Despliega el menú
SD Huesca

sd huesca

Última llamada para el tren de la permanencia

La SD Huesca visita al Rayo Vallecano este sábado obligado a ganar para dejar atrás a un rival directo y mantener intactas las opciones de salvación (18.30).

Sdhuesca [[[FOTOGRAFOS]]]
Adrián Diéguez, novedad en la convocatoria, se sube al autocar de la expedición azulgrana.
Pablo Segura

Si lo de Celta, Levante y Barça fueron finales, el partido de Vallecas representa para la Sociedad Deportiva Huesca  la vida o la muerte. Así de crudo. El duelo de este sábado con el Rayo (18.30) es un punto de no retorno. Si ganan, los de Francisco Rodríguez dejarán atrás a un rival directo y reforzarán sus opciones de permanencia. Si pierden, hasta las matemáticas empezarán a mirar hacia otro lado. A seis jornadas para el desenlace de la Liga ya no cabe postergar las victorias, al menos cuatro más. Que sea o no imposible lo dictará en buena medida lo que suceda ante los franjirrojos.

Los triunfos se resisten. Con los gallegos, tras una remontada imposible; con los valencianos, después de mostrar las habituales carencias en defensa y ataque, contra el Barça se corrigió lo primero pero apenas pudo ensayarse lo segundo. Tres puntos de los nueve últimos no bastan cuando la salvación se encuentra a siete. La agonía de los números acompaña siempre a los oscenses, y más que nunca en este tramo final. Por eso ante Rayo y Eibar el próximo martes se necesita el pleno. Las cuentas del presidente, Agustín Lasaosa, se conforman con cuatro de seis; en todo caso, hay que dejar atrás a los rayistas.

El Huesca ha sido el último en 26 de las 32 jornadas del campeonato. No ha salido de los puestos de descenso desde la sexta fecha. Ha amagado con dejarlos atrás y suma probablemente un bagaje peor del que merecería, pero la tabla al final del recorrido casi nunca miente. Por eso se le otorga tanta importancia a vencer en Vallecas. Porque supondría adelantar a los locales y, al menos, verse un poco más cerca de la luz. El resto de resultados del fin de semana dictarán las diferencias y, en el peor de los casos, sentencia.

Francisco se quedó satisfecho con el bagaje defensivo que contuvo a un líder con la cabeza y sus estrellas metidas en la Liga de Campeones y por ello cabe repetir el esquema de cuatro atrás con Etxeita y Pulido, la pareja clásica de centrales, más Miramón -que ya sabe lo que es marcar en Vallecas- y Galán en los laterales. Por delante, la sorprendente ausencia de Christian Rivera en la convocatoria por decisión de Francisco abre la puerta a un Gonzalo Melero que no es titular desde la derrota de enero en Leganés. Con minutos ante Levante y Barcelona, el centrocampista anhela alcanzar su mejor versión a tiempo.

Acompañará a Moi Gómez y la otra plaza en el pivote se la podrían disputar los venezolanos Yangel y Juanpi. El primero dispone de más boletos si Francisco quiere darle más libertad de movimientos a Melero. En cambio, si prefiere que el madrileño trabaje en tareas de contención dará luz verde a Juanpi, titular asimismo la pasada jornada. Otra posibilidad es dar entrada a Musto y aumentar así la dosis de cemento en la medular.

Arriba, la presencia de Ferreiro abriría el campo y daría más velocidad y pujanza a un ataque al que apuntan de nuevo Chimy Ávila y Enric Gallego con la alternativa de un Cucho Hernández al que espera el Mundial sub 20 cuando termine el curso. Quiere irse con la permanencia en la maleta. Akapo ha sido el único futbolista que no se ha entrenado en la sesión de este viernes en el IES Pirámide antes del viaje a Madrid. El portero Roberto Santamaría se encuentra plenamente recuperado del golpe que sufrió el pasado martes. Las otras novedades son Diéguez y Camacho. Se han quedado en tierra Luisinho y Aguilera y habrá dos descartes: un portero y un jugador de campo.

El estadio franjirrojo es terreno vedado para el Huesca. Allí ha perdido en cuatro ocasiones y solo ha empatado una vez, hace dos temporadas. Esta vez, el premio que puede esconderse más allá de sus muros es mucho más rico. Estadio difícil y bullicioso, en el que sin embargo los locales han recibido 30 goles, alberga a un Rayo Vallecano que con Paco Jémez es más alegre y también aparece movido por las urgencias. De los goles se encarga el de siempre, un Raúl de Tomás que acumula 14 este curso y logró 24 el año pasado en Segunda.

Para este encuentro, Jémez no puede contar con el lateral derecho peruano Luis Advíncula, sancionado, por lo que a esa posición regresará Tito, que ha actuado a pierna cambiada en el otro lateral los últimos dos partidos. En ese carril zurdo es donde reside la principal duda del entrenador, ya que podría situar a un central como Gálvez reconvertido para jugar con Alex Moreno de extremo. El colegiado será el castellano-leonés González González, y coordinará el VAR el canario Hernández Hernández.

Se abre otra semana de tres partidos que continuará el martes 23 de abril con el Eibar en El Alcoraz y se rematará el domingo 28 con ocho choque crucial en Villarreal. Para entonces, la Sociedad Deportiva Huesca puede estar en plena pujanza o contando los días que resten para el final del curso. Dependerá en gran medida de lo que suceda en Vallecas y de lo que un grupo de futbolistas que se niegan a claudicar alcancen, acostumbrados ya a remontar el río a contracorriente para alcanzar la orilla que no quieren ver alejarse definitivamente.

Etiquetas
Comentarios