SD Huesca

El Huesca detiene su reacción

Los azulgranas no lograron estirar su buena racha de resultados y cedieron los tres puntos ante el Athletic en un partido al que le faltó brillo.

Partido de la SD Huesca contra el Athletic

Colocarse a tres puntos de la permanencia. El premio para la SD Huesca de haber logrado la victoria frente al Athletic era muy goloso, pero tendrá que esperar. Después de un empate y dos victorias consecutivas, a la cuarta llegó el tropiezo frente a un rival que ha demostrado esta temporada tenerle cogida la medida a los oscenses. Cuatro veces se han enfrentado, en tres se han impuesto los vascos y en una se han firmado tablas. No fue, de todos modos, la de ayer la mejor versión de los azulgranas. Grises a lo largo del choque, solo en el último cuarto de hora con los cambios consiguieron activarse. No fue suficiente y al final el gol de penalti de los rojiblancos acabó manteniendo a sus oponentes a seis puntos del cielo.

A pesar de las bajas de Insua, que ya no volverá a vestirse de corto esta temporada a causa de una rotura de ligamentos, y de Akapo, con molestias en una rodilla, Francisco prefirió no tocar lo que había funcionado tan bien anteriormente y volvió a confiar en el sistema de tres centrales y dos carrileros, aún a pesar de que en el banquillo no quedó como reserva ningún defensa natural. Así, respecto al duelo en Montilivi, las novedades en el once fueron Diéguez y Yangel Herrera, ya sin cláusulas del miedo pesando sobre él. Cucho Hernández, sancionado en la jornada anterior, arrancó en el banquillo, sentado ante el gran estado de forma y el olfato goleador que venía mostrando Chimy Ávila en sus últimas actuaciones.

La primera acción de peligro fue oscense. Gallego corrió por la banda derecha la puso en el área y Beñat, con Ávila molestando, obligó a Herrerín a estirarse para evitar el autogol. Trataban los vascos de llevar más el peso del partido, mientras que los locales se mostraban bien plantados y buscando en ataque con pases largos a a ese faro que es Enric Gallego.

Chimy firmó la siguiente aproximación reseñable de los suyos con una llegada dentro del área en la que mandó un fuerte disparo a saque de puerta. Prácticamente a continuación Gallego cazó un balón alto servido por Miramón y lo envió de cabeza a la red, pero estaba en fuera de juego.

Fue toda una lástima, principalmente porque en la réplica de los de Gaizka Garitano Diéguez cometió penalti sobre Íñigo Martínez. Raúl García tomó la responsabilidad. Santamaría optó por su costado derecho, pero el navarro mandó el esférico a la izquierda. Corría el minuto 19 y hasta ahí había llegado la racha de imbatibilidad de los oscenses, 309 minutos.

El golpe no varió la estrategia trazada por el Huesca, que continuó entregando la posesión. Varias decisiones arbitrales de Sánchez Martínez, cuestionado a lo largo de la noche, crisparon el ambiente y al descanso los locales se fueron con tres jugadores amonestados, Herrera, Gallego y Miramón, y sin poder equilibrar el marcador,

La segunda parte arrancó somnolienta. A los de Francisco se les notaba faltos de la chispa de otras ocasiones y los vizcaínos se mostraban cómodos resguardando el resultado. Tocaba mover ficha desde el banquillo y así la primera decisión que se tomó cuando el choque se acercaba a la hora de juego fue la entrada de Juanpi en el lugar de Herrera.

Lejos de rondarse el primero de los azulgranas, lo que estuvo a punto de llegar fue el segundo de sus contrincantes. Williams afiló su colmillo, se relamió, pero no contó que bajo los palos estaba Santamaría, una vez más providencial para sus compañeros.

El Huesca no conseguía trenzar. En parte porque no estaba siendo su día y en parte porque el Athletic sabía cómo cortar las líneas locales. Bien colocado y haciendo faltas cuando así correspondía, impedía el avance de sus contrincantes.

La entrada de Juanpi había permitido algo más de conducción y con la intención de incidir en esa línea se realizaron los otros dos cambios. Primero Diéguez entregó el testigo a Ferreiro y después se quitó el chándal Cucho Hernández para ocupar el puesto de Chimy Ávila, que en esta ocasión no encontró recompensa a su incansable trabajo.

Ferreiro la recibió en el área, pero su cañonazo fue directo a Herrerín. Restaba un cuarto de hora y los titulares del campo despertaban. Moi Gómez lo puso y Enric Gallego no conectó con el balón por milímetros.

Ferreiro volvió a tener cerca el gol, también Rivera, que tras hacerse el hueco se quedó sin fuerza para disparar cuando el cronómetro agonizaba. No hubo tiempo para más. Toca rearmarse y preparar el siguiente compromiso, será muy pronto, el viernes, en casa del Espanyol.


Ficha del partido

SD Huesca: Santamaría, Miramón, Etxeita, Pulido, Diéguez (Ferreiro, 68), Galán, Moi Gómez, Herrera (Juanpi, 57), Rivera, Chimy Ávila (Cucho Hernández, 71) y Enric Gallego.

Athletic de Bilbao: Herrerín, Capa, Yeray, I. Martínez, Yuri, San José, Beñat, Susaeta (Ibai, 68), Raúl García (Kodro, 84), Muniain (Córdoba, 73), Williams.

Árbitro: Sánchez Martínez (Comité Murciano). Amonestó a los locales Yangel Herrera (37), Miramón (40), Gallego (42) , Rivera (67) y Moi Gómez (73) y al visitante Capa (31)

Goles: 0-1, min. 19: Raúl García.

Incidencias: encuentro de la 24ª jornada de la Primera División disputado en El Alcoraz ante 6.729 espectadores.

Etiquetas
Comentarios