SD Huesca

SD Huesca

El Huesca, humilde y ambicioso en el Bernabéu

Francisco no renuncia a nada contra el Real Madrid, aunque también mira a los duelos que debe afrontar a continuación con el Celta y el Levante.

entreno sd huesca.. 29 - 3 - 19..PABLO SEGURA PARDINA - [[[FOTOGRAFOS]]]
Francisco Rodríguez, técnico de la SD Huesca, antes de medirse al Real Madrid.
Pablo Segura

Consciente de la dificultad que entraña, confiado en que se ha preparado bien e ilusionado con poder hacer algo importante. Francisco Rodríguez, el técnico de la SD Huesca, afronta la visita de este sábado al Real Madrid con humildad, pero también con ambición. "El partido será una fiesta tanto para el club como para la afición, pero para nosotros no es tal, aunque tenemos que disfrutar también", comentó este jueves teniendo muy en cuenta que, a falta de diez jornadas, su equipo es colista a siete puntos de la salvación y que la semana que viene llegan dos duelos con dos rivales directos, el Celta, el miércoles, y el Levante, el sábado. "Es el tramo más bonito, después de estos partidos va a quedar todo claro. Si no salen estas jornadas se puede complicar, queremos competir, sacar puntos y que nos de para seguir", fue claro.

Para afrontar estas tres auténticas finales los altoaragoneses han contado con quince días gracias al parón en la competición propiciado por los partidos internacionales: "Hemos preparado lo físico y lo táctico para no tener que trabajar en demasía el lunes y el martes, y el jueves y el viernes". Así, ve a los suyos con la lección aprendida de cara al encuentro en el Santiago Bernabéu, "el más importante en estos momentos por ser el primero".

Las instrucciones que el técnico andaluz ha transmitido a sus jugadores pasan por ser un conjunto firme atrás y atrevido en ataque. "Lo que queremos es un equipo muy equilibrado, que sepa sufrir, que conceda muy poco a un equipo vertical y que en campo contrario te hace daño", afirma, añadiendo también que "si queremos ganar tenemos que disfrutar de la pelota cuando la tengamos". "Pondremos en el campo jugadores que tengan la iniciativa, que con el balón se encuentren a gusto", adelanta.

Francisco recupera efectivos respecto a anteriores citas. Tendrá a Galán, a Musto, a Etxeita y es posible que incluso a Melero. Por contra, uno de sus principales quebraderos de cabeza se encontrará en la banda derecha. Ferreiro está sancionado, a Miramón no se le quiere forzar teniendo en cuenta los próximos compromisos y Akapo aún no está listo para reaparecer. "Tenemos varios jugadores que se pueden adaptar a ese perfil, tomaremos la alternativa buena para que no se note mucho la ausencia", comenta.

Sobre los blancos, más que en los nombres o en las posiciones se han centrado en lo táctico. "Es un equipo en el que cualquiera te puede ganar", justifica esta decisión. "Jugar en el Bernabéu a todo el mundo le tiene que hacer ilusión", reflexiona, aunque no cree que vayan a sufrir de miedo escénico. Eso sí, él no podrá sentarse en el banquillo al tener que cumplir el segundo de los partidos con los que fue sancionado tras el choque con el Getafe. Un castigo por dirigirse al árbitro para solicitarle más tiempo de descuento con el que sigue mostrándose en desacuerdo. "Va a llegar el momento en el que el entrenador se tenga que poner el micrófono para que nos escuchen y sepan lo que decimos. Me parece injusto que no pueda estar cerca de los míos", manifestó.

Acerca de su homólogo en el Real Madrid, Zinedine Zidane, tuvo palabras de elogio: "Es un entrenador que ha ganado tres Champions League seguidas, es un referente por su forma de ver el fútbol, le tenemos mucho respeto, pero le intentaremos ganar la batalla táctica". "Conoce bien a sus jugadores y sabe sacarles todo el partido", expuso.

El almeriense también mostró agradecimiento a la afición. "Que un domingo a las nueve de la noche vayan 2.000 personas de Huesca a Madrid es para felicitar", valoró.

Ahora, queda ser "un equipo humilde y ambicioso".

Etiquetas
Comentarios