásticos en casa, es un equipo muy complicado y había que aguantarles y tener situaciones de gol. Llegar vivos al final como hemos jugado", de vuelta al análisis más puro del empate en el Estadio de la Cerámica. "Buscamos un equilibrio y los mejores jugadores, posiblemente me equivoque. Tal vez al recibir un palo solo quede irse arriba. Es complicado de analizar", apuntó con una carga de autocrítica.

Preguntado de nuevo por si en los próximos días se conocerán sus intenciones, si continuará el curso que viene o no en la SD Huesca, volvió a esquivar la cuestión: "No sé qué puede pasar, se acerca el final y hay que aclarar el futuro. Lo tenemos que hacer por nuestros aficionados".

Etiquetas
Comentarios