Despliega el menú
SD Huesca

sd huesca

Un mercado de fichajes sin fin

La SD Huesca ha realizado para esta temporada 22 incorporaciones entre el pasado verano, el periodo invernal y las altas de jugadores fuera de plazo.

Francisco y Vega
El director deportivo, Emilio Vega, saluda al entrenador, Francisco, durante un entrenamiento.
R. Gobantes

La foto del primer entrenamiento de la temporada en la Sociedad Deportiva Huesca y la oficial que se realizó hace escasas fechas en El Alcoraz distan mucho en el tiempo y también en el rostro de sus protagonistas. En ocho meses, el club azulgrana ha vivido en un mercado de fichajes permanente para adecuarse a la exigencia de la Primera División y, también, hacer frente a las lesiones y problemas que se han ido presentando durante el curso. Entre el verano, el invierno y las bajas de Luisinho e Insua se han realizado 22 fichajes. Y han participado 30 jugadores diferentes en 29 compromisos oficiales de Liga y Copa del Rey.

El defensa central Martín Mantovani ha sido el último en llegar, cedido por la Unión Deportiva Las Palmas y para cubrir la baja de Pablo Insua por la lesión que le hará perderse lo que resta de temporada. De los 24 futbolistas a las órdenes de Francisco Rodríguez que buscarán la permanencia en las once últimas jornadas solo quedarán por debutar el argentino y el portero Javi Varas, incorporado el pasado 19 de febrero para completar la línea con Roberto Santamaría y Aleksandar Jovanovic y que de momento no ha accedido a ninguna citación.

El Huesca preparó para el asalto a la élite una plantilla con 13 incorporaciones realizadas el pasado verano, aunque no todas terminaron formando parte del plantel definitivo. Se trató de los porteros Axel Werner (cedido por el Atlético de Madrid) y Aleksandar Jovanovic (del Aarhus danés); los defensas Jorge Miramón (Reus), Luisinho Pinto (Deportivo de La Coruña), Xabi Etxeita (cedido por el Athletic), Rúben Semedo (cedido por el Villarreal) y Pablo Insua (cedido por el Schalke 04 alemán).

También, los centrocampistas Damián Musto (cedido por el Tijuana mexicano), Serdar Gürler, por el que se pagaron al Osmanlispor turco unos 2 millones de euros; Eugeni Valderrama (Valencia CF), Jonathan Toro (Gil Vicente portugués) y Dani Escriche (Lugo) y el delantero Samuele Longo, a préstamo por el Inter de Milán. A ellos todos ellos se sumó en los primeros días de septiembre el colombiano Juan Sebastián Peñaloza (Estudiantil de Medellín).

Pocos han tenido un peso relevante en el Huesca. Solo Miramón y Etxeita han jugado de manera regular durante el curso, con el infortunio de las lesiones de larga duración de Luisinho a finales de septiembre e Insua hace unas semanas. Además, tres de ellos se marcharon a su vez cedidos antes de que arrancase la campaña. Eugeni se marchó al Albacete, Escriche permanece una temporada más en el Lugo y Toro ha actuado en dos conjuntos diferentes de la segunda división de Portugal, Varzim y Académica Coimbra.

Jovanovic fue el portero titular durante diez jornadas antes de la irrupción de Roberto Santamaría y Musto ha ido perdiendo presencia en los onces de Francisco hasta el partido de la pasada jornada en Getafe, donde actuó como central por la baja de Pulido. El resto de fichajes abandonó la disciplina azulgrana en el mercado invernal tras ofrecer un pobre bagaje en líneas generales. Werner, con rumbo a Málaga y Semedo al Río Ave luso. Asimismo, Gürler regresó a Turquía, cedido al Goztepe y con pocas perspectivas de regresar y Longo milita ahora en el Cremonese de la Serie B. Las otras bajas fueron Sastre y Brezancic, y Peñaloza se marchó al Teruel tal como estaba planificado.

En octubre se incorporó cedido de la Unión Deportiva Las Palmas el centrocampista Christian Rivera por el lesionado Luisinho. El club terminó escogiendo este perfil en lugar de un lateral zurdo para compensar las carencias en la medular que estaban ocasionando los problemas físicos de Gonzalo Melero. El asturiano se ha convertido en un futbolista referencial para Francisco Rodríguez y fue la antesala de los movimientos invernales con los que se ha incrementado el potencial de la plantilla en pos de la salvación.

El club remozó todas las líneas con fichajes y cesiones. Llegaron cinco: en propiedad el delantero Enric Gallego tras haber marcado 15 goles en Segunda con el Extremadura y el lateral zurdo Javi Galán (Córdoba), y cedidos el centrocampista Yangel Herrera (Manchester City), el central Adrián Diéguez (Alavés) y el mediapunta Juanpi Añor (Málaga). Días más tarde se confirmaría que Javi Varas era el guardameta escogido por la marcha de Werner y el martes se cerró la llegada de Mantovani.

La Sociedad Deportiva Huesca ha vivido inmersa en un ‘mercado’ casi continuo, de seis meses de duración, para solucionar errores de planificación, sustituir a dos jugadores titulares en el momento de lesionarse y afrontar el tramo decisivo en condiciones de culminar una remontada con pocos precedentes. En el campeonato de Liga han participado ya 29 jugadores y en Copa, asimismo, debutó el canterano Javier Almerge.

Etiquetas
Comentarios