SD Huesca

Paso atrás con la orilla a la vista

La SD Huesca se ha venido abajo tras el penalti de Raúl García y se ha dejado arrastrar por la actuación arbitral y la veteranía del Athletic hasta un despertar tardío.

Cucho Hernández trata de imponerse en un balón aéreo a Herrerín, del Athletic.
Rafael Gobantes

Tantas situaciones difíciles ha afrontado la Sociedad Deportiva Huesca esta temporada, tantas tormentas ha soportado, que después de las últimas victorias se había atisbado por fin la orilla, se veía la permanencia tan cerca como lejos se encontraba hace solo un mes. Pero a los azulgranas les han flaqueado los ánimos en cuanto han encajado el primer golpe y apenas han vuelto a sacar la cabeza del agua. De los tres puntos en el caso de ganar al Athletic a los seis que deja el 0-1 media un equipo que no ha sido fiel a sí mismo, superado por los elementos y que ha despertado demasiado tarde.

Los de Francisco Rodríguez disponen de poco tiempo para analizar los porqués. Por qué ha sido mejor al comienzo del choque y se ha desmoronado con el tanto de Raúl García. Quizá la pregunta contenga dos respuestas: el Athletic ha sabido dormir el partido y el colegiado ha sacado de sus casillas a un Huesca que ha visto tres amarillas en cinco minutos. No explica ni justifica el marcador este factor, pero sí evidencia que los oscenses han pecado de inexpertos mientras el rival se adaptaba mejor a los elementos y los hacía suyos.

Tampoco ha ayudado un Alcoraz que ha entendido tarde que los suyos necesitaban calor y que al árbitro le afectaban poco los silbidos y gritos de "manos arriba, esto es un atraco". El Huesca se ha extraviado hasta el descanso y solo ha comenzado a reencontrarse consigo mismo a partir de los cambios. En una noche espesa, ni siquiera los fichajes invernales ha lucido lo acostumbrado.

Los focos se han ubicado sobre Diéguez, un central con maneras extraordinarias al que le faltan horas de vuelo en Primera División. Lo ha evidenciado en el penalti cometido sobre Iñigo Martínez y ha secado en buena medida al correoso Williams. Yangel Herrera ha ido de más a menos en su regreso al once inicial y, en cambio, Juanpi ha saltado desde la suplencia para liderar el intento de reacción de los últimos minutos. Francisco ha enriquecido al Huesca con el venezolano, Ferreiro y Cucho. Al menos, la plantilla tiene por fin fondo de banquillo y el día que fallen unos estarán otros para tomar el relevo. Para empezar, este viernes con la visita al Espanyol (21.00).

Los azulgranas contarán con la baja por sanción de Miramón, aunque Francisco anunció en la sala de prensa la intención del club de recurrir la amarilla vista por el zaragozano. En todo caso, está previsto que Carlos Akapo se reintegre a partir de este martes a los entrenamientos con vistas a este duelo. También, que en los próximos días se hagan oficiales las llegadas de Javi Varas y el central. Necesarios para que la visión de la orilla no sea un espejismo.

Etiquetas
Comentarios