SD Huesca

SD Huesca

Emilio Vega: "Solo pensamos en conseguir la permanencia"

El director deportivo de la SD Huesca ve al equipo preparado para afrontar el tramo final del curso.

Emilio Vega, director deportivo de la SD Huesca / 18-3-19/ Foto Rafael Gobantes [[[FOTOGRAFOS]]]
Emilio Vega, director deportivo de la SD Huesca
Rafael Gobantes

‘El respeto se gana, la honestidad se aprecia, la confianza se adquiere, la lealtad se devuelve’ reza uno de los mensajes que Emilio Vega tiene colgados en la pared de su despacho. El director deportivo de la SD Huesca cumple dos años en la entidad azulgrana y, aunque su contrato concluye a la vez que la presente temporada, prefiere por el momento centrarse en el día a día. Se muestra satisfecho con la labor que ha llevado a cabo hasta el momento, no esconde que quizá el equipo esté sufriendo un poco más de lo esperado en su debut en Primera División y ve a la plantilla y al entrenador convencidos de que se logrará la permanencia.

Restan diez jornadas para que acabe la Liga y el equipo está a siete puntos de la salvación, ¿cómo se afronta desde los despachos el tramo final?

Con la máxima ilusión. Sabemos que es un reto muy complicado, pero llevamos una dinámica en la segunda parte de la temporada que nos hace ser optimistas.

¿Manejan alguna previsión o han fijado alguna meta en cuanto a los resultados que hacen falta para seguir en la élite?

Hay gente que calcula los puntos que pueden ser necesarios mirando todas las jornadas, los rivales y demás, yo soy de ir día a día. El próximo partido es el más importante y a partir de ahí creo que es inútil hacer cuentas. Estoy convencido de que, si sacamos nuestros resultados, al final lo conseguiremos sin necesidad de andar atentos a lo que hacen nuestros rivales.

¿Cuál es el ánimo del vestuario tras las dos últimas derrotas?

La plantilla está dolida porque tenía muchas ilusiones, lo dio todo y no pudo ser, pero hay que seguir y no vale de nada mirar atrás. Más allá de eso, está bien. No somos un equipo que hayamos caído en los puestos de descenso ahora, llevamos muchas jornadas ahí y por eso los jugadores se recuperan pronto de lo malo, al igual que cuando se han conseguido victorias enseguida se ha pasado página para ponerse a pensar en el siguiente compromiso. A este respecto, he conocido pocos grupos como éste. Cada entrenamiento lo completan al máximo, nunca bajan los brazos. Todos los que han venido sabían que se podía sufrir, aunque quizá esperásemos un poco menos.

¿Qué le transmite Francisco?

El entrenador tiene confianza absoluta en que vamos a lograr la permanencia. Es un ganador, una persona competitiva que levanta la cabeza rápido y mira adelante.

Su primera victoria tardó diez jornadas en llegar, en otros clubes no se hubiese tenido tanta paciencia.

Cuando se toma la decisión de cesar a alguien se tienen que dar unas situaciones concretas que no hemos visto con Francisco. Hemos tenido con él máxima confianza desde el minuto uno y nos está demostrando la capacidad que tiene. Si hay algún entrenador que pueda solventar nuestra situación es él.

¿Su renovación continúa sobre la mesa?

Por lo que se le ha transmitido en todo momento por parte del presidente, el director general y Petón, esa es la idea. Evidentemente, para la dirección deportiva el deseo también es de que Francisco esté aquí muchos años, nunca había tenido tanto ‘feeling’ con un entrenador, aunque entiendo que ahora no es el momento de abordar temas individuales.

Acabe la temporada como acabe, ¿qué es con lo que hay que quedarse?

Vaya por delante que lo que queremos que pase es que sigamos en Primera. Lo que hay que ver es que estar en la élite ha generado la posibilidad de mejorar y dejar el campo precioso y de acometer el proyecto de la ciudad deportiva. Además, ahora somos un club más apetecible para jugadores y entrenadores y a nivel de ciudad, se a puesto a Huesca en el mapa.

Desde el verano pasado se han traído 22 jugadores.

Jamás había tenido que hacer tantas incorporaciones. Ya no solo en las ventanas de fichajes, sino también, a raíz de las lesiones de larga duración, en momentos en los que es más complicado porque tú quieres a un futbolista, pero al equipo al que se lo quitas no puede reemplazarlo.

¿Tantas caras nuevas con el curso empezado invalidan la labor hecha en pretemporada?

No soy amigo del mercado de enero, pero en la situación en la que estábamos era necesario hacer cambios, ya no solo por dar un salto de calidad, sino por refrescar al vestuario en cuanto a mentalidad. Estábamos muy dañados y los que llegaron de fuera lo hicieron con ideas frescas. Están aportando mucho. Del verano, claro que cambiaría cosas, pero ahora hay que mirar al futuro.

Teniendo en cuenta también los cedidos en equipos de Segunda y en el extranjero, doce jugadores cuentan con ficha para la próxima temporada.

Trabajamos atendiendo tanto al presente como al futuro. Más allá de que hay gente con contrato, solo pensamos en conseguir salvarnos. Una vez que lo logremos, se hará lo que se tenga que hacer.

Las lesiones están siendo todo un problema.

Las han sufrido, y muy graves, jugadores que estaban llamados a ser importantes. Ahora bien, si solo hubiese de un tipo, como por ejemplo musculares, si que cabría analizar las causas, pero han sido muy variadas, ha habido mala suerte. Hay algunas que se pueden producir por el exceso de estrés y nosotros llevamos al límite muchas jornadas.

¿Qué opinión le mereció el comunicado acerca de los arbitrajes?

Nunca hablo de los árbitros, lo publicó el club y por supuesto que estoy de acuerdo en que había que hacer algo. Al final los aciertos y los errores supongo que se equilibra, pero es cierto que no estamos teniendo suerte con algunas decisiones.

Su contrato esta cerca de acabar.

Mi idea es trabajar como si me quedasen diez años. Sigo gestionando y generando toda la información sobre jugadores que puedo. A partir de ahí, no es el momento de tratar mi situación.

¿Qué balance realiza?

No puede ser más positivo. Cuando llegué no tuve incidencia en el ‘play off’ de ascenso. Después, se me encomendó mejorar el resultado y la única forma era con el ascenso. En Primera, como era lógico, se está sufriendo, pero en líneas generales estoy satisfecho.

Etiquetas
Comentarios