SD Huesca

sd huesca

Villarreal, una plaza que se le resiste a la SD Huesca

Ni frente al primer equipo del 'submarino amarillo' ni contra su filial, los azulgranas han logrado imponerse nunca a domicilio con los castellonenses.

Tyronne y Trigueros, durante el Villarreal-Huesca de Copa del Rey de 2015.
Tyronne y Trigueros, durante el Villarreal-Huesca de Copa del Rey de 2015.
EFE

Las visitas a Villarreal nunca han sido fáciles para la Sociedad Deportiva Huesca ni ahora ni antes. Ya sea con el primer equipo del ‘submarino amarillo’ o contra su filial, los azulgranas nunca han conseguido imponerse, aunque, eso sí, derrotarles tampoco ha sido sencillo. Solo han tenido que lamentar dos derrotas en partido oficial en siete desplazamientos, los otros cinco marcadores acabaron reflejando tablas.

El primer duelo con el Villarreal como local se produjo en la antigua Tercera División dentro de la temporada 1974-75. Entonces se registró un 1-1 y en el curso siguiente el resultado fue de 0-0. Ambos contendientes no se volvieron a ver las caras hasta la jornada 9 del ejercicio 2012-13 ya en Segunda División. Marcos Senna adelantó a los locales en el minuto 10 y David López equilibró en el 30. Los de amarillo acabarían ascendiendo a Primera División con una plantilla que tenía nombres como los de Cani, Trigueros, Uche, Cavenaghi y Pandiani, mientras que los oscenses descendieron.

En la 2015-16, quedaron emparejados en los 1/16 de final de la Copa del Rey. En El Alcoraz los oscenses vencieron por 3-2, pero en El Madrigal, como aún se llamaba el feudo del Villarreal antes de pasar a ser el Estadio de la Cerámica, el resultado fue de 2-0 con goles de Trigueros y Soldado.

Con el Villarreal B, siempre en la categoría de plata y jugando en la ciudad deportiva de los castellonenses, se empató a uno tanto en la 2009-10, con cerca de mil aficionados azulgranas en las gradas empujando al equipo hacia la permanencia, como en la 2010-11. En el ejercicio 2011-12, a pesar de que Roberto adelantó pronto a los visitantes, el careo concluyó con un 4-2. Moi Gómez, ahora en las filas oscenses, vistió entonces la camiseta de los ‘groguets’. Después, ya con el primer equipo, también estaría presente en el cruce de la 2012-13, aunque no disfrutó de minutos.

Etiquetas
Comentarios