SD Huesca

SD Huesca

Jaime Ramos se viste de Francisco

El segundo entrenador de los oscenses considera, a pesar de la derrota con el Alavés, que "el equipo sigue vivo".

Ramos
Jaime Ramos, al fondo, durante el partido entre la SD Huesca y el Alavés.
Rafael Gobantes

Se conocen bien, llevan tiempo juntos y basta con observarles en los entrenamientos. Con una mirada se entienden. La sanción de dos partidos con la que fue castigado Francisco Rodríguez, el técnico de la SD Huesca, a raíz de su expulsión en el partido con el Getafe, provocó que su segundo, Jaime Ramos, ocupase su lugar tanto en el banquillo como en la rueda de prensa posterior a la derrota con el Alavés. Tal y como suele ser él, activo, no paró de moverse en la banda y de dar instrucciones durante los noventa minutos. Habitual motivador, trató de llevar el aliento a sus jugadores. "Nos vamos decepcionados en un partido en el que habíamos depositado muchas esperanzas porque llevábamos una línea ascendente de juego que últimamente había sido acompañada también por los resultados", valoró el 1-3.

Exjugador con amplia trayectoria en Segunda División y un paso de nueve partidos en Primera con el Villarreal en la temporada 2000-01, este antiguo centrocampista de origen madrileño fijó parte de la suerte del encuentro en la efectividad de uno y otro conjunto. "El Alavés ha sido mucho más eficaz que nosotros. Hemos tenido dos ocasiones muy claras con Gallar y Cucho Hernández y desgraciadamente no las han transformando, ellos en cambio sí lo ha han hecho", explicó.

El lugarteniente de Francisco, con el que ya coincidió en el Almería cuando ambos aún se situaban dentro del cuadrilatero y no en una banda, basó buena parte de su parlamento en defender a sus jugadores: "La lectura positiva es que tenemos un equipo con una actitud para quitarse el sombrero". "Hemos sufrido diversas adversidades antes de llegar al partido y durante toda la temporada y por si algo se ha caracterizado la plantilla ha sido que siempre ha sabido sobreponerse", manifestó. "Hay jugadores que están actuando en posiciones que no son las habituales y, sin embargo, rinden a un gran nivel", añadió, asegurando que "la actitud es inmejorable y es la que nos va a llevar a luchar por la permanencia".

Ahora llega un parón de dos semanas antes de afrontar la visita al Real Madrid. Después de una derrota siempre se dice que lo mejor es jugar cuanto antes por ello Ramos considera que este paréntesis no resulta "agradable". Aún así, "hay que invertir la situación porque tenemos mucha gente en proceso de recuperación y en estos momentos lo más importante es ponerse a tono tanto en el plano físico como en el mental y el psicológico". "Vamos a aprovechar estos días para hacer hincapié en esas cosas que no hemos estado finos o que necesitamos mejorar de aquí al final de temporada porque el equipo está convencido y seguimos con vida", arengó.

Etiquetas
Comentarios