Despliega el menú
SD Huesca

sd huesca

Enric Gallego: “Al Barça se le gana dejándose la vida en el campo”

El delantero de la SD Huesca está convencido de que los azulgranas están “muy vivos” y de las opciones de derrotar a un rival con muchas bajas.

Enric Gallego, durante el entrenamiento de este martes en el Montearagón.
Enric Gallego, durante el entrenamiento de este martes en el Montearagón.
Rafael Gobantes

Enric Gallego llegó a la Sociedad Deportiva Huesca en el mercado de invierno para marcar goles y se está aplicando a fondo. Fichado con la misión de ayudar al equipo en la búsqueda de la permanencia, doce partidos le han bastado para situarse como segundo máximo goleador con cuatro tantos. Solo por detrás de Chimy, que suma ocho, y junto a Cucho y Etxeita. El catalán anotó contra Celta y Levante y sigue dándole vueltas a la ocasión que marró en el descuento ante los vigueses y quiere quitarse la espinita este sábado ante el FC Barcelona en El Alcoraz (16.30).

Será, como para el resto, una cita especial. Catalán y forjado en la cantera del Espanyol, a Gallego también le ha llegado la oportunidad en una temporada de ensueño para su carrera de medirse a otro de los grandes del fútbol mundial. Y quiere aprovecharlo para engordar la estadística y contribuir a que el Huesca siga muy vivo. Está tan convencido de las posibilidades de éxito como el día que llegó. El ariete ha admitido antes del entrenamiento de este martes en el Instituto Montearagón que “hay que empezar a ganar porque es lo que necesitamos. Sabemos que viene uno de los rivales más complicados y lo plantearemos de la mejor manera para que no estén cómodos”.

A pesar de que los azulgranas marcan más goles ahora, siete en las tres últimas jornadas, reciben demasiados y ese desequilibrio impide que lleguen los triunfos. Enric Gallego ha reflexionado sobre que “son cosas que pasan. La noche del miércoles tras el Celta no fue de las mejores y había que levantarse para mejorar las sensaciones en Valencia y así fue”. La receta este sábado es “dejarse la vida en el campo, ponerles las cosas difíciles y dejarnos todo en el campo”.

Ante un FC Barcelona que reservará a varias piezas importantes por la eliminatoria de la Liga de Campeones ante el Manchester United y tiene las bajas por sanción de Piqué y Luis Suárez, puede ser un buen momento para que llegue este duelo. Eso sí, “saquen el equipo que saquen serán muy competitivos. Nosotros intentaremos estar como últimamente, que creo que competimos muy bien, y a ver si tenemos la suerte de cara”.

Enric Gallego considera que “las victorias llegarán si seguimos así” y, en el plano individual, celebra que su adaptación a la máxima categoría sea ya plena. Sigue siendo el máximo goleador de Segunda con 15 dianas, aunque el deportivista Quique González le pisa los talones con 14, y y promedia uno cada tres compromisos. “El equipo tiene gol y trabaja bien, tenemos la suerte y el acierto. En otras épocas hemos encajado menos y trabajaremos de la mejor manera para estar más seguros atrás”.

El equipo le ha ayudado “para adaptarme rápidamente y ser uno más”. De pequeño siempre soñó con “enfrentarse a los mejores clubes” y lo afronta con la “máxima ilusión”. De vuelta a la difícil situación actual, Gallego cree que los “detalles” han impedido que se haya ganado algunos de los cinco últimos partidos. “Por ejemplo, la que tuve contra el Celta -admite con un deje de amargura-. El otro día nos pitaron un penalti que estaba fuera, situaciones que no tenemos de cara”, ha concretado.

Como portavoz de la plantilla, el delantero ha expresado el malestar de sus compañeros por esta y otras situaciones que se han producido durante el campeonato, decisiones arbitrales con el VAR como complemento que no han beneficiado a los oscenses. El penalti de Mantovani a Morales es solo el último ejemplo y “más cuando estás abajo, parece que asomas la cabeza un poco y otra vez estás allí. Es jodido”. Los azulgranas hablaron con el colegiado y, vistas las imágenes de la jugada, el catalán contradice a Del Cerro Grande: “El contacto es fuera del área”.

El Huesca, que solo ha podido recortar un punto respecto a la permanencia durante la última semana y se mantiene a seis con siete jornadas por delante, sigue creyendo: “Si no, bajaríamos los brazos. En cada partido se ve el reflejo de lo que sentimos todos”. La necesidad de los oscenses se cruzará con un Barcelona de entreguerras, más pendiente de Manchester que de El Alcoraz y, probablemente, sin Leo Messi.

Etiquetas
Comentarios