Despliega el menú
SD Huesca
Suscríbete

"Unidos, la SD Huesca sacaremos esto adelante"

Miramón destaca "las ganas de competir" del equipo azulgrana y se aferra a mejoría en El Alcoraz para creer en la victoria ante el Betis

Miramón, de espaldas, se abraza con Cucho y Chimy durante el Huesca-Villarreal.
Miramón, de espaldas, se abraza con Cucho y Chimy durante el Huesca-Villarreal.
Pablo Segura

Ni la densa niebla de estos días ha desenfocado el objetivo de la Sociedad Deportiva Huesca ni la plantilla azulgrana se deja vencer por la melancolía. El equipo oscense ha retomado el trabajo después del breve parón navideño con fuerzas redobladas y el ánimo intacto, una actitud encomiable a la vista de la agónica situación deportiva. Con la ilusión de revertirla se presenta el encuentro de este sábado ante el Real Betis en El Alcoraz (20.45), y el lateral zaragozano Jorge Miramón enarbola la bandera de la esperanza con la autoridad que le da ser el futbolista con más minutos del equipo de Francisco Rodríguez.

El defensa se ha mostrado tras el entrenamiento de este jueves "con ganas de que llegue el partido. Después de una semana de parón vuelves con muchas ganas de competir y de vencer, en casa lo estamos haciendo bien y sabemos que lo podemos conseguir". Los azulgranas se aferran a la buena línea de El Alcoraz, donde se han atisbado sin llegar a agarrarse las victorias ante Getafe, Levante o Villarreal. Y prefieren olvidarse del cierre de 2018 en Mestalla y su doloroso final; la semana de descanso les ha servido para "pensar todo y valorar lo que hacemos. Tenemos que seguir creyendo, todos juntos lo vamos a sacar adelante. Estoy seguro al 100%".

Miramón no alude a lo intangible, sino que durante esta semana han estudiado a los verdiblancos de la mano de Francisco y saca conclusiones esperanzadoras: "Les gusta tener la posesión y también les podemos hacer daño con los espacios que dejen libres cuando nosotros tengamos la pelota". Algunos jugadores béticos "se van al ataque y sufren bastante a la contra. Ante Espanyol y Eibar lo hicieron, se desorganizan por momentos y eso se puede aprovechar".

Se trata, en suma, de comenzar 2019 con un triunfo y de que se empiecen a despejar las tinieblas. "Todos nos lo merecemos. También el club y la afición. Se hace duro porque estas todas las semanas trabajando, vas recobrando la ilusión y ves que no consigues más. La afición nos está ayudando mucho y el triunfo tiene que llegar también por ellos", espera el aragonés, de 29 años.

Para ello, la clave puede residir en "tener más acierto. Hay fases de partido en que tenemos el balón y llegamos. Igual hay que llegar cinco veces y meter uno. Sabemos que atacamos mucho e igual no hay que llegar por llegar, sino tener el objetivo claro". No ha valorado el lateral diestro los sucesivos cambios en la portería hasta desembocar en la titularidad de Roberto Santamaría, sino que antepone el bien colectivo: "El míster puede cambiar jugadores en todas las posiciones, no me paro a pensar si pone a un portero por un motivo u otro. Me tengo que limitar a defender y a que haya los menos tiros posibles a puerta del rival".

Francisco sigue transmitiendo "fuerza, confianza e ilusión" al vestuario de la Sociedad Deportiva Huesca en unos momentos tan complicados, lo que "se agradece cuando el equipo está un poco flojo. Nos intenta siempre levantar el ánimo y todos estamos muy bien con él". Miramón no puede pedirle a 2019 mejorar en lo individual porque es una pieza insustituible para el preparador almeriense y ha jugado todos los minutos salvo el último tramo contra el Girona, así que se refiere al bien común: "Al 2019 le pido empezar ganando y que la dinámica sea la contraria".

El zaragozano no se olvida de sus excompañeros en el Reus y califica la situación del club al que perteneció durante dos cursos de "dura". "Desde el principio de la temporada se vio que era algo extraño. Lo están pasando mal. Tienen todo mi apoyo y espero que los que se hayan quedado libres consigan algo mejor y que los que sigan luchen y la situación se revierta", ha deseado.

La renovación, "parada"

Jorge Miramón se centra en el presente y, con cinco meses y medio por delante para obrar la permanencia, no quiere mirar mucho más allá. El defensa ha revelado que la Sociedad Deportiva Huesca le había realizado una primera oferta de renovación puesto que su contrato expira el próximo 30 de junio y este la había rechazado. A falta de lo que depare el futuro, en todos los sentidos, el futbolista valorará argumentos a favor y en contra de su continuidad en el proyecto mientras ya asoman algunos clubes de Primera interesados en hacerse con sus servicios el curso que viene.

La situación se encuentra en este momento "parada", según ha explicado el jugador. "Hubo por parte del club un intento de renovación pero vamos a tardar en hablar. Habría que valorar pros y contras. Puedo tener mi idea pero lo valoro todo con mi representante, que sabe cómo está el club y qué se espera el año próximo. No he hablado con él y cuando toque se hablará. No quiero pensar en estas cosas, quiero estar centrado en ayudar al equipo a cambiar la situación y ser mejor cada día", ha añadido Miramón.

Miramón se ha mostrado asimismo abierto a la posibilidad real de que la plantilla se remodele en profundidad durante las próximas semanas, pero avisó de que serán los ‘veteranos’ quienes sigan tirando del carro hacia la permanencia: "El mercado no molesta. Esto es el fútbol y todos los años pasa igual. Siempre hay movimiento y hemos de tener claro que somos los que estamos aquí quienes sacaremos la situación adelante. Los que lleguen no creo que sean tan determinantes. Hemos de estar juntos o irá mal".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión