Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

SD Huesca 2 - 1 Real Betis

El Huesca recibe su regalo de Reyes

La Sociedad Deportiva Huesca se había portado muy bien en sus últimos partidos, pero el regalo del triunfo se le había resistido. Hasta este sábado.

Emilio Ralla Actualizada 06/01/2019 a las 13:46
SD Huesca-Betis

Tenía que ser justo en la noche del Día de Reyes. La Sociedad Deportiva Huesca se había portado muy bien en sus últimos partidos, pero el regalo del triunfo se le había resistido. Papá Noel le había castigado cruelmente con carbón en el último partido del año en Mestalla con un gol del Valencia en el instante final que supuso la derrota, pero sus majestades de Oriente decidieron juzgarle de otra manera. Al fin, 17 jornadas después, los altoaragoneses volvieron a ganar en la que queda ya para los análes como la primera victoria en la élite vivida en El Alcoraz. También es el debut en este apartado para Francisco desde su llegada al banquillo altoaragonés. El 2-1 de este sábado ante el Betis deja atrás todo un rosario de infortunios, sufrimientos y desengaños, algunas veces merecidos, pero muchas otras no, y abre la ventana a un futuro más esperanzador. Al menos así lo vienen prometiendo técnico y jugadores: el primer marcador favorable será el primero de muchos.

Más allá de lo moral y lo histórico, frente a los andaluces los tres puntos se consideraban imprescindibles, más tras la victoria previa del Rayo sobre el Valladolid. Así, a la espera de lo que haga hoy el Villarreal y mañana el Athletic, la línea de la salvación se recorta a cinco puntos.

Como no podía ser de otro modo, el partido no fue precisamente plácido. Hubo que sufrir para sacarlo adelante. El Betis se adelantó de penalti, Ferreiro y Rivera remontaron, y. esta vez sí, se supo mantener el resultado en los instantes finales.

La intención inicial de Francisco era repetir el once que había dispuesto en Mestalla. Sin embargo, la baja de última hora de Musto, aquejado de un proceso febril, obligó al técnico a probar variantes nuevas. Respetando su habitual 4-1-4-1, volvió a confiar en Santamaría para la portería, colocó por la banda derecha a Miramón por delante de Akapo y en la banda izquierda quedó Pulido, en una posición que ya había desempeñado en sus últimas apariciones. Las piezas con las que contaba tampoco eran muy variadas. Junto al medio argentino, también eran baja Gürler y Aguilera, además del descartado Semedo, sobre el que se negocia con el Villarreal para dar por cerrada su cesión media temporada antes de lo previsto dentro de un mercado de invierno en el que están puestas muchas esperanzas a la hora de reforzar al equipo.

El encuentro comenzó con los dos conjuntos tanteándose, aunque sin generar ocasiones claras. Quique Setién, el entrenador de los béticos, había mostrado en la previa un gran respeto por su oponente y eso se dejaba ver en sus jugadores, que no se fiaban de estirarse más de la cuenta. Tampoco el Huesca encontraba la llave del área visitante. Miramón, en su papel más ofensivo, pudo haberse escapado solo por el centro en una contra clara, pero Feddal cortó el inicio de la galopada con una entrada que fue sancionada con tarjeta amarilla.

Por momentos parecía que los azulgrana se hacían con el dominio del balón, pero el poblado centro del campo andaluz lo recuperaba en cuanto tenía ocasión para amasarlo. De todas formas, era corriendo como los titulares del campo generaban más peligro. En una internada de Miramón por la derecha en la que combinó con Cucho, el zaragozano protagonizó el primer tiro a puerta. Corría el minuto 16.

El Betis buscaba crear desde atrás, el Huesca lo preveía y presionaba prácticamente desde la línea de fondo lanzándose sobre el balón como una fiera. De nuevo Miramón, sin duda el fichaje veraniego que más resultado ha dado y que ya ha rechazado una oferta de renovación, volvió a testar a Pau López cuando la media hora ya se había sobrepasado. El ayer extremo derecho, una demarcación que para nada le es desconocida a lo largo de su carrera, se atrevía a chutar. También lo hizo Ferreiro tras una acción de rasmia de Cucho Hernández en la que se soñó con el primer gol, pero en la que el gallego perdió fuerza en el golpeo al querer asegurar la puntería. Por su parte, los de verde incidían por la izquierda con Tello con el fin de aprovechar que Pulido tendía a irse hacia al centro, aunque sin inquietar a un seguro Santamaría.

El partido llegó al descanso con las tablas iniciales en el marcador y con los locales cuajando de nuevo una buena actuación. Firmes atrás y con las ideas claras acerca de qué hacer delante y cómo anular al Betis, que con el paso de los minutos se fue arrinconando.

El segundo acto comenzó moviéndose dentro de los mismos parámetros. Los locales atosigaban desde muy arriba y los andaluces se empeñaban en sacar la pelota mediante pases. En una de esas, con el Huesca dando muestras de desgaste físico, Etxeita derribó a Tello en el área, fue penalti y Sanabria no lo desaprovechó. Restaba media hora y tocaba remar a contracorriente con la certeza de que por 18ª ocasión consecutiva, es decir, tantas como jornadas se llevan disputadas en la Liga, la portería azulgrana no se iba a quedar sin recibir al menos un gol. Dejar la meta a cero queda como otro de los hitos a superar.

Tras el golpe, los oscenses tuvieron un primer ramalazo de animal herido. Miramón respondió disparando a bocajarro, pero el tiro no quiso entrar, el rechace fue para Cucho, que lanzó alto.

La remontada

Tocaba mover el banquillo. Francisco dio entrada a Chimy Ávila y retiró a Etxeita. El cambio implicó que Miramón retrasase su posición, Akapo se desplazase a la izquierda y Pulido pasase al centro de la zaga; todo un 3x1 en la defensa. Poco después fue Melero el que dejó su sitio a Gallar. Se trataba de insuflar oxígeno a un equipo que si algo sabe hacer es no rendirse.

En dos ocasiones, el 2-0 rondó la portería local, pero fue Ferreiro el que marcó. Gallar se la puso por la izquierda y desde la derecha apareció con su cabeza para meter el balón en la red. El «¡Sí se puede!» volvió a retumbar con insistencia en El Alcoraz.

Había fe, mucha fe, en la grada y sobre el césped con un ambiente cada vez más caldeado. Gallar lanzó una falta, el rechace le cayó a Rivera que fusiló la portería bética. Por supuesto que se podía.

Los de Setién se fueron hacia arriba. Siendo sinceros, con un resultado negativo en El Alcoraz pocos equipos cuentan y regresar a Sevilla con una derrota resultaba muy doloroso para los verdiblancos. Sin embargo, los locales dieron muestras de madurez, no se pusieron nerviosos y lograron que el marcador no se moviese desatando la alegría entre la sufrida afición.

SD Huesca: Santamaría; Miramón, Etxeita (Chimy Ávila, 57’), Pulido, Insua, Akapo; Moi Gómez, Rivera, Melero (Gallar, 65’), Ferreiro; y Cucho Hernández (Sastre, 84).

Real Betis: Pau López; Mandi, Bartra, Feddal (Guardado, 57’); Francis (Joaquín, 80), Javi García, Carvalho, Canales, Tello Herrera, Sanabria y Loren (Lo Celso, 57’).

Goles: 0-1, min. 55: Sanabria. 1-1, min. 72: Ferreiro. 2-1, min. 78: Rivera.

Árbitro: De Burgos Bengoetxea (Comité vasco). Mostró amarilla a los locales Etxeita, Moi Gómez y Cucho Hernández; y a los visitantes Feddal y Francis,

Incidencias: Partido de la 18ª jornada de liga de Primera División disputado en El Alcoraz en una fría noche. Se guardó un minuto de silencio en recuerdo de doña Luisa Laliena, madre del presidente de la SD Huesca Agustín Lasaosa y del delegado Luis Miguel Lasaosa.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo