Despliega el menú
SD Huesca
Suscríbete

Miramón y Akapo, dos ejemplos de superación

Los dos jugadores de la SD Huesca compartieron sus experiencias con un centenar de niños de la organización YMCA.

Miramón y Akapo, con los participantes en su coloquio en YMCA.
Miramón y Akapo, dos ejemplos de superación
Pablo Segura

"Lo más importante es que en la vida hagáis lo que os gusta y que lo hagáis esforzándoos al máximo". "Para ser futbolista, hay que empezar, siendo pequeño, pensando únicamente en divertirse, después poco a poco, conforme vas creciendo, te tienes que implicar y esforzar cada vez un poco más". La primera frase es de Jorge Miramón y la segunda, de Carlos Akapo. Los dos jugadores de la Sociedad Deportiva Huesca participaron ayer en un coloquio junto a un centenar de niños y jóvenes de entre 6 y 19 años en la sede oscense de YMCA, organización entre cuyos objetivos se fija la asistencia a los pequeños y no tan pequeños pertenecientes a familias en riesgo de exclusión social.

Desde antes de su llegada el revuelo era importante y durante la charla los alumnos escucharon con atención, especialmente los de menor edad, sorprendidos de que para Miramón el mejor jugador sea Messi o de que uno de las aficiones de Akapo sean los videojuegos. "¡Como yo!", exclamaron sorprendidos al comprobar que en aspectos como esos opinaban igual que los dos laterales a los que ven cada domingo en El Alcoraz o por la televisión.

Uno de los objetivos de la actividad era ese. Acercar a los chavales personas que pueden ver lejanas para que les sirvan de ejemplo de superación. "Queríamos hacer ver a nuestros chicos que detrás del éxito hay historias de esfuerzo y lucha", resumió Erika Cabrero, responsable del centro.

Uno de los momentos que suscitó mayor atención fue cuando Jorge Miramón contó cómo con 12 años tuvo que dejar un tiempo de practicar deporte después de que en el cañón de Añisclo sufriese una caída con su bicicleta que le fracturó el cráneo. "Los médicos temieron que me quedase sin poder hablar o sin poder andar, y a mí me daba miedo cómo me tratarían los compañeros en el instituto porque me quitaron un trozo de hueso de la frente. Por fortuna todo fue bien, al año me pusieron una placa volví a jugar y me acabaron convocando para las categorías inferiores de la selección española", relató.

Akapo confesó que su peor lesión fue la temporada pasada cuando se rompió el menisco externo de su rodilla derecha. "Fueron momentos muy duros, porque estás tú sólo mucho tiempo en casa pensando, pero por mal que estés hay que esforzarse y seguir hacia delante", confesó el internacional por Guinea Ecuatorial.

Ya se sabe que los niños son curiosos y preguntan. Por ello, algunas de las cuestiones fueron algo peliagudas. Siendo que los dos son laterales derechos, aunque Akapo se haya tenido que reconvertir a izquierdo por las circunstancias de la temporada actual, se les inquirió acerca de cuál de los dos era el mejor. Miramón contestó rápidamente que su compañero, mientras que éste negaba sin pronunciar palabra.

También se interrogó acerca de cómo había sentado en el vestuario la marcha del entrenador Rubi tras conseguir el ascenso. A este respecto Akapo reconoció que "nos hubiese gustado que siguiese, pero todos entendimos que era una buena oportunidad para él irse al Espanyol y que volvía a estar con su familia en Barcelona".

El alicantino también expuso que una de las cosas que le gustan del Huesca "es que somos una familia de gente cercana que suma y que se ayuda". "El día que fiché por el Huesca fue uno de los mejores de mi carrera porque se cumplía mi sueño de jugar en Primera División", reconoció Jorge Miramón.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión