SD Huesca

Etxeita, un central con gol

Con el tanto que marcó ante el Espanyol, el central de la SD Huesca suma tres en lo que va de curso, los mismos que Cucho y Gallar, y uno menos que Chimy.

Espanyol - SD Huesca
EFE/Alejandro García

Corría el minuto 47, Galán disparó mal, pero Jorge Pulido supo convertir el tiro en una asistencia nacida de una espuela de fantasía que Etxeita dentro del área al más puro estilo de un delantero no desaprovechó para establecer el que sería el definitivo empate a uno en la visita de la SD Huesca al Espanyol. El gol para el vasco supuso el tercero de su cuenta esta campaña. "He recibido el balón bastante solo y me ha dado tiempo para empalmar bien y mandarlo a un lado del portero", describió la acción. La cifra, atendiendo a que la Liga se encuentra ya en la jornada 25, puede no parecer muy elevada a simple vista, pero teniendo en cuenta que el protagonista actúa como central y que en su equipo la tarea de batir al portero rival está muy colegiada resulta relevante.

El pichichi de los azulgranas es Chimy Ávila y, al igual que Etxeita, también han logrado tres dianas Gallar y Cucho Hernández. Con dos aparecen Pulido, Moi Gómez y Rivera, y con uno se encuentran Miramón, Ferreiro, Melero y Gallego.

Más allá de lo numérico, los goles de Etxeita presentan ciertas peculiaridades. Siempre que ha marcado los altoaragoneses han cerrado el duelo con un empate y siempre lo ha conseguido prácticamente a la vuelta del paso por los vestuarios.

El primero lo cantó en la visita del Getafe a El Alcoraz en la jornada 11. Inicialmente había probado a David Soria, el cancerbero de los madrileños, con un cabezazo y prácticamente a continuación, en una jugada de córner en el minuto 49, también con la testa, llevó el balón a la red. Ya en el descuento, Jorge Molina ahogó las ilusiones locales por lograr la victoria equilibrando el marcador.

En el siguiente encuentro oficial en casa, con el Levante enfrente, el choque llegó al descanso con un 1-1. Sin embargo, a los cinco minutos de la reanudación, una falta botada por Ferreiro voló hasta la cabeza del capitán azulgrana para establecer un 2-1 que acabaría siendo un 2-2.

El tanto del viernes, el vigésimo en competición liguera que logra a lo largo de su trayectoria por Segunda B, Segunda y Primera División, implica ya que el actual sea su mejor curso en lo que a goles en la élite se refiere. En el computo global está a uno de igualar sus mejores guarismos. En la 2006-07, con el filial del Athletic en la categoría de bronce, y en la 2012-13, con el Elche en la de plata, sumó cuatro.

Etiquetas
Comentarios